JUICIO POR LA SALIDA A BOLSA DE BANKIA

La fractura entre la jueza y la fiscal del caso Bankia da alas a los acusados

El balance del primer asalto del juicio —primera parte de la pericial— se inclina a favor de los acusados, con un tribunal que ha descalificado y admitido faltas contra la Fiscalía

Foto: Banquillo de los acusados del caso Bankia. (EFE)
Banquillo de los acusados del caso Bankia. (EFE)

Si el juicio de Bankia fuera un combate de boxeo, el primer asalto se habría saldado con una victoria por los puntos o cerca del KO de las defensas. Al menos a tenor de las pistas que va arrojando el tribunal presidido por Ángela Murillo.

El lenguaje corporal de la presidenta y de Teresa Palacios es claro: convencen más los argumentos de los peritos de las defensas que los judiciales, los inspectores del Banco de España, Víctor Sánchez Nogueras y Antonio Busquets. El único magistrado que no da pistas es Juan Francisco Martel.

De la misma forma se inclina por el momento la balanza contra la fiscal Carmen Launa, que apoya la tesis de estos peritos para sostener su acusación, a la que Murillo llegó a decir que se tomara “un lexatin o algo”. Las descalificaciones no se quedan ahí. Ayer miércoles, el tribunal permitió que uno de los expertos de las defensas, el catedrático Leandro Cañibano, cuestionara que Launa “tiene dificultad con los números”. En lugar de pararle los pies, el tribunal se puso del lado del perito, por la forma de interrogar de la fiscal: “Estamos dando vueltas a lo mismo todo el rato”. Lo mismo ocurrió con un enfrentamiento posterior de la fiscal contra el uso de determinadas pruebas del abogado de José Luis Olivas sobre Banco de Valencia, que previamente le había negado a ella. La balanza se inclinó hacia los acusados de nuevo.

Más allá de estos detalles, las seis primeras jornadas del combate decisivo del juicio de Bankia —la pericial— han dejado con mejor sabor de boca a las defensas que a las acusaciones. Han conseguido que el debate gire más en torno a las presuntas lagunas de los informes de Sánchez Nogueras y Busquets que sobre las presuntas irregularidades que descubrieron en las cuentas de las siete cajas y de Bankia.

Los tres asaltos

Para hacer más digerible este careo pericial, el tribunal lo dividió en tres fases: la primera, que concluyó este miércoles, en torno a la fusión de las siete cajas de BFA-Bankia y las cuentas de 2010; la segunda, sobre la salida a bolsa, y la tercera, sobre las cuentas de 2011 y su reformulación.

El tribunal presidido por Murillo da mucha importancia a esta fase del juicio de cara a su futura sentencia. Por ello, ha puesto a competir a los dos peritos que alertaron de las presuntas irregularidades contables con 12 catedráticos y expertos financieros de primera fila.

El exinspector Rubén Manso y Cañibano —contratados por Bankia— y Manuel García Ayuso —perito fichado por Deloitte— han llevado por el momento la voz cantante contra la fiscal y los inspectores del Banco de España. El propio Cañibano lanzó otra descalificación al señalar que “los únicos errores contables están en la cabeza” de Busquets y Nogueras.

Estos dos peritos se mantienen inamovibles en que las siete cajas de BFA cometieron un error contable al cargar los deterioros de 2010 contra reservas en lugar de resultados, y que eso benefició a Bankia al seguir pagándose las preferentes. También consideran que el equipo entonces liderado por Rodrigo Rato tuvo evidencias de mayores deterioros —sobre todo de Banco de Valencia y Bancaja— que no provisionaron en las cuentas de 2010, y que se quedó sin dotaciones al traspasar el negocio de BFA a Bankia.

Los peritos de parte de Rato, Bankia y Deloitte inciden principalmente en este último punto —“las provisiones no vuelan”— para intentar coger en un posible desliz entre informes a Nogueras y Busquets. Además, recuerdan que el Banco de España aprobó el cargo contra reservas y que Bankia dotó más de lo que decían AFI, PwC y el propio regulador a final de 2010.

Aunque el asalto más importante es el segundo de la pericial —salida a bolsa—, el primero era clave porque evaluaba gran parte de la contabilidad que se usó en la oferta pública de suscripción (OPS) de julio de 2011. Si el tribunal cree a los peritos de las defensas y descarta la tesis de Busquets y Nogueras de que en Bankia todo estaba mal desde el principio, estos llegarían noqueados al segundo 'round'. Aunque todavía queda mucho combate.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios