LA FACTURACIÓN APENAS CRECE UN 0,4% EN RETAIL

El Corte Inglés gana un 28% más pero estanca sus ventas en grandes almacenes

Los grandes almacenes tuvieron modesto crecimiento de ventas el año pasado, compensado por el buen comportamiento de Viajes El Corte Inglés, la división de informática o el negocio de seguros

Foto: El Corte Inglés. (Reuters)
El Corte Inglés. (Reuters)

El Corte Inglés ganó un 27,7% más en 2018 respecto al año anterior, hasta los 258,2 millones de euros. Saca pecho tanto en beneficio neto como en resultado bruto de explotación (ebitda), que se sitúa en 1.075 millones de euros (+2,2%). La compañía atribuye los buenos datos no tanto a la evolución del negocio como al avance de la rentabilidad, vinculado a las mejoras en la cadena de suministro y en política promocional. Todo ello le ha permitido elevar un 1,5% su margen bruto.

El crecimiento de ventas es modesto aunque superior a la variación del Índice de Comercio al por Menor en España (+0,7%). En concreto, El Corte Inglés facturó 15.783 millones de euros el año pasado, un 1,1% más respecto al año anterior. Si ponemos el foco en sus líneas de negocio, destaca el exiguo avance de 'Retail' (grandes almacenes, alimentación, moda y bricolaje, incluyendo a Supercor, Hipercor, Bricor o Sfera), que además tiene un peso cercano al 80% en los ingresos del grupo.

Las ventas de esa división apenas repuntaron un 0,37%, en línea con el aumento del ebitda (+0,31%). La moda se mantiene plana (+0,2%), con mejores perspectivas que las dibujadas por la patronal Acotex a cierre del año pasado (-2,2%) pero con un ritmo muy inferior a cultura y ocio (+2,3%), hogar (+2,6%) o alimentación (+2,1%). Se ha sacado de la ecuación a Óptica 2000, vendida al grupo holandés GrandVision en 2018.

En el otro lado de la balanza se sitúa la división de 'No Retail', con más facturación (+2,3%) y ebitda (+15,7%). Viajes El Corte Inglés despunta con un crecimiento del 4,95% en ventas (+17,9% en ebitda). Lo mismo ocurre con seguros, pues eleva un 9,25% su facturación y un 10,6% su ebitda. La filial de informática es la única que cae en ingresos (-4,66%), si bien aumenta su ebitda un 7,19%. El Corte Inglés quiere desprenderse de ella a cambio de unos 350 millones de euros, una operación para la que ha contratado a la consultora PwC.

La venta de ese negocio no estratégico se sumaría a las desinversiones de activos inmobiliarios ('Project Green'), con las que se pretende reducir deuda. En este sentido, El Corte Inglés rebajó en 467 millones (-12,2%) su deuda financiera neta el año pasado (3.367 millones de euros, hasta las 2,9 veces ebitda), unas cifras en las que ha influido tanto la venta de inmuebles y Óptica 2000 como la emisión de bonos por valor de 600 millones. Además, el grupo firmó un acuerdo de refinanciación por importe de 3.800 millones de euros.

Las ventas de moda de El Corte Inglés apenas crecieron un 0,2% 2018. (EFE)
Las ventas de moda de El Corte Inglés apenas crecieron un 0,2% 2018. (EFE)

Venta online

La integración entre las tiendas físicas y online es uno de los mayores retos a los que se enfrenta no ya esta compañía, sino todo el sector. Por ello, el grupo de grandes almacenes ha firmado un acuerdo con el gigante tecnológico Alibaba para aprender de sus servicios de 'cloud computing', innovación digital, pagos a través del móvil o incluso un recomendador personalizado de productos. El Corte Inglés tendrá su propia tienda en la plataforma china T-Mall y podrá vender siete marcas propias en todo el mundo a través de AliExpress. La idea es empezar con perfumería y cosmética para continuar con alimentación.

El buque insignia del comercio minorista disparó un 20% sus ventas online y registró 345 millones de visitas a su página web. La mitad de los pedidos ya se realiza a través de los dispositivos móviles, lo que elimina las barreras entre los formatos fisicos y digitales. "Lejos de ser una amenaza, la venta online es una oportunidad" que ya tiene una cuota del 4% sobre los ingresos totales, explican fuentes del grupo en la presentación de resultados celebrada este viernes.

Otra oportunidad está en la internacionalización, un desafío que El Corte Inglés aborda con un acuerdo con el grupo alemán Karstadt para vender marcas propias en sus centros comerciales, una alianza con el mexicano Palacio de Hierro para productos de alimentación y otro pacto con el grupo peruano Intercorp para extender la marca Sfera, entre otros proyectos.

Nueva era con Marta Álvarez

Como adelantó este periódico, la familia propietaria está a punto de retomar el control de El Corte Inglés. Marta Álvarez Guil, una de las dos hijas herederas de Isidoro Álvarez, sustituirá a Jesús Nuño de la Rosa en la presidencia del grupo. La dueña del 14% del capital del 'holding' tomará las riendas de la compañía aunque seguirá contando con De la Rosa y Víctor del Pozo como consejeros delegados.

Este nuevo golpe de timón se produce apenas un año después de la destitución de Dimas Gimeno, víctima de una cruenta guerra familiar. Queda por ver si el consejo de administración del próximo mes de julio nombra a Marta Álvarez por unanimidad, sobre todo porque la postura del jeque catarí Sheikh Hamad bin Jassim Bin Jaber al Thani -dueño del 10,3% del capital- es una verdadera incógnita.

"El escenario es de continuidad. Los consejeros delegados conservarán sus funciones ejecutivas para seguir gestionando el día a día de la compañía", explican fuentes de El Corte Inglés tras descartar una hipotética salida a bolsa este año.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios