gracias a la subida del precio del crudo

Repsol premia a sus accionistas con 1.000M: reducirá un 5% su capital

Este plan de recompra de acciones sigue la estela de otros competidores de la española que ya han hecho lo propio como es el caso de Royal Dutch Shell

Foto: Gran premio de Cataluña (Reuters)
Gran premio de Cataluña (Reuters)

Los accionistas de Repsol se han llevado una agradable sorpresa en el desayuno. Antes de conocer sus cuentas correspondientes al primer semestre del año se han encontrado con el anuncio de que el consejo de administración ha decidido 'premiarles' con más de 1.000 millones de euros. Según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), someterán a la aprobación de la próxima junta general de accionistas una propuesta de reducción de un 5 % del capital social mediante la amortización de acciones propias, con lo que se elevará la rentabilidad para los titulares de acciones de la compañía.

[Siga la cotización del valor]

Una decisión tomada ayer y que responde a la fuerte capacidad de generación de caja que está mostrando la compañía. De esta manera, la compañía compensa el recorte de su dividendo en 2016 cuando toda la industria respondió al desplome de los precios del petróleo con ambiciosas políticas de recorte de costes. De hecho, este plan de recompra de acciones sigue la estela de otros competidores de la española que ya han hecho lo propio como es el caso de Royal Dutch Shell, que puso en marcha un programa de recompra por un total de 25.000 millones de dólares el año pasado.

La medida, a falta de ser aprobada por la junta, ha sido muy bien recibida por el mercado. Tanto es así que las acciones de la petrolera lideran la subidas del Ibex 35 este jueves con un avance que superaba el 4% a medio día, por encima de los 14,02 euros.

Esta amortización se añadirá a las que ya está realizando Repsol para reducir el efecto dilutivo que tiene su dividendo flexible, que permite al accionista elegir si cobra la retribución en efectivo o en títulos de la compañía, lo que obliga a ampliar el capital. La amortización de ese 5 % del capital social supone algo más de 1.000 millones de euros, a tenor del precio a que cerraron ayer las acciones de Repsol en bolsa.

Según ha comunicado Repsol a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la reducción de capital se hará por un importe equivalente al 5% del capital social de la compañía a fecha 31 de diciembre de 2018 y para ello Repsol podrá hacer uso de acciones propias que provengan de autocartera, que pueda adquirir por la liquidación de derivados sobre acciones propias y acciones que pueda comprar mediante un programa de recompra.

Repsol ya contemplaba en la actualización de su plan estratégico para el periodo 2018-2020 la posibilidad de destinar parte de los excedentes de generación de caja que se produjeran a la recompra y amortización de acciones.

En concreto, el plan señalaba que en un escenario más favorable al contemplado en el mismo, que fijaba el precio del barril de petróleo en 50 dólares, parte de la generación de caja se podría destinar a recompras adicionales de acciones a las que se hacen por el dividendo flexible y a la aceleración de proyectos.

Uno de esos proyectos que se ha acelerado es Bucksin, en el Golfo de México estadounidense, que se ha puesto en producción antes de lo previsto.

La reducción de capital se suma a la mejora del dividendo de Repsol, que, con un incremento anual del 8% respecto a 2017, está previsto que alcance el euro por acción en 2020.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios