pedirán además una compensación de 500 m

ING pagará hasta 175 millones a los Dolset por forzar la quiebra rusa de Zed+

La familia fundadora de la empresa tecnológica española negocia con el fiscal holandés una indemnización después de que el banco se declarase culpable de blanqueo de capitales

Foto: El logo de ING en Bruselas. (Reuters)
El logo de ING en Bruselas. (Reuters)

Cuatro años más tarde de que ING decidiera cortar la financiación a Zed+ —la compañía tecnológica española con sede en Ámsterdam—, la familia Dolset, el mayor accionista de este grupo proveedor de contenidos para móviles, va a recibir una compensación millonaria después de que el banco holandés se declarase culpable la semana pasada por haber facilitado el blanqueo de capitales de grandes fortunas rusas a través de su red.

ING aceptó la semana pasada pagar una multa de 775 millones de euros por fallos en la prevención del dinero negro procedentes de inversores de Europa del Este. Una sanción histórica explicada por la “gravedad, alcance y duración de las deficiencias detectadas” y provocada por la investigación abierta por las autoridades de Holanda y de Estados Unidos al tener indicios de la colaboración del banco con el pago de sobornos a Gulnara Karimova, la hija del primer ministro de Uzbekistán, desde sociedades vinculadas a la operadora rusa VimpelCom.

A esta denuncia de la fiscalía holandesa se sumó la familia Dolset, ya que el principal accionista de VimpelCom era a su vez socio de Zed+. Los empresarios españoles habían informado a ING en hasta nueve ocasiones de las presuntas irregularidades cometidas por VimpelCom, participada mayoritariamente por Mikhail Fridman, y que en febrero de 2016 ya fue condenada por Estados Unidos y Holanda con una multa de 800 millones de dólares por pagar comisiones millonarias a Karimova, exembajadora de Uzbekistán en España.

Lejos de atender los avisos de los Dolset, ING, primer acreedor de Zed+, rescindió la financiación, lo que llevó a la empresa española al concurso de acreedores y a la posterior liquidación entre acusaciones con sus socios de Europa del Este por presunto desvío de dinero a familiares de ministros de Vladimir Putin. El fiscal anticorrupción José Grinda, que también investigó el caso, acabó, por el contrario, acusando a Javier Pérez Dolset de haber aparcado 100 millones de dólares en Panamá, lo que lo llevó a la cárcel durante tres semanas en julio de 2017. Una acusación que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón no pudo corroborar —al año se ha demostrado ser falsa, según una comisión rogatoria—, lo que permitió la liberación del primer ejecutivo de Zed+.

Una vez en la calle, los Dolset se personaron en la causa contra ING y ahora, una vez admitida su culpabilidad en el caso de blanqueo de capitales, están negociando una indemnización de entre 125 y 175 millones con el fiscal holandés. Además, la familia, como accionista principal de Zed+, ha emprendido medidas legales contra el banco europeo para reclamar daño por más de 500 millones de euros.

En el accioniariado de Zed+ también estaban Torreal, el brazo financiero de Juan Abelló, Banco Santander, Grupo Planeta (solo en la filial española) y Fridman, el primer accionista de la cadena de supermercados DIA y hombre puesto en la lista negra de Estados Unidos.

Por encima del reclamo económico, los Dolset estudian acciones criminales contra la alta dirección de ING en España, los Países Bajos y los banqueros que representan a ING en el caso Zed. Estas acciones incluyen los siguientes crímenes posibles que emanan de aquellos ya reconocidos por ING: insolvencia punible, falso testimonio, fraude, fraude procesal, intimidación, hostigamiento de testigos, extorsión, ocultamiento de pruebas, obstrucción de la justicia y organización criminal internacional; siendo las jurisdicciones España, los Países Bajos y los Estados Unidos.

ING, que había pedido el concurso culpable de Zed para embargar a los Dolset, ha indicado que "el acuerdo anunciado la semana pasada se refiere a problemas en Holanda, por lo que no tiene nada que ver con las operaciones bancarias del banco en España". Pero hasta que la relación financiera se enturbió, el préstamo de ING a Zed siempre se negoció en Madrid.

Dimite el director financiero de ING

Por otro lado, ING anunció el martes la dimisión del director financiero de ING, Koos Timmermans, tras la multa de la semana pasada por blanqueo de dinero. El grupo señaló además que durante el periodo investigado por las autoridades holandesas (entre 2010 y 2016) Timmermans había sido miembro de la junta gestora del banco y durante años responsable último de ING en Holanda.

La dimisión se produce "a luz de estas circunstancias" y tras consultarlo con la junta supervisora de la entidad, indicó la empresa. "Dada la seriedad del asunto, las muchas reacciones entre nuestros accionistas desde el anuncio y en el interés del banco, llegamos a la conclusión de que es apropiado que se asuman responsabilidades al nivel de la junta directiva", dijo el jefe de la junta supervisora de ING, Hans Wijers.

La dimisión de Timmermans se hará efectiva una vez que ING Holanda encuentre un sustituto y este reciba la aprobación de accionistas y reguladores. Hasta entonces permanecerá en el cargo, al que accedió en 2017, para "facilitar una transición ordenada".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios