20.000 PERSONAS, SEGÚN UPA Y COAG

Los agricultores se manifiestan en Sevilla, divididos, contra el bajo precio del aceite

La movilización, la más numerosa hasta ahora, contó con representantes de PSOE, Adelante Andalucía y Cs. Los sindicatos agrarios acusan a envasadores y súper de robarles 1.500 millones

Foto: Los manifestantes, ante la sede de la Junta de Andalucía. (EFE)
Los manifestantes, ante la sede de la Junta de Andalucía. (EFE)

Miles de agricultores de toda Andalucía, hasta 20.000 según los organizadores, se han manifestado este martes en Sevilla para exigir unos "precios justos" del aceite de oliva y la lucha contra la "especulación". Una especulación de la que acusan a envasadores y distribuidores, que "roban 1.500 millones de euros a los andaluces", según COAG y UPA, convocantes de la protesta.

Los agricultores se manifiestan en Sevilla, divididos, contra el bajo precio del aceite

La tercera gran organización agraria, Asaja, y la patronal de las cooperativas agrarias andaluzas no han secundado la protesta, que ha acabado ante la sede de la presidencia de la Junta de Andalucía en la capital andaluza. Esta marcha de cuatro kilómetros por las calles de Sevilla se suma a otra protesta de alrededor de 5.000 olivareros celebrada en Jaén a final de mayo, a la que sí se sumaron Asaja, cooperativas y los fabricantes (almazaras) agrupados en Infaoliva. La unidad del sector ha quedado así rota en lo que a manifestaciones se refiere en el último mes.

División en el sector sobre cómo encarar unos precios que han bajado más de un 30% en el último año, hasta situarse en 2,1-2,2 euros por litro de aceite de oliva virgen extra en origen, según los datos que recopila Asaja Jaén. Los agricultores, que defienden el olivar tradicional cuyos costes de producción son los más elevados, han anunciado que mantendrán las movilizaciones en Andalucía, donde se concentra el 82% del sector en España. También en Madrid y en Bruselas, hasta lograr que los olivareros cobren por encima de los costes de producción, que estas organizaciones cifran en 2,7 euros.

Junto a los precios, las reivindicaciones de las dos organizaciones organizadoras, a las que se sumó el sindicato SAT (integrado en Adelante Andalucía), incluyen la mejora de la Ley de Cadena Alimentaria, que la UE permita algunas excepciones en materia de competencia y la creación de una agencia que certifique la calidad y pureza del producto. También han pedido el incremento de los precios para el almacenamiento (que no se revisan desde hace 25 años) y la activación de mecanismos de autorregulación, y han subrayado que el olivar tradicional crea empleo y fija la población.

Precisamente la activación de un pacto privado entre productores y cooperativas, para retirar desde el mes de junio una parte del aceite del mercado, ha permitido detener la bajada de precios ininterrumpida desde febrero a mayo. Incluso que comiencen a remontar tímidamente. El sector trabaja con las administraciones para hacer que estos mecanismos de autorregulación voluntaria se hagan obligatorios en determinados supuestos, entre otras líneas de trabajo.

Marcha de olivareros en Sevilla. (EFE)
Marcha de olivareros en Sevilla. (EFE)

La caída del precio del aceite, y también del de las aceitunas, se inició el año pasado en previsión de una gran campaña 2018-2019. Y, efectivamente, la campaña ha dejado una cifra récord de 1,8 millones de toneladas de aceite en España, de los que 1,4 millones se produjeron en Andalucía. Sin embargo, en esta comunidad predomina el olivar tradicional de manera muy mayoritaria, con árboles ubicados en pendientes o sin posibilidad alguna de regadío, lo que penaliza en costes el zumo de aceituna de estas fincas respecto al de olivar intensivo o superintensivo.

Contra el olivar intensivo

En este sentido, Antonio Pradas, responsable de Agricultura y Medio Rural en el PSOE andaluz, exigió que en la nueva política agrícola comunitaria (PAC) se prime el cultivo tradicional con una mayor inversión de la que reciban esas grandes explotaciones intensivas. Se refería así a esos modelos de olivar intensivo y superintensivo que "no benefician al empleo, que necesitan más agua y que en nada están beneficiando el precio del aceite de oliva".

Desde la Junta de Andalucía, que celebró este martes consejo de gobierno, se señaló al término de esta reunión que el Ejecutivo autonómico va a "ponerse del lado" de los agricultores y va a ser "un aliado" para reclamar la mejor solución posible ante el problema por los bajos precios del aceite de oliva. Elías Bendodo, portavoz y consejero de Presidencia, ha hecho hincapié en que es "una parte" del sector la que se ha manifestado. Y ha recordado que el presidente andaluz, Juanma Moreno, se reunió la semana pasada con las organizaciones agrarias y cooperativas mostrando su "apoyo y compromiso" con el sector. Reclamó además al Ejecutivo central que asuma sus competencias en este tema cara a Bruselas, fundamentalmente.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios