INCORPORA A CARLES SOLÉ

Santander ficha al jefe de ciberseguridad de CaixaBank para reforzar su defensa

La entidad presidida por Ana Botín ha contratado a Carles Solé como responsable de riesgos digitales para el banco en España tras cerca de 15 años en la entidad catalana

Foto: Carles Solé. (YouTube)
Carles Solé. (YouTube)

La ciberseguridad se ha convertido en una preocupación fundamental en las compañías cotizadas, en especial las que tienen miles de clientes albergados en sus servidores, como la banca. Por ello, las entidades empiezan a ‘robarse’ ejecutivos especializados en esta función, que se define como vital en sus departamentos de riesgos. Banco Santander acaba de fichar a Carles Solé, procedente de CaixaBank, como 'chief information security officer' (CISO por las siglas en inglés) del banco en España.

Solé ha sido 'global' CISO en CaixaBank, donde ha desarrollado gran parte de su carrera profesional, según su perfil de LinkedIn. El experto en ciberseguridad dependía en el banco catalán de Marisa Retamosa, directora responsable de auditoría interna de la institución presidida por Jordi Gual. Licenciado en Ingeniería Informática, con posgrado especializado en banca, en data y un MBA por la Universidad de Navarra, Solé empezó su carrera profesional en General Electric para incorporarse en 2003 al sector financiero.

Ahora, en Banco Santander España se ha convertido en el responsable de un equipo de expertos responsables en ciberseguridad, riesgo tecnológico y riesgo operacional. Un reto calificado de prioritario en la entidad presidida por Ana Botín y donde dependerá directamente de Daniel Barriuso, que se incorporó al grupo hace ahora dos años tras haber sido el máximo jefe de seguridad y riesgos en British Petroleum, Credit Suisse y ABN Amro.

Barriuso ha puesto en marcha una nueva política de ciberseguridad, dado que se trata de una cuestión “vital en la era digital”. Según la memoria del banco, “los ciberataques y el fraude plantean riesgos sistémicos para los servicios financieros. Los clientes esperan que sus datos se custodien con seguridad y se traten de forma ética. Para atender esta demanda, en 2018 hemos seguido reforzando nuestras defensas a través del nuevo marco de ciberseguridad”.

Para ello, Banco Santander ha creado un Cyber Security Center en Madrid para el que ha fichado a un ejército de 170 profesionales, entre los que se encuentran ingenieros informáticos y un equipo especial de 'hackers' que trabajan para las empresas y cuyo objetivo es poner constantemente a prueba la ciberseguridad de los sistemas y alertar de cualquier posible fisura contra los ciberdelincuentes.

Fuerte inversión

La entidad tiene previsto invertir 400 millones de euros anuales los tres próximos ejercicios para reforzar un área que engloba operaciones de inteligencia, innovaciones en tecnologías de seguridad y funciones de respuesta ante incidencias para análisis y defensa. "Dado que nuestros empleados son nuestra primera línea de defensa, hemos lanzado una nueva política de ciberseguridad y conducta con las TI, que establece cinco sencillas normas para ayudar a proteger a los empleados y a Santander de los ciberdelincuentes", incide el banco.

Este problema se ha convertido en una de las preocupaciones clave del propio consejo de administración, que ha potenciado "la dedicación a la supervisión de riesgos emergentes y a la ciberseguridad". Según fuentes internas, el responsable de la función de Riesgos del grupo ('chief risk officer') informa mensualmente a Ana Botín y al resto de consejeros sobre todos los riesgos, y el jefe de ciberseguridad lo hace de forma trimestral sobre las cuestiones de su área.

"Santander considera la ciberseguridad como una de las principales prioridades para el grupo y un componente crucial para apoyar la misión del banco de ayudar a las personas y empresas a prosperar", asevera el banco en su memoria anual.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios