PROYECTO GODIA, DE 130 MILLONES DE EUROS

Santander pone a la venta 35.000 créditos fallidos de compras de coches y consumo

El banco coloca una cartera de 130 millones de préstamos sin garantía con el asesoramiento de Deloitte. La entidad da pasos para aliviar su mora, superior a sus pares

Foto: Imagen de una sucursal de Banco Santander. (EFE)
Imagen de una sucursal de Banco Santander. (EFE)

Banco Santander sigue deshaciéndose de carteras de créditos fallidos para tratar de mantener a raya su morosidad, que duplica en España la de sus competidores. Mientras hace cuentas y sondea en el mercado la posibilidad de una macrooperación, sigue vendiendo pequeñas carteras. La última a la venta consta de 35.000 contratos de crédito al consumo.

En concreto, la entidad que preside Ana Botín ha colocado en el mercado una cartera de 130 millones de euros con la ayuda de Deloitte como asesor, que no suele ser tan habitual en este tipo de préstamos a la venta como Alantra o KPMG. La cartera ha sido bautizada como Godia, según fuentes financieras. Desde Santander y desde Deloitte, no hay comentarios.

La cartera está dividida prácticamente al 50% entre préstamos para la compra de vehículos y crédito al consumo concedido desde la financiera del banco, Santander Consumer Finance. En ambos casos se trata de fallidos, aunque en el primer caso están los coches como colateral. Es decir, si se resuelve el contrato por impago, el fondo comprador se quedaría el coche.

La antigüedad media de los créditos es de cinco años, con lo que hay vehículos que alcanzan la década. En 2014, por ejemplo, el coche más vendido en España fue el Renault Mégane. Para los fondos que son potencialmente compradores, según fuentes de este mercado, lejos de ser un atractivo puede llevar a convertirse en un quebradero de cabeza por los gastos de gestión de estos vehículos, a los que apenas pueden sacar ya valor.

No es la primera cartera de este tipo, ya que en el segundo trimestre la financiera de PSA y del propio Banco Santander puso a la venta el proyecto Loeb, con 19.000 créditos de un valor aproximado de 100 millones de euros. Entre ellos, había préstamos garantizados por 13.000 coches que seguían en manos de los morosos, pero con una vida media aún mayor, ya que muchos de ellos tenían más de 15 años.

Ventas masivas

Las financieras, tanto de bancos como de automovilísticas y empresas de distribución, han puesto en marcha en los últimos años continuas ventas de carteras para librarse de la morosidad. Este tipo de préstamos lleva aparejados importantes descuentos, que oscilan entre el 75% y el 95% del valor bruto de la cartera. Aun así, estas operaciones se realizan porque las financieras no tienen la capacidad de recuperar recobros, como sí los fondos oportunistas.

En el caso del Santander, el banco se ha encontrado tras cambios en el perímetro —incorporó el inmobiliario y, antes, al Popular— con una tasa de morosidad que se ha ido al 7,02% en España, según los resultados que publicó el grupo cántabro en el segundo trimestre. Son 83 puntos básicos más que en marzo por el cambio contable, y muy por encima del 5,6% que promedia todo el sector o del 4,5% de media entre el resto de bancos significativos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios