"no hay que dejarse llevar por la burbuja"

El dueño de Tommy Mel's: "Se están pagando precios desorbitados en restauración"

El grupo Beer&Food, propiedad del fondo de capital riesgo Abac, está abierto a nuevas adquisiciones a un precio "razonable", nunca por encima de las 7/8 veces ebitda para evitar el riesgo de "atragantarse"

Foto: Tommy Mel's es una de las marcas del grupo Beer
Tommy Mel's es una de las marcas del grupo Beer

Riesgo de empacho en el sector de la restauración. Los fondos de capital riesgo tienen tanta hambre en España que, en algunos casos, están dispuestos a desembolsar lo que haga falta por cadenas en pleno auge. No es el caso de Beer&Food, en manos de Abac Solutions desde enero y propietario de marcas como Carl's Jr., La Chelinda, Tommy Mel’s, Tony Roma’s o Gambrinus. Su CEO, Sergio Rivas, cree que más de uno "se ha vuelto loco y está pagando múltiplos desorbitados" por compañías que no lo valen. Al menos, no tanto.

"A nosotros nos va bien porque compramos las cosas a su justo precio, y ahí está la grandeza de un equipo ejecutivo con experiencia aliado con un fondo de inversión. No me gustaría estar en el pellejo de los que sobrepagan", indica en una entrevista con este periódico. ¿Y cuál es ese rango? Cualquier operador que abone más de siete u ocho veces ebitda por una cadena de restauración, va a tener complicaciones para tener retornos. Rivas no desvela cuánto desembolsó el fondo Abac por Beer&Food cuando estaba en manos de Heineken ni cuánto costó la posterior compra de Tommy Mel's o de la máster franquicia española de Tony Roma's.

[La otra burbuja en restauración y por qué el capital riesgo se frota las manos]

Pero no es difícil imaginarse a quién se refiere. Véase la cadena de hamburguesas Goiko Grill, cuyo 80% está en manos de L Catterton (el fondo de Louis Vuitton). La operación valoró a la compañía en unos 150 millones de euros, más de diez veces ebitda. Otro ejemplo de pelotazo es la venta parcial de El Paraguas (Amazónico, Ten con Ten, Ultramarinos Quintín) por 70 millones. "Las cosas se compran para venderlas después. Si entras mal, luego es muy difícil salir (…) corres el riesgo de empacharte y sufrir".

El que fuera directivo en Eat Out, Dunkin' Donuts, Burger King o Domino's Pizza tiene claro que su vocación es generar valor para los accionistas, poner 'guapas' a unas marcas que se habían quedado "viejitas" (como Tony Roma’s), continuar con la política de expansión y convertir Beer&Food en una de las mayores plataformas multimarca de España. No descarta nuevas adquisiciones en segmentos en los que aún no está presente, como comida italiana o asiática, si bien deja claro que "algún día tendremos que salir de este proyecto, pues es la vocación de todo fondo". Por eso es tan importante comprar a precios "razonables" sin dejarse llevar por "calentamientos ni burbujas".

Sergio Rivas, CEO de Beer and Food
Sergio Rivas, CEO de Beer and Food

Momento dulce

Beer&Food gestiona las licencias internacionales de Tony Roma's o Carl's Jr., se quedó con las licencias de Heineken (cervecerías Gambrinus, Cruz Blanca, Official Irish Pub) y tiene marcas en propiedad como la taquería mexicana La Chelinda o Tommy Mel's. Su objetivo es cerrar el año con una facturación de 230 millones de euros y 421 restaurantes (de los cuales el 75% son franquicias), a un ritmo de unas 40 aperturas anuales.

La restauración organizada vive un momento dulce en España, sobre todo en segmentos como las hamburguesas (antes en manos del duopolio McDonalds-Burger King). Los españoles visitan este tipo de locales unas 25 veces al año de media frente a las 19 ocasiones de hace cinco años, pero no es oro todo lo que reluce. Rivas ya detecta los primeros síntomas de desaceleración, motivados por factores como la caída del turismo —con un tremendo impacto en el sector cervecero, por ejemplo—.

Con todo, la restauración organizada ya alcanza una cuota del 20% en España frente al 23% de Italia, 27% de Alemania, 44% de Francia o 56% de Reino Unido. "Lo lógico es que nos acerquemos a la media europea (38%)", pronostica el CEO de Beer&Food. También confía en un ajuste de precios en el sector inmobiliario, pues las rentas actuales se salen del presupuesto de muchos hosteleros. Esa es precisamente una de las causas por las que los bares castizos están desapareciendo en el centro de grandes urbes como Madrid o Barcelona.

La matriz de La Chelinda ofrece reparto a domicilio a través de Deliveroo, entre otros. Este canal ya representa entre un 3% y un 15% de las ventas, con una mayor penetración en las marcas de comida americana (Tommy Mel's, Tony Roma's, Carl's Jr.). Beer&Food no tiene ni piensa tener repartidores propios —pese al escándalo de los falsos autónomos en plataformas tipo Glovo, todas ellas cuestionadas por la justicia en España— pero dice realizar auditorías para comprobar que los intermediarios con los que trabaja tienen todos los papeles en regla.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios