Las sucursales de Morgan Stanley y Citi en España rompen con UK por miedo al Brexit
  1. Empresas
se suman al éxodo de la banca internacional

Las sucursales de Morgan Stanley y Citi en España rompen con UK por miedo al Brexit

Los dos bancos de inversión americanos han trasladado parte de su operativa de Londres a Dublín y Fráncfort, desde donde darán servicio a sus filiales en España en caso de un Brexit duro

Foto: Logo de Morgan Stanley. (Reuters)
Logo de Morgan Stanley. (Reuters)

Las sucursales españolas de Morgan Stanley y Citigroup se suman al largo éxodo emprendido por la gran banca internacional de Reino Unido para proteger su operativa en Europa ante la posibilidad del denominado 'worse case scenario' que supondría un Brexit duro el próximo 29 de marzo.

De esta forma, ambos bancos de inversión han registrado el pasado mes de enero filiales domiciliadas en Madrid pero dependientes de ciudades europeas en lugar de colgar de la City londinense.

Concretamente, Morgan Stanley creó una sucursal en España con la que respaldar la actividad comercial de la firma desde Irlanda, en particular en relación con ventas, servicios de asesoramiento financiero y otras labores propias de la banca de inversión. La nueva filial está representada por el 'country managing director' en Iberia de la entidad estadounidense, Miguel Villalba Leirós. Un portavoz rechazó hacer comentarios.

Foto: Foto: Reuters.

De forma paralela, Citi registró hace pocas semanas Citigroup Global Markets Europe AG Sucursal España. Al igual que Morgan Stanley, también se encuentra ubicada en Madrid y está representada por el socio director, Ignacio Gutiérrez. Esta sociedad depende de Fráncfort (Alemania). En este caso, la entidad estadounidense ha trasladado su negocio no bancario al Viejo Continente desde la City londinense para protegerse en caso de un Brexit duro. Este traslado ha incluido el movimiento de 150 profesionales desde las islas a la ciudad sede del Banco Central Europeo.

Según explican fuentes de la entidad, la nueva sociedad registrada en 2019 se ha creado para que el negocio de broker dependa de un lugar dentro de Europa en caso de que se dé el escenario más adverso, que representa la salida del Reino Unido de la Unión Europea sin acuerdo. No obstante, desde Citi aclaran que el negocio bancario ya tenía su centro de operaciones en Irlanda antes del Brexit, con lo que ya estaba protegido de las vicisitudes políticas que arrastra Reino Unido desde hace ya casi tres años.

Completan el éxodo de la gran banca

Los bancos de inversión y grandes gestoras han tenido durante años su negocio en España reportando a Londres. En realidad, la estructura europea de los gigantes americanos se ha basado en tener en la City su cuartel general y todos los negocios nacionales en Europa han dependido de esta base. Sin embargo, la posibilidad de un Brexit sin acuerdo ha roto esta situación, y los gigantes internacionales están moviendo sus centros de mandos por Dublín, Fráncfort, París o, en algún caso, Madrid, recibiendo equipos especializados en Latinoamérica.

Morgan Stanley y Citigroup han sido los últimos en oficializar los cambios en las sucursales españolas, algo que ya hizo hace un mes JP Morgan, tal y como informó El Confidencial. El negocio de gestión de patrimonios que dirige Borja Astarloa depende ya de Luxemburgo, para asegurarse de que la matriz europea continúa en el espacio común y que no hay problemas de traspasos de fondos o fiscalidad con una salida de Reino Unido sin acuerdo, el escenario más negativo, que cada vez resuena con más fuerza en el sector financiero.

Foto: Lingotes de oro. (Reuters)

El negocio en España de Goldman Sachs, por su parte, rendirá cuentas a París y Fráncfort, y el de HSBC, a Francia. BlackRock, la mayor gestora del mundo y también la que más vende en España con casi 30.000 millones, coloca su centro de mandos europeo en Holanda, adonde tendrán que reportar las 12 oficinas españolas, entre ellas Madrid. Gigantes como Bank of America o Deutsche Bank ya han movido equipos, aunque sin abandonar del todo la City londinense. Hasta el banco británico Barclays ha modificado su estructura. En este caso, la filial española dependerá de Irlanda.

Por otro lado, grandes gestoras con origen británico como M&G o Threadneedle Columbia que tenían fondos con pasaporte británico (OEIC) han optado por moverlos a sicavs luxemburguesas (pasaporte europeo UCIT) para asegurarse de que sigan siendo traspasables ante un eventual Brexit duro, lo que ha supuesto una fuga de capitales de 50.000 millones de euros.

Todo este movimiento empresarial se produce ante una incertidumbre política que no se disipa, pese a la cercanía del 29 de marzo, momento en que se debería materializar el divorcio entre Reino Unido y la Unión Europa. De hecho, la primera ministra británica, Theresa May, trata de alejar los escenarios más catastrofistas. Después del duro varapalo que sufrió su propuesta de acuerdo con Bruselas en el Parlamento británico, May vuelve ahora a la Cámara de los Comunes para preguntar a los diputados si quieren retrasar el momento del desenlace.

Todo parece indicar que la culminación del Brexit se retrasará sobre la fecha prevista, ya que en principio cuenta con el plácet de los europeos y daría margen para lograr un acuerdo que satisfaga tanto a Europa como a laboristas y conservadores en el Reino Unido. Algo que por ahora aún no ha sucedido.

Brexit Morgan Stanley Irlanda Internacional Banca Reino Unido Miedo Citi Iberia
El redactor recomienda