COMPRA LA MURCIANA IBERCHEM POR 80 MILLONES

Corcóstegi 'perfuma' su fondo Magnum a precio de oro con la mayor empresa de fragancias

Magnum Capital Industrial Partners ha tirado de cartera para comprar una de las compañías más perseguidas por las firmas de capital riesgo. El fondo de private

Foto: Corcóstegi 'perfuma' su fondo Magnum a precio de oro con la mayor empresa de fragancias
Corcóstegi 'perfuma' su fondo Magnum a precio de oro con la mayor empresa de fragancias

Magnum Capital Industrial Partners ha tirado de cartera para comprar una de las compañías más perseguidas por las firmas de capital riesgo. El fondo de private equity liderado por Ángel Corcóstegui ha alcanzado un acuerdo preliminar con Alianza Capital y el equipo directivo para la adquisición de Iberchem, la empresa murciana dedicada a la fabricación de fragancias y aromas para perfumes, cuyo 90% de las ventas las obtiene en el exterior.

Fuentes próximas a la operación, que ha sido asesorada por Lazard, aseguran que Magnum Capital Industrial Partners ha pagado unos 80 millones de euros a Alianza Capital (José María Castañé) por esta sociedad, que factura unos 60 millones de euros. Casi la totalidad de esa cifra de negocios procede del exterior, factor vital que ha generado una subasta competitiva entre varios private equity como no se veía desde la época del boom.

Prueba de ello es que, si se toma como referencia el desembolso abonado, el fondo de Corcóstegui ha pagado cerca de 8 veces el beneficio operativo o ebitda de Iberchem, que en 2012 ascendió a cerca de 10 millones de euros. Un ratio que recuerda a los años 2004 y 2006, el periodo en el que capital riesgo vivió en España su máximo esplendor, con adquisiciones como las de Cortefiel, Telepizza, Panrico, Maxam, Indas o Amadeus, entre otras.

Iberchem tiene once fábricas, nueve de ellas fuera de España, en países tan dispares como China, México, Túnez, India e Indonesia. El 80% de sus ventas proceden del negocio de las fragancias, mientras que el 20% restante se factura por la actividad de los aromas. Se trata de un mercado con un crecimiento mundial del 15%.

La operación tiene el elemento añadido de que Magnum Capital Industrial Partners ha cerrado la adquisición sin apenas financiación bancaria. Es decir, a pulmón, echando mano del dinero que los inversores le dieron a Corcóstegui en 2005 cuando levantó el fondo. Se trata de una estructuración poco habitual, ya que las firmas de capital riesgo suelen pagar en los tiempos actuales la mitad de la compra con capital propio y el restante 50% con deuda bancaria. En la época de la burbuja, la relación entre el equity y el apalancamiento era de uno a tres.

Magnum ha ganado esta subasta -por la que se interesaron 30 fondos- a Ergon, Riverside y dos industriales de Francia y de Arabia Saudí cuyos nombres no han sido revelados. Con esta operación, la sociedad amplía su cartera a ocho participadas, entre las que se encuentran Centro Médico Teknon, Geriatros, Eptisa, Iberwind, Generis, Pretersa y Grupo Vendad. El equipo del exconsejero delegado de Banco de Santander ha invertido unos 700 millones de los 900 que levantó cuando constituyó el fondo en 2006.

Hora de desinvertir

En teoría, Magnum tenía hasta 2011 para invertir ese dinero, pero debido a la dificultad para conseguir financiación con la que adquirir compañías, el plazo se extendió hasta noviembre de 2013. Para esa fecha, el grupo quiere cerrar otra operación adicional, previsiblemente en el sector de las residencias de ancianos.

Pero al mismo tiempo tendrá que ir pensando en vender alguna de las empresas que tiene en su portfolio para poder levantar un nuevo vehículo inversor. Sin haber comprobado que es capaz de generar una rentabilidad del 15% para sus limited partners, Magnum tendría problemas para captar dinero nuevo y proseguir con su actividad. 

Hasta el momento, la firma, que tiene ya compromisos de entre 300 y 400 millones para un segundo fondo, ha devuelto parte de la inversión realizada en Teknon y ha intentado vender la farmacéutica portuguesa Generis. Esta situación se repite en otras sociedades de capital riesgo como Corpfin y Portobello, que no han podido desinvertir sus carteras por la crisis crediticia y se han visto obligadas a retrasar el lanzamiento de nuevos vehículos. 

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios