Sería la mayor operación de su historia

Grifols negocia crear en China una filial casi tan grande como la propia empresa

Grifols aportará en la operación una filial que está valorada en 5.000 millones de dólares, pero crear esta compañía, GDS, con sede en Estados Unidos, solo le costó 3.500 millones

Foto: Junta de accionistas de Grifols. (Reuters)
Junta de accionistas de Grifols. (Reuters)

Grifols siempre ha crecido a golpe de adquisiciones. El grupo plantea ahora una gran operación en China, tanto que si saliera adelante la filial china resultante sería casi tan grande como la matriz. El grupo está planteando una fusión entre la filial Grifols Diagnostics Solutions Inc (GDS) y la empresa Shanghai RAAS, que ha sido suspendida en bolsa por motivo de esta operación. Grifols está negociando tener el 51% en la empresa resultante, según fuentes cercanas a la compañía Y aporta GDS, valorada en 5.000 millones de dólares, con lo que la firma resultante valdría más de 10.000 millones de dólares. Grifols vale ahora en bolsa 12.300 millones de dólares.

Hasta el anuncio de este miércoles, Grifols (ver cotización) ha estado negociando durante cuatro meses, lo que les ha permitido anunciar que están sentados a la mesa. Pero poco más. La operación es compleja, porque Grifols quiere el control de la empresa resultante, que es líder en ese país de la producción de plasma, con dos millones de litros de plasma al año. Este punto del control es clave para que los contactos se cierren con éxito.

También hay que negociar con el Gobierno chino, lo que complica la operación. En caso de que se cerrase, el acuerdo podría llegar a buen puerto a mediados de 2019, según ha comunicado Grifols a la CNMV.

Shanghai RAAS es una empresa comparativamente pequeña, pero con un gran potencial, ya que tiene acceso a todo el mercado chino. Factura menos de 400 millones de euros, pero la dirección de Grifols cree que con su gestión se dispararían los ingresos, situados en este momento en los 4.318 millones de euros anuales.

Hay que tener en cuenta que Grifols aportará en la operación una filial que está valorada en 5.000 millones de dólares, pero crear esta compañía, GDS, que tiene sede en Estados Unidos, le ha costado 3.500 millones de dólares. Por tanto, la operación china es una manera de poner en valor esta sociedad y aflorar plusvalías, según explican fuentes financieras conocedoras de la operación.

Para tener en cuenta la escala, en Estados Unidos, el mercado de referencia de Grifols, cuenta con 350 millones de habitantes que generan 50 millones de litros de plasma anuales. En comparación, ahora, China genera solo ocho millones de litros de plasma, pero tiene cinco veces más habitantes, 1.400 millones de chinos. Por eso la producción de plasma de Grifols, la materia prima para los procesos de plasmaféresis, la principal actividad de la empresa.

Grifols ya opera en China. Exporta al país asiático unos 250 millones de albúmina, una proteína que se extrae del plasma sanguíneo. Pero se basa en una excepción, porque como norma general está prohibido importar este tipo de productos.

Crecer desde el mercado local

Por eso, la empresa que dirigen Víctor Grifols Deu (el hijo de Víctor Grifols) y su tío Raimon Grifols ha decidido que para crecer en China hay que hacerlo desde el mercado interior. Para China, el mercado de plasma es estratégico y en estos casos el Gobierno suele hacer excepciones. Ya lo hizo en los años ochenta con VW y otros grupos automovilísticos.

Si llega a buen puerto, la operación sería la más grande de la historia de Grifols, una compañía que vive muy marcada por las grandes adquisiciones. La última, hace dos años, cuando en 2016 compró Hologics por 1.757 millones. De hecho, cada tres años, Grifols realiza una gran adquisición que dispara su tamaño.

Cada tres años Grifols efectúa una gran compra: en 2010 Talecris; en 2013 una filial de Novartis; en 2016 Hologics. En 2019 toca nueva adquisición

Así, en 2010 hizo una operación de las más espectaculares ese año, al comprar Talecris en Estados Unidos, que entonces le supuso desembolsar 2.800 millones. En 2013 se dio el paso para crear la gran división de diagnósticos, que se estaba convirtiendo en una prioridad para el grupo. Así se hizo con la división de diagnóstico de Novartis por 1.240 millones. En 2016 cayó Hologics. Siguiendo esa dinámica, en 2019 toca cerrar la operación en China, solo que esta es por un volumen tan grande como el de todas las anteriores juntas.

Resultados

“China es uno de los principales mercados en el ámbito de la salud, y una alianza con un socio local líder en su mercado como Shanghai RAAS representa una magnífica oportunidad para Grifols, alineada con su estrategia de crecimiento y visión de largo plazo”, ha asegurado la compañía catalana en un comunicado.

Grifols ganó 468,3 millones de euros hasta septiembre de este año, lo que supone un 8,5% más que en los primeros nueve meses del año anterior. Los ingresos fueron casi los mismos, crecieron solo un 0,4%, hasta los 3.263,9 millones, aunque su principal división, denominada Bioscience, aumentó sus ingresos un 8%.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios