reunión en casa del veterano inversor

Abelló media en la guerra de poder en El Corte Inglés para frenar a las hermanas

El veterano inversor, suegro de Marta Álvarez Güil, reunió a Manuel Pizarro y a su nuera para detener la creciente batalla por el control del consejo de administración

Foto: Foto: El Corte Inglés.
Foto: El Corte Inglés.

La batalla interna entre las hermanas Álvarez Güil y Dimas Gimeno por el control de El Corte Inglés traspasa los límites familiares. Según aseguran fuentes próximas al grupo de distribución, Juan Abelló, suegro de Marta Álvarez Güil, hija adoptiva de Isidoro Álvarez, ha mediado entre las partes para intentar buscar una solución de consenso ante una escalada de tensión que también ha hecho saltar las alarmas en el Gobierno.

Las mismas fuentes se refieren a una reunión que organizó Juan Abelló, uno de los hombres más ricos de España, en su propia casa y a la que asistieron Marta Álvarez, casada con su hijo Juan Claudio Abelló Gamazo, y Manuel Pizarro, consejero independiente de El Corte Inglés. El encuentro fue corto —apenas duró media hora—, pero muy intenso, ya que el reconocido inversor le pidió a la madre de sus dos nietos que cesara cualquier intento de tomar la presidencia de la compañía.

Abelló, que ya había pedido a su vástago que se abstuviera de participar en esta batalla, está preocupado por si este choque de trenes acaba teniendo efectos colaterales sobre la familia. Según las mismas fuentes, el veterano empresario le pidió a su nuera que desistiera de intentar controlar El Corte Inglés y que hiciera lo posible por profesionalizar la gestión del 'holding'.

Juan Abelló en una foto de 2015. (EFE)
Juan Abelló en una foto de 2015. (EFE)

Para Abelló, el nombramiento de los dos consejeros delegados, Jesús de la Rosa y Victor Del Pozo, dos personas de máxima confianza de Marta Álvarez, ha sido una decisión demasiado contundente, puesto que con ello se pretende desplazar a Dimas Gimeno. El enfado del inversor con este conflicto es tal que le ha inquirido a su nuera que renuncie incluso a estar en el consejo de administración de El Corte Inglés.

La hija adoptiva de Isidoro Álvarez, el presidente fallecido en 2014, ha encajado mal la reprimenda de su suegro, que le aconsejó seguir su estrategia de no estar presente en los consejos de las empresas en que invierte. El mensaje caló hondo en Manuel Pizarro, silente durante el encuentro, ya que es el único consejero independiente de la cadena de distribución y la única persona con experiencia en la gestión de grandes multinacionales, como Endesa, Telefónica y Baker & McKenzie.

Abelló le puso el ejemplo de las dos hermanas Koplowitz, en referencia a Esther y a Alicia Koplowitz. La primera abandonó sus funciones ejecutivas en FCC a mediados de 1998, cuando vendió su 28% de la constructora por cerca de 800 millones de euros. La segunda, que adquirió esa participación, se puso al frente de la constructora. Finalmente, FCC ha acabado en manos de Carlos Slim y la familia ha perdido gran parte de su fortuna personal al no poder hacer frente a sus deudas. Alicia disfruta al frente de su 'family office', gestionado por Óscar Fanjul y Diego Prado.

Sin palabra

La reunión acabó sin que Abelló dejase ni turno de replica a Marta Álvarez, que, no obstante, pretende hacer valer su posición, junto con su hermana, como primeras herederas de El Corte Inglés. La batalla entre las dos partes de la familia es tal que María Antonia Álvarez Álvarez, madre de Dimas Gimeno y hermana de Isidoro, las ha denunciado por el reparto del legado del que fuera líder espiritual del grupo hasta su fallecimiento.

La hija adoptiva de Álvarez encajó muy mal la reprimenda de su suegro, que le aconsejó no estar en los consejos de las empresas en que invierte

Fuentes oficiales de El Corte Inglés han indicado que "no les consta esta reunión". Pero otras fuentes próximas a la compañía aseguran que la cita tuvo lugar semanas atrás y que se trató de un encuentro estrictamente privado. El consejo de El Corte Inglés tiene previsto reunirse de nuevo en abril —la sesión de marzo ha sido cancelada por la Semana Santa—, momento en que las partes volverán a verse las caras.

Tras el intento fallido de echar a Gimeno de la presidencia en la junta general de 2017, fuentes internas aseguran que las hermanas tratarán de imponer su criterio, pese a la oposición de los octogenarios Florencio Lasaga y Martínez Echevarría, que aún controlan la Fundación Ramón Areces, primer accionista de la compañía, con el 40% del capital, y el consejero en representación del fondo de Qatar, dueño del 14% de las acciones. El mandato de los dos consejeros en nombre de la fundación expira el próximo mes de agosto, por lo que se atisba que la guerra se recrudecerá.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios