EMILIO RUIZ, EX DEL GRUPO DANI GARCÍA

Hesperia ficha a un directivo de estrella Michelin para volcarse en los restaurantes

La cadena hotelera ha reorganizado su cúpula para elevar el peso de la restauración en sus ventas. "Queremos ser un referente para que los ciudadanos vengan a comer", destaca el CEO de Hesperia

Foto: Cocina de Santceloni, uno de los restaurantes más prestigiosos de Hesperia.
Cocina de Santceloni, uno de los restaurantes más prestigiosos de Hesperia.

Hesperia estrena su nueva vida de soltero tras firmar el divorcio con NH Hoteles a raíz de la entrada de Minor. El grupo tailandés culminó con éxito su opa sobre la cadena española en octubre, mismo mes en el que Hesperia salió del capital de NH —donde era titular de un 8,1% de las acciones— por sus "inciertas perspectivas de futuro".

NH dejó de gestionar los 28 hoteles del que fuera su accionista de referencia tras la ruptura, una circunstancia que Hesperia ha aprovechado para recuperar el control de la gestión, reenfocar el negocio, forjar nuevas alianzas con grupos internacionales como Hyatt o Apple Leisure Group o dar peso al área de Food & Beverage (comida y bebida) con el fichaje de Emilio Ruiz, exdirectivo del grupo Dani García.

Ruiz viene para liderar el área de restauración, un sector en el que ha trabajado durante toda su vida como responsable de 'catering' en los hoteles de lujo Ritz-Carlton o en la división gastronómica del chef Paco Pérez (cinco estrellas Michelin), director de franquicias en La Taberna del Volapié (hoy en manos del fondo de capital riesgo Nazca), jefe comercial en el restaurante mallorquín Flanigan, director de operaciones y eventos para el chef Dani García (dos estrellas Michelin) o cofundador de la empresa de cócteles Easy Mixers.

"Nuestro sector no lo está haciendo bien en restauración. Queremos que Hesperia se convierta en un referente no solo para las personas que se alojen en nuestro hotel, también para los vecinos de las ciudades en las que estamos presentes", explica el consejero delegado del grupo, Jordi Ferrer, en una entrevista con este periódico.

Los bares o restaurantes ya tienen un peso del 30% en las ventas de Hesperia, si bien el objetivo es llegar al 40% a corto plazo. Para ello, Ferrer ha creado una división específica de Food & Beverage capitaneada por Emilio Ruiz. Tanto este profesional formado en Marbella como los otros dos directores corporativos (Carlos Erburu para el negocio urbano y Gonzalo Alcaraz para el segmento vacacional) reportarán al consejero delegado.

El consejero delegado de Hesperia, Jordi Ferrer. (Hesperia)
El consejero delegado de Hesperia, Jordi Ferrer. (Hesperia)

En la actualidad, Hesperia cuenta con restaurantes de renombre como Bouquet, situado en el antiguo NH Collection Tower de Barcelona, o el madrileño Santceloni, conocido por sus platos con estrella Michelin. Los 28 hoteles de la cadena especializada en urbano suman más de 3.900 habitaciones y unos 1.300 empleados distribuidos en Barcelona (ocho alojamientos), Mallorca (dos), Bilbao (dos), A Coruña (dos), Santiago (uno), Vigo (uno), San Sebastián (uno), Andorra (uno), Zaragoza (uno), Madrid (uno), Toledo (uno), Murcia (uno), Granada (uno), Córdoba (uno), Sevilla (uno) y Fuerteventura (uno).

El grupo inversor, ahora de vuelta a sus orígenes como hotelero, facturó 140 millones de euros en 2018, duplicó los beneficios del año anterior hasta los 20 millones y acumula una deuda de 100 millones. "También somos una plataforma de operación y gestión, un modelo desconocido en España pero muy extendido en Estados Unidos", apunta Ferrer. En ese contexto se enmarca su acuerdo con las americanas Hyatt (en urbano) y Apple Leisure Group (en vacacional), orientado a que ambas refuercen su presencia en nuestro país.

"Estamos explorando nuevas posibilidades con grupos internacionales dentro del 'top cinco' a nivel mundial. Pondremos la marca Hesperia donde tenga mayor recorrido", añade el consejero delegado. ¿Retos a corto plazo? Superar el gap en precios seduciendo a clientes que estén dispuestos a pagar más (como los de Hyatt), doblar el número de habitaciones en tres años, reforzar los acuerdos con intermediarios de la talla de Viajes El Corte Inglés o crecer en el segmento vacacional, donde la compañía aspira a jugar en la liga de los hoteles de cinco estrellas.

La receta contra el Brexit pasa por buscar turistas en otros mercados como América Latina o Estados Unidos, si bien no es lo único que preocupa al sector. La tensión independentista en Cataluña y el impacto del atentado en las Ramblas han hecho que las ventas de los Hesperia más céntricos de Barcelona se resientan, con caídas interanuales del 5%.

Así se rompió el amor con NH

Hesperia se bajó del barco de NH porque no estaba dispuesto a repetir los errores del pasado (en referencia al elevado endeudamiento de Minor, que limita su capacidad para crecer), o así lo ve Ferrer. El grupo tailandés "buscaba nuestro respaldo a su opa para tener un socio español que diese confianza a los mercados, pero ni siquiera nos presentó un plan industrial para el futuro de la compañía", critica el consejero delegado. Si lo tenía, no quiso compartirlo con Hesperia.

El resto es de sobra conocido. Hesperia consideró que la contraprestación de la opa (6,30 euros por acción) no reflejaba el valor real de NH ni ofrecía prima de control alguna, motivos más que suficientes para salir del capital. La búsqueda de un 'caballero blanco' tampoco surtió efecto, pese a las muestras de interés de Hyatt.

"El problema no es el equipo directivo de NH [que además procede de Hesperia] sino el dueño: un grupo tailandés que no conoce el mercado europeo", opina Ferrer. NH se ha dejado un 18,5% en bolsa desde que Minor se hizo con el control de la compañía en octubre. Este martes, cerró en 5,05 euros por acción (-2,2%).

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios