savia am adquiere unA CARTERA A ONEY

El fondo de Javier Botín compra 40.000 créditos morosos de clientes de Alcampo

Savia AM se ha hecho con una cartera de 113 millones de contratos de financiación fallidos con Oney, bajo el asesoramiento de EY. El descuento ha sido del 94%

Foto: Javier Botín, presidente de la Fundación Botín y dueño de JB Capital Partners. (EFE)
Javier Botín, presidente de la Fundación Botín y dueño de JB Capital Partners. (EFE)

Las financieras del sector 'retail' siguen aprovechando el apetito de los fondos oportunistas para limpiar sus balances. Oney Servicios Financieros, la financiera del grupo francés Auchan (dueño de Alcampo) ha vendido una cartera de casi 40.000 créditos fallidos a Savia Asset Management, firma de JB Capital Markets, propiedad de Javier Botín, que también es consejero externo del Santander y presidente de la Fundación Botín.

En concreto, se trata del Proyecto Galia, operación que se cerró en las últimas semanas y contó con el asesoramiento de EY, según fuentes financieras. La consultora trata de hacerse un hueco en el mercado de compraventa de carteras de préstamos fallidos sin garantía o colateral (‘unsecured’, en la jerga), dominado por KPMG y Alantra.

Inicialmente, Oney y EY sacaron al mercado el Proyecto Colibrí, pero no se cerró la operación, y meses después volvieron a la carga ampliando el perímetro con más préstamos. En total, la cartera está compuesta por 39.866 contratos, todos ellos de personas físicas, con un importe medio de algo más de 2.800 euros por cada impago. Savia se ha impuesto a otros fondos oportunistas y, como es habitual en su caso, compra la cartera y la gestionará por mandato de un tercero.

Limpieza de balances

El valor bruto de la cartera asciende a 113 millones de euros, y la operación se ha cerrado por una cantidad cercana a los siete millones, lo que supondría un descuento del 94%, según fuentes financieras. Desde Oney, Savia y EY, rechazaron hacer comentarios.

Con estas operaciones, las financieras limpian fallidos de su balance y obtienen un pequeño beneficio, ya que suelen tener provisionados estos préstamos como pérdidas. La financiera de El Corte Inglés —participada en un 51% por Banco Santander, que también estuvo en el pasado en el capital de Oney— tiene también una cartera a la venta este mes de 93.000 contratos con una deuda de 105 millones.

Oney, según los últimos datos de Asnef, de 2017, tenía entonces un riesgo vivo de 350 millones de euros, al completo en crédito al consumo, con más de 30.000 contratos. En el segmento de financiación a bienes de consumo se sitúa lejos en riesgo vivo de Cetelem, Santander, Carrefour, Bankinter, Cofidis o El Corte Inglés, que superan los 1.000 millones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios