encarga a pablo de la infesta su nuevo vehículo

Magnum confía los 500 millones de su tercer fondo al banquero estrella de Moelis

El fondo dirigido por Angel Corcóstegui cambia Lazard por este banco estadounidense tras haber fichado a Pablo de la Infesta, el hombre que le levantó los 1.400 millones anteriores

Foto: Ángel Corcóstegui, socio fundador de Magnum Capital. (EFE)
Ángel Corcóstegui, socio fundador de Magnum Capital. (EFE)

Magnum Capital Industrial Partners, el fondo de capital riesgo liderado por Angel Corcóstegui, ha puesto en marcha el levantamiento de su tercer fondo de ‘private equity’. La firma dirigida también por Joao Talone y Enrique de Leyva ha encargado al banco de negocios estadounidense Moelis & Company la puesta en marcha del nuevo vehículo de inversión, que tendrá un tamaño próximo a los 500 millones de euros. Pero en realidad, el mandato se lo ha dado a su bróker de confianza, a la persona que ya le buscó los 1.400 millones que gestiona en la actualidad.

Se trata de Pablo de la Infesta, el banquero que en 2007 levantó el primer fondo de Magnum cuando Corcóstegui decidió aventurarse en el mundo del capital riesgo. De la Infesta (Las Palmas, 1971) trabajó 11 años en Lazard, desde donde ayudó al que fuera consejero delegado y vicepresidente del Banco Santander a captar los 900 millones del primer vehículo de capital riesgo y los 500 millones del segundo, entre 2015 y 2017.

Establecido en Londres desde hace más de una década, De la Infesta tiene una gran experiencia en levantar fondos de capital riesgo, primero en Salomon, después en Campbell Lutvens y desde 2006 en Lazard. Licenciado en Administración de Empresas por la Universidad Pontificia de Comillas, el banquero es también MBA por el Instituto de Tecnología de Massachusetts, Estados Unidos, donde ha hecho parte de su carrera.

De la Infesta fichó en octubre de 2017 por Moelis & Co, un banco de inversión estadounidense de los denominados independientes, que no tienen conflictos de interés en operaciones financieras. Y Magnum ha decidido poner de nuevo en sus manos su tercer fondo, que acaba de echar andar con la comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La firma se ha decidido a arrancar el llamado 'fundraising’ por el exceso de liquidez que hay en el mercado y tras invertir en tiempo récord gran parte del dinero del segundo.

Actualmente, Magnum tiene siete inversiones en cartera, tras la última adquisición del Hospital Virgen de la Caridad en Cartagena (Murcia) y la empresa de litigios judiciales masivos Lever. Respecto a la primera, la estrategia del fondo es continuar tomando el control de varias clínicas privadas para hacer un grupo de tamaño para repetir el éxito que obtuvieron con la venta de Geriátros -residencias para ancianos- y Teknon.

Unas transacciones que, junto con la de los colegios elitistas Nace, la empresa de prótesis Orliman y la de fragancias Iberchem, permitieron al ‘private equity’ dar un retorno de más de dígitos a sus inversores -muchas cajas de ahorros que posteriormente desaparecieron- tras un inicio dubitativo con inversiones como las de Pretersa y Eptisa.

Para Moelis, que cotiza en bolsa y tiene una capitalización de 2.540 millones de dólares, el mandato de Magnum es todo un desafío porque el banco estadounidense acaba de emerger en el mercado español. Pese a contar con 650 empleados y 17 oficinas por todo el mundo, la entidad ha conseguido recientemente su primer encargo en Madrid para vender Vivanta, las clínicas dentales de Portobello, tal y como adelantó El Confidencial el pasado 26 de noviembre.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios