CIERRA UN CICLO HISTÓRICO EN REPSOL

CaixaBank apela al pacto de Gobierno en septiembre para evitar nuevas elecciones

Gortázar pide a los grupos políticos que alcancen un pacto para poder conformar un Ejecutivo. La entidad hace balance financiero positivo en Repsol pese a las minusvalías millonarias

Foto: Gonzalo Gortázar en la presentación de resultados del primer semestre de CaixaBank en Valencia. (EFE)
Gonzalo Gortázar en la presentación de resultados del primer semestre de CaixaBank en Valencia. (EFE)

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, apeló este viernes al "deber" de los grupos parlamentarios del Congreso de buscar acuerdo para tratar de conformar un Gobierno tras la primera investidura fallida de Pedro Sánchez y el fracaso de la negociación con Unidas Podemos. A preguntas de los periodistas en el transurso de la rueda de prensa de presentación de resultados del primer semestre, el directivo del banco evitó pronunciarse en contra de la convocatoria de unas nuevas elecciones pero instó a los partidos políticos a trabajar "en las próximas semanas para poner remedio a esta situación". El banquero no se refirió a ningún grupo en concreto, lo que se interpretó como que su mensaje iba dirigido tanto a PSOE y Unidas Podemos, como a posibles alternativas, algo que solamente sería posible con una abstención del Partido Popular o Ciudadanos.

"Para un país es mejor tener un gobierno que no tenerlo. Cómo y qué gobierno no nos corresponde a nosotros decirlo", señaló Gortazar tras destacar que había habido una "primera oportunidad" fallida y apelar a una nueva negociación antes de concurrir otra vez a las urnas. "La falta de Gobierno no es una buena noticia y en ese aspecto confiamos en que los representantes que han sido elegidos trabajen en las próximas semanas para poner remedio a esa situación. Entre tanto nosotros vamos a seguir haciendo nuestro trabajo, y a ponernos a disposición para poder colaborar con el Gobierno en funciones en lo que corresponde a nuestra a actividad", insistió.

"Para un país es mejor tener un gobierno que no tenerlo", dice el consejero delegado Gonzalo Gortázar

El CEO del banco catalán con sede social en Valencia afrontó la comparecencia estival con la presentación un balance semestral marcado por el impacto en los resultados del acuerdo laboral para cerrar el Expediente de Regulación de Empleo. CaixaBank ha decidio imputar al período todo el coste del pacto, lo que ha significado un descenso de sus resultados del 52% con respecto al mismo semestre del año anterior. El beneficio atribuido se redujo a 622 millones de euros tras aplicar el gasto extraordinario de 978 millones de euros. Sin ese impacto, el resultado habría sido de 1.307 millones (+0,7%) y el rendimiento sobre el capital tangible (ROTE) del 9,4%.

Con el acuerdo del ERE, CaixaBank pasa a tener una plantilla de unos 35.000 empleados, 2.000 nóminas menos con la salidas pactadas y las prejubilaciones. Gortázar aseguró que no hay planes de más ajustes en los próximos tres años, tal como marca el plan estratégico 2019-2021. "Debemos seguir buscando ahorros y nuevas fuentes de ingresos. No preveemos en los próximos tres años y espero que después tampoco", dijo sobre la posibilidad de nuevas reestructuraciones de la plantilla .

Gortazar destacó el avance de la entidad en el negocio comercial con un volumen de negocio acumulado de 611.731 millones (+4,9%), tanto en recursos gestionados como en cartera de créditos. "Es uno de los mejores semestres que hemos tenido", señaló. No obstante, admitió que el entorno de bajos tipos de interés hace que incremento de recursos tenga, en realidad, un efecto negativo en el balance que se compensa positivamente con los productos que CaixaBank comercializa con los nuevos clientes, desde pólizas de seguros a gestión patrimonial. VidaCaixa, por ejemplo, ocupa ya una cuota de mercado en su segmento del 12%, que se eleva al 17% si se añade el negocio de SegurCaixa Adeslas, compartido con Mutua Madrileña. El crédito a empresas también creció un 24%, en 22.356 millones.

El banco comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que se ha desprendido del 1% que todavía conservaba de Repsol. CaixaBank cierra así una participación histórica en la petrolera, donde llegó a ser propietaria de más del 15% del capital desde 1996. La entidad ajustó el proceso de venta en septiembre del año pasado, cuando se desprendió de algo más de un 9%, apuntándose una minusvalía de más de 450 millones. Pese a ello, Gortázar aseguró que balance financiero histórico de la inversión es positivo si se tienen en cuenta los ingresos por dividendos y la aportación al resultado consolidado con la puesta en equivalencia de la participación en varios ejercicios. "Cerramos un capítulo natural", dijo el CEO.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios