Tobías Martínez se perfila como sustituto

Reynés dejará la presidencia de Cellnex este jueves para centrarse en Gas Natural

Se prevé que Reynés reforme este plan de arriba abajo. Lo previsible es que se ponga el foco en la rentabilidad del grupo, que en este momento abona un dividendo muy alto

Foto: Francisco Reynés, nuevo presidente ejecutivo de Gas Natural Fenosa. (E. Villarino)
Francisco Reynés, nuevo presidente ejecutivo de Gas Natural Fenosa. (E. Villarino)

El nuevo presidente de Gas Natural, Francisco Reynés, dejará la presidencia de la empresa de infraestructuras de telecomunicaciones Cellnex en el consejo del próximo jueves en Madrid, según apuntan fuentes financieras cercanas a la sociedad. El objetivo es centrarse por completo en darle la vuelta a Gas Natural y mejorar la gestión de la gasista. Reynés ha sustituido en el cargo a Isidre Fainé, que era el anterior presidente de Gas Natural.

El que Reynés haya asumido la presidencia de Gas Natural está suponiendo todo un reguero de cambios en el conjunto de sociedades del grupo La Caixa. Así, José Aljaro se ha convertido en consejero-director general de Abertis, a la espera de que la empresa de autopistas caiga en manos de Atlantia o de Florentino Pérez, durante el proceso de opas en concurrencia que hay en marcha.

En Cellnex, que como Abertis cotiza en el Ibex-35, también se produce este proceso de cambio: hace falta un nuevo presidente que tomará posesión en el consejo de administración que se celebrará el próximo 15 de febrero. La posibilidad que cuenta con más números en este momento es que Tobías Martínez, actual consejero delegado de Cellnex, ascienda a presidente ejecutivo de la compañía. De nuevo, un relevo basado en la promoción interna, tal y como pasó en la compañía de autopistas. Cellnex nació como un activo segregado de Abertis, que todavía tiene un 34% de su capital. Se prevé que, gane quien gane en esta pugna de opas, se venda esta participación. Portavoces de Cellnex han declinado hacer declaraciones.

Todo este movimiento tiene como objetivo principal que Reynés se centre en darle la vuelta a Gas Natural, con el objetivo de rehacer el plan estratégico de la compañía para retomar la buena marcha de los resultados, ya que los que cerraron 2017 han sido malos, con un beneficio que solo ha subido un 1%.

El antiguo consejero delegado, Rafael Villaseca, llevó un borrador del plan estratégico al consejo de administración de la gasista el pasado mes de enero. Pero ya en ese momento los consejeros pensaron que se hacía falta otro enfoque, y más teniendo en cuenta que el nuevo plan estratégico iba a sustituir al anterior, que estaba previsto para el 2016-2020.

Reynés dejará la presidencia de Cellnex este jueves para centrarse en Gas Natural

Así que ahora se prevé que Reynés reforme este plan de arriba abajo. Lo previsible es que se ponga el foco en la rentabilidad del grupo, que en este momento está abonando un dividendo muy alto —un euro por acción—. Y también, en un plan de venta de activos. Fuentes oficiales de Gas Natural han preferido no hacer comentarios.

Ajuste fino

Para los primeros tiempos se prevé un ajuste fino. Es decir, pocas incorporaciones al equipo directivo. En estos primeros meses el objeto es rehacer el plan estratégico, y será en dicho plan donde se establezca qué cambios organizativos ha de asumir la nueva organización de la gasista en la etapa Reynés. Así lo manifestó ayer el nuevo presidente en una charla con su personal en la empresa.

Gas Natural está pendiente de que el fondo de capital riesgo CVC entre en su capital, una operación pendiente del visto bueno de Londres

El valor de la acción

El objetivo es mejorar el valor de la acción, que ahora cotiza a 18 euros. El primer accionista de Gas Natural es Criteria, el 'holding' de participadas de La Caixa, con un 24.4%. El resto de socios son el fondo de infraestructuras GIP, que pagó 3.800 millones de euros por el 20% y la petrolera Repsol, que está de salida a la espera que CVC compre su participación.

La operación de CVC está aprobada por el equipo que lidera Javier de Jaime en España pero está a la espera de que en Londres den el visto bueno, según apuntan fuentes financieras. La llegada de Francisco Reynés facilita la operación, según todas las fuentes consultadas, en parte por la buena experiencia de CVC cuando fueron socios de Abertis entre 2010 y 2015. En ese período el fondo de capital riesgo ganó cerca de 400 millones con la compañía que entonces dirigía Reynés. Todo apunta a que los mismos protagonistas intentarán que la historia se repita.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios