Controla el Grupo DIA

La UDEF desmonta la coartada de Fridman para lavarse las manos de la quiebra de ZED

La Policía Nacional sostiene que los argumentos del magnate ruso son "rotundamente falsos" y lo identifica como cabecilla de la trama que provocó la asfixia premeditada de la compañía

Foto: El magnate ruso Mikhail Fridman, en un acto. (Reuters)
El magnate ruso Mikhail Fridman, en un acto. (Reuters)

Mikhail Fridman presentó el pasado miércoles un recurso contra su imputación por la quiebra de ZED al considerar que no tenía ningún poder de decisión en las empresas pese a ser el máximo accionista. Sin embargo, la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Polícia Nacional sostienen que su argumento es "rotundamente falso" y lo identifican como el cabecilla de la trama que provocó la asfixia premeditada de la empresa española.

Según el informe remitido el 18 de julio por la UDEF a la Fiscalía Anticorrupción y que derivó en la imputación del magnate ruso el 5 de agosto, "existen elementos suficientes para aseverar que Mikhail Fridman ostenta, en el marco del periodo investigado, el poder fáctico y directo sobre la mercantil Vimpelcom (ahora conocida como VEON) y las decisiones que sus directivos llevan a término".

El millonario de origen ucraniano, conocido en España por haber tomado el control de DIA a través de LetterOne, ya envío en noviembre de 2017 un escrito a la Fiscalía Especial Contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada en el que aseguraba no tener poder de decisión en Vimpelcom, de la que controla el 49% del capital, al no participar en la gestión ni en las operaciones diarias.

"El señor Fridman ni tiene ni ha tenido durante el periodo de tiempo relevante para la investigación el poder o la autoridad para dirigir personalmente la actuación de los ejecutivos o empleados de las compañías mencionadas", sostenía hace dos años, como ahora en su recurso, para quitarse cualquier responsabilidad en lo sucedido con ZED.

Pero para esta unidad de la Policía Nacional que investiga esta presunta estafa "la anterior aseveración parece, a la luz de todo lo hallado, rotundamente falsa, vislumbrándose un fútil esfuerzo de Mikhail Fridman por permanecer al margen de un conflicto y ataque" que acabó con la quiebra de la empresa gestionada en asociación con Javier Pérez Dolset.

Fridman, en la bolsa de Moscú. (Reuters)
Fridman, en la bolsa de Moscú. (Reuters)

Para la UDEF, existen una serie de eventos para asegurar que la teoría del magnate nacionalizado también israelí "es solo un velo que trata de desvirtuar la realidad que posiciona a Fridman en la cúspide de la que emanan muchas de las principales instrucciones y órdenes" que provocaron el ahogamiento financiero de la compañía tecnológica de contenidos para móviles.

La UDEF basa su conclusión en los correos electrónicos investigados en los que a Fridman se le califica como 'the big boss' (el gran jefe) y en el informe llevado a cabo por PWC para investigar el desvío de 30 millones al hijo del ministro del Interior de Rusia. Y también en la declaración libre y voluntaria de Anton Kudryashov, consejero delegado de Vimpelcom Rusia, ante el Departamento de Seguridad e Interior y el del Tesoro de Estados Unidos, que ya sancionó a la empresa del magnate ruso con una multa de 800 millones de dólares por el pago de sobornos. Por lo tanto, ha habido una colaboración entre las autoridades españolas y estadounidenses en el caso.

Si bien Fridman sostiene en su recurso que el trabajo policial contiene afirmaciones "carentes de verosimilitud", la UDEF reitera que no hay lugar a dudas sobre el poder que tenía el millonario residente en Londres que intentó comprar ZED por apenas 29 millones una vez estaba ahogada desde el punto de vista financiero.

La Policía define su actuación como criminal y basada en "un ataque organizado contra una empresa con el fin de su incautación interrumpiendo su curso ordinario de los negocios". La Policía reconoce la dificultad de las investigaciones al parecer actuaciones desconectadas, pero que solo han podido tener lugar "con la venia y beneplácito de quienes ostentan poderes suficientes".

Fridman ha sido llamado a declarar el próximo 12 de septiembre -seguramente se retrasará- por delitos de insolvencia punible, corrupción privada entre personas jurídicas, maquinación para alterar el precio de las cosas y administración desleal.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios