PROYECTOS ATLAS Y PROMETEO

Goldman, Pimco y Elliott preparan ofertas por las hipotecas tóxicas de Santander

Estos tres inversores norteamericanos figuran entre los interesados que pondrán ofertas la próxima semana por 5.700 millones en hipotecas problemáticas del Santander

Foto: Ana Patricia Botín.
Ana Patricia Botín.
Adelantado en

Gigantes de la inversión como Goldman Sachs, Pimco y Elliott tienen a España en su diana. Estos tres grupos financieros presentarán ofertas la próxima semana por la mayor venta de hipotecas problemáticas que hay en España desde el rescate de Catalunya Banc, hace cinco años. Se trata de dos carteras de Banco Santander valoradas en 5.700 millones de euros, el Proyecto Atlas y el Proyecto Prometeo.

El banco presidido por Ana Botín lanzó estas operaciones hace algunas semanas de la mano de Alantra, como adelantó este medio. Y puso como primera fecha de corte finales de noviembre, cuando los interesados tienen que poner sobre la mesa sus primeras ofertas.

Hay al menos nueve fondos, bancos y aseguradoras estudiando la operación, según fuentes financieras consultadas por El Confidencial. Desde Santander, no hicieron comentarios.

Los interesados se dividen en función de carteras. La de mayor envergadura, Prometeo, agrupa 3.000 millones en hipotecas al corriente de pago pero con debilidades —'subperforming', según la tipología del BCE— y parte de suelos. Esta operación tiene en liza a Goldman Sachs, Pimco —el fondo que pleitea contra Santander por Popular—, Carval y Elliott. Este último inversor, conocido a nivel internacional por la batalla judicial que libró frente a Argentina, puja a través de la aseguradora que compró a Sabadell, Mediterráneo Vida, que era de CAM.

Sospechosos habituales

La segunda cartera, Atlas, abarca 2.700 millones en hipotecas impagadas —en la categoría de dudosas— que están siendo analizadas por Blackstone, Cerberus, Bain Capital, Lone Star y CPPIB (el mayor fondo de pensiones canadienses).

Una vez reciban las ofertas la próxima semana, la hoja de ruta es analizarlas junto a su asesor durante unos días y seleccionar a unos finalistas. Estos tendrán hasta comienzos de enero para presentar propuestas vinculantes, con el objetivo de que esté cerrado a finales de enero.

Esta operación es clave para Santander para rebajar su morosidad en España, de las más altas entre entidades locales, actualmente en el 7,23%. A eso se suma que hay mucha presión normativa —IFRS 9— y regulatoria para que las entidades se quiten de encima créditos problemáticos.

Santander tiene el reto de superar el bache actual del mercado, ante la incertidumbre política, que ya ha hecho que BBVA paralice una cartera de 1.300 millones, como publicó ayer este medio. La diferencia entre las dos ventas es que los fondos prefieren ahora comprar créditos, ya que ven más difícil dar salida a viviendas en propiedad.

Esta operación es la segunda mayor de hipotecas minoristas que se lanza en España, tras los 6.400 millones de Catalunya Banc que traspasó el FROB antes de la venta a BBVA. Hasta ahora, las siguientes eran los 3.000 millones de Bankia que compró Lone Star a finales del año pasado y los 2.500 millones que intentó BBVA también en 2018, aunque finalmente redujo el perímetro hasta 1.500 millones, para su venta a CPPIB.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios