LA FAMILIA VUELVE A TOMAR LA GESTIÓN

El Corte Inglés ultima el relevo de De la Rosa: la heredera Marta Álvarez será presidenta

Marta Álvarez, hija de Isidoro Álvarez, toma el mando del grupo tras desavenencias con el primer ejecutivo y apenas un año después de la destitución de Dimas Gimeno

Foto: Jesús Nuño de la Rosa y Marta Álvarez.
Jesús Nuño de la Rosa y Marta Álvarez.

Nuevo golpe de timón en El Corte Inglés. Marta Álvarez Guil, una de las dos hijas herederas de Isidoro Álvarez, será nombrada presidenta del grupo de almacenes en el consejo de administración del próximo mes de julio, en sustitución de Jesús Nuño de la Rosa. La propietaria del 14% del capital del 'holding', junto con su hermana Cristina, tomará las riendas de la compañía apenas un año después de que el actual primer directivo sustituyera a Dimas Gimeno tras la guerra familiar.

Así lo aseguran fuentes cercanas al consejo de administración de El Corte Inglés, que en estos momentos está recabando todos los apoyos posibles para que lo que se denomina "una transición ordenada" se haga por unanimidad. La duda es qué hará Sheikh Hamad bin Jassim Bin Jaber al Thani, el inversor catarí dueño del 10% del capital, que ya se abstuvo en el cambio anterior. Aunque la compañía ha declinado hacer ningún comentario sobre esta información, las mismas fuentes explican que este nuevo cambio en la presidencia estaba programado porque el nombramiento de Nuño de la Rosa hace apenas 12 meses tenía un carácter "interino".

Cuando el 14 de junio de 2018 El Corte Inglés anunció el relevo de Gimeno, el comunicado de prensa aseguraba que "el órgano de gobierno de la compañía ha considerado necesario un cambio de liderazgo para afrontar los retos de futuro e impulsar una nueva etapa de crecimiento. Jesús Nuño de la Rosa cuenta con una amplia y dilatada experiencia en el mundo de la empresa y de las finanzas, lo que le permitirá encarar los nuevos desafíos del grupo".

Sin embargo, ahora, el consejo considera que lo mejor es volver a la vieja estructura de gobierno corporativo según la cual el presidente siempre era alguien vinculado a la familia y se apoyaba en directivos ejecutivos. Así se hizo durante el periodo de Isidoro Álvarez, quien hasta su fallecimiento en 2014 se apoyó en Florencio Lasaga y Carlos Martínez Echevarría. O en la más reciente etapa de Dimas Gimeno, durante cuyo mandato se nombró, en contra de su voluntad, a De la Rosa y a Víctor del Pozo consejeros delegados

Aquella guerra acabó con Gimeno destituido en medio de graves acusaciones y sustituido por De la Rosa. Las mismas fuentes señalan que, en este caso, el relevo de Jesús Nuño de la Rosa se va a hacer de forma amistosa porque ha sido el propio presidente, en una decisión inédita en el mundo empresarial, el que ha pedido volver a sus funciones. De hecho, De la Rosa seguirá como consejero delegado, con máxima responsabilidad sobre las filiales del 'holding', que aportan el 20% de la cifra de negocios del grupo. Mantendrá su sueldo y no se le modificará su contrato, que incluye una indemnización de tres años, unos seis millones de euros.

El 14 de junio de 2018, el comunicado presentando a Jesús Nuño aseguraba que "el órgano de gobierno consideraba necesario un cambio de liderazgo"

Otras fuentes señalan que el paso atrás de Jesús Nuño obedece a la imposibilidad de poner en marcha un plan estratégico que fue rechazado en varias ocasiones por el consejo de administración. De hecho, el todavía presidente ha reconocido a fuentes próximas a su entorno que su situación era “insostenible” al considerar que no se estaba respetando su liderazgo. El primer ejecutivo del grupo de grandes almacenes ha confesado a varias personas allegadas que la relación con Marta Álvarez Guil no podía continuar en las condiciones actuales.

Un encontronazo que ya venía precedido de una reunión también convulsa meses antes, en la que también estuvo implicado Víctor del Pozo, consejero delegado del grupo desde 2017 y responsable del negocio minorista. El reparto de poderes entre Nuño de la Rosa y el número dos de la compañía ha provocado tiranteces continuas entre ambos, según han admitido en conversaciones privadas, motivo por el cual Marta Álvarez, que ejerce de representante del 14% del capital que comparte con su hermana Cristina, les convocó para limar esas asperezas y convencerles de la necesidad de trabajar juntos por el bien de la sociedad.

Nacido en Madrid en 1963, De la Rosa ha explicado en distintas ocasiones que su objetivo cuando fue nombrado presidente era poner en marcha un plan estratégico que facilitara la transformación de El Corte Inglés hacia un grupo omnicanal, pionero en el área digital y con una solida posición financiera para afrontar la revolución que está sufriendo el sector 'retail' en el mundo. Una pretensión que ha llevado a varios consejos de administración y que no ha conseguido sacar adelante. "Si no me dejan hacer lo que necesita la casa, entenderé que debo marcharme", ha reconocido con honestidad a personas de su entorno.

Por ello, esta situación va a acabar con una salida pactada de Nuño de la Rosa de la presidencia de El Corte Inglés en la próxima junta general de accionistas, que se celebrará el 25 de agosto. El presidente, que lleva cerca de 30 años trabajando en el grupo, había admitido la alta tensión con las herederas, pero su objetivo ha sido buscar una fórmula amistosa para seguir dentro de la compañía y evitar ser un problema para su futuro.

El efecto judicial

El futuro de la presidencia de El Corte Inglés, para el que Marta Álvarez ya sonó como candidata el pasado año, podría estar condicionado por el desenlace judicial de la batalla que las herederas mantienen abierta con Dimas Gimeno, el anterior presidente, la madre de este, María Antonia Álvarez, y su tío, César Álvarez. El pasado viernes se celebró la vista previa del caso que tiene que dilucidar si la adopción de las hijas por parte de Isidoro Álvarez se hizo correctamente, decisión que tendría importantes implicaciones fiscales, valoradas en 400 millones.

El futuro de la presidencia de El Corte Inglés podría estar condicionado por el desenlace judicial de la batalla que las herederas mantienen con Gimeno

La jueza, dadas las consecuencias económicas y sociales de la disputa, acordó tener una segunda vista con las partes para decidir si abre juicio o da carpetazo a esta reclamación de la familia de Marta y Cristina Álvarez Guil. De momento, las herederas han ganado todas demandas que le han presentado Gimeno y sus tíos, que han sido recurridas. Uno de estos recursos es el relativo a la querella contra el ex responsable de seguridad Juan Carlos Fernández Cernuda, el hombre que se conoce los secretos más confidenciales de la casa.

En la junta de agosto se tendrán que validar las cuentas del ejercicio 2018-2019, que someterán a aprobación en el consejo de julio. Unos números que, a la espera de la aportación de los resultados extraordinarios por venta de activos, han sido discretos en cuanto a las ventas de los grandes almacenes. Como adelantó El Confidencial, la facturación del casi centenar de establecimientos del 'holding' no ha crecido por primera vez en cinco años, pese a la subida del PIB del 2,4% en España y el incremento del 1,1% de los precios medidos por la inflación. En concreto, se mantuvieron planas, en cerca de 12.462,68 millones de euros. El negocio de los grandes almacenes, gestionado por el otro consejero delegado, Víctor del Pozo, representa el 80% de toda la cifra de negocio del grupo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios