analiza el origen de los fondos de los reuben

La jueza investiga el paraíso fiscal del nuevo casero del Banco Santander

El Juzgado número 9 de lo Mercantil ha pedido información sobre el origen de los fondos con los que los Reuben quieren cerrar la compra de la Ciudad Financiera por 3.000 millones

Foto: Entrada a la Ciudad Financiera del Santander en Boadilla. (EFE)
Entrada a la Ciudad Financiera del Santander en Boadilla. (EFE)

El futuro de la Ciudad Financiera del Banco Santander aún sigue en el aire. La titular del Juzgado de lo Mercantil número 9 de Madrid está analizando el origen de los fondos de los hermanos Simon y David Reuben, los millonarios británicos que presentaron la mayor oferta por la sede del primer banco de España. Según aseguran fuentes financieras, el problema reside en que la sociedad final desde la que han puesto encima de la mesa cerca de 3.000 millones de euros está domiciliada en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas.

Las mismas fuentes indican que María Teresa Vázquez, a petición del propio Santander, que quedó segundo en la subasta por los edificios que él mismo vendió en 2008 por 1.950 millones, está analizando el origen del dinero ofrecido por los Reuben. En concreto, el recorrido que hace Sorlinda Investment, la empresa con sede en Madrid desde la que los multimillonarios ingleses acudieron a la puja.

Islas Vírgenes Británicas

Porque esta sociedad está controlada a su vez por Ibiza Properties Investment LTD, empresa que tiene sus oficinas centrales en la Millbank Tower, el emblemático edificio de la City londinense donde los Reuben tienen su cuartel general y que, a la vez, sirve de centro de operaciones del Partido Conservador de Theresa May. Por su parte, Ibiza Properties Investment LTD tiene como accionista única y última a Stamford Group Holdings Limited, sociedad que está domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas, según las cuentas presentadas por este grupo al registro mercantil británico.

Según el último listado de la Agencia Tributaria, este país situado al este de Puerto Rico y de apenas 25.000 habitantes es una jurisdicción opaca, con un nivel de tributación bajo o inexistente, donde los inversores gozan del anonimato que les proporciona el secreto bancario, mercantil y profesional. Es decir, es la casa para las llamadas sociedades 'offshore' constituidas por no residentes para evitar el pago de impuestos, empresas especialmente perseguidas por Hacienda tras el escándalo de los papeles de Panamá.

La titular del juzgado que administra el proceso concurso de Marme Inversiones, la patrimonial de dos inversores británicos que en 2008 compraron la Ciudad Financiera por 1.950 millones y que cayó en concurso de acreedores, quiere cerciorarse del origen lícito de los fondos de Stamford Group Hodlings Limited y de la solvencia de Ibiza Properties Investment LTD. Porque esta última tiene unos fondos propios negativos de 1,79 millones de libras esterlinas, según las últimas cuentas oficiales publicadas.

Fuentes financieras indican que esta situación de insolvencia provisional es lo que menos preocuparía a la jueza, ya que podría restituirse con una ampliación de capital inmediata para hacer frente a la oferta por la Ciudad Financiera. Igual ocurría con la capacidad de pago de Sorlinda, que cuando fue constituida en agosto de este año para ir a la puja se fundó con un capital de apenas 3.000 euros. Pero el origen fiscal del dueño de ambas sociedades sí que ha generado muchas dudas en María Teresa Vázquez, que se va a pronunciar sobre este caso en los próximos días.

La jueza puede validar la oferta de los Reuben o anularla, lo que daría como vencedor de la subasta al propio Banco Santander

La jueza puede validar la oferta de los Reuben, por lo que se quedarían con los terrenos situados en Boadilla del Monte (Madrid) donde Ana Botín tiene su despacho principal, o anularla, lo que daría como vencedor de la subasta al propio Banco Santander. Si optase por la primera opción, la entidad financiera tiene aún una última posibilidad de recuperar su sede ejerciendo un derecho de tanteo que cree le corresponde. Pero los abogados de los millonarios británicos no lo tienen tan claro, por lo que podría darse la circunstancia de que el futuro de la Ciudad Financiera entrase en un nuevo laberinto judicial del que realmente no ha salido desde que Marme se declaró en quiebra en julio de 2014.

Un alquiler muy caro

Botín ya consiguió hace dos años que el mismo juzgado paralizase la venta de la sede operativa del Santander al fondo kuwaití AGC Equity Partners, el que ha presentado ahora la tercera oferta más alta, pero que estuvo a punto de hacerse con la inmobiliaria al negociar directamente con los acreedores. La presidenta del Santander pidió poder hacer efectivo su derecho preferente de tanteo, solicitud que sorprendió a los prestamistas de Marme, ya que la entidad no había dado ninguna muestra de interés por quedarse con el activo desde su venta.

Botín ya consiguió hace dos años que el mismo juzgado paralizase la venta de la sede operativa del Santander al fondo kuwaití AGC Equity Partners

Ahora, las partes interpretan que, por una parte, los Reuben lo que realmente quieren es negociar una subida del precio de compra porque meses atrás adquirieron parte de la deuda con descuento, lo que les permitiría hacer un gran negocio en un espacio corto de tiempo. Por otra, consideran que Santander lo que desea es posicionarse para conseguir una rebaja del precio del alquiler de la sede, en la que está como inquilino tras la venta y por el que paga unos 124 millones de euros al año. A la entidad le quedan aún 30 años más como alquilada.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios