EL PROVEEDOR DE CABIFY LOGRA 10M

GP Bullhound y FJ Labs se suben a las VTC de Auro para crecer fuera de España

La firma de vehículos VTC de los inversores Félix Ruiz, Zaryn Dentzel y Hugo Arévalo quiere internacionalizarse, siguiendo a clientes como Cabify. Negocia una segunda ronda este año por 8M

Foto: Trasera de un vehículo con licencia VTC en la Comunidad de Madrid. (EFE)
Trasera de un vehículo con licencia VTC en la Comunidad de Madrid. (EFE)

El negocio de las VTC, pese a sus vaivenes e incertidumbres en España, está globalizándose y las empresas españolas siguen atrayendo inversión para abordar nuevos mercados. Auro, el segundo grupo del sector en nuestro país con 2.500 licencias de VTC de las casi 13.000 existentes, ha cerrado una ronda de financiación con dos fondos por importe de 10 millones de euros. Son el sueco GP Bullhound y el estadounidense FJ Labs. Ambos, conocidos en el negocio digital en España ya que el primero es inversor en la app de pádel Playtomic, y el segundo, accionista del portal de empleo Jobandtalent.

Auro New Transport está participada por un mix de nuevos inversores como Félix Ruiz, Zaryn Dentzel, los exfundadores de Tuenti; Hugo Arévalo, que se sumó más tarde como inversor a la red social y operadora, y es fundador de ThePowerMBA; y el extaxista José Antonio Parrondo (y su sociedad Cibeles Comfort Cars). Desde la compañía se ha destacado en una nota que valoran especialmente la implicación de FJ Labs, un vehículo muy focalizado en EEUU y que invierte fuera "cuando considera elevadas las posibilidades de éxito", señala Auro. GP Bullhound, por su parte, es accionista en Spotify, Slack, Wallapop o Glovo, y en la citada Playtomic comparte accionariado con Félix Ruiz, entre otros. Ruiz y Dentzel participan también en la ronda de 10 millones junto a los dos fondos.

La previsión de los socios de Auro es lograr cerrar, antes de final de año, una segunda ronda de financiación por 8 millones de euros adicionales con otros fondos. Con esos 18 millones, la empresa va a dar el salto fuera de España. Clientes como las plataformas Cabify o Uber están operando en múltiples mercados y el crecimiento de Auro procederá de fuera del país a corto y medio plazo. Cabify trabaja en ciudades de once países, todos de habla española excepto Portugal y Brasil. Úber opera en los cinco continentes.

Junto a ello, se reforzará la infraestructura con que cuenta en Madrid: 45.000 metros cuadrados en Vicálvaro, donde cuenta con centro de formación de conductores, centro de reparación y mantenimiento, y centro de control de la flota. También se prevé renovar los vehículos e invertir en una nueva plataforma tecnológica que le permita comercializar servicios más allá de sus clientes tradicionales: de forma directa entre Auro y el cliente que necesite servicios de transporte.

“Nuestra idea es ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes cerrando toda la cadena de valor, desde la contratación hasta el mantenimiento y reparación de los vehículos”, explica el director general de Auro, Jaime Banús, en la nota distribuida. Las últimas cuentas de Auro, de 2017, muestran un enorme crecimiento de ventas hasta los 4,4 millones, un 366% más. Los números reflejan, en gran parte, el efecto de la integración de otros operadores de VTC realizadas ese año mediante compras en Madrid y Barcelona.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios