ligada al plan de incentivos

La cúpula de Axiare se embolsará un bonus en acciones si triunfa la opa de Colonial

La primera fila directiva de la socimi tiene reconocido el derecho a percibir un suculento pago en acciones ante un cambio de control. Además, cuenta con cláusulas de blindaje ante despidos

Foto: Chony Martín, directora general corporativa de Axiare.
Chony Martín, directora general corporativa de Axiare.

Los blindajes de oro vuelven a escena. La opa lanzada por Colonial sobre Axiare ha activado un plan de incentivos en acciones que el equipo gestor de la segunda se garantizó hace tres años y que permitirá a su equipo directivo compensar, en parte, la imposibilidad de llevar a término el actual plan de incentivos que tienen concedido.

En 2015, Axiare aprobó premiar a su primera fila ejecutiva con un reparto de acciones si lograban una serie de hitos ligados, fundamentalmente, al incremento del valor neto de los activos (NAV). Este plan se diseñó para un plazo de siete años y, a lo largo de todo este periodo, como máximo, se podrían repartir entre todos el 10% del capital de la compañía.

Sin embargo, la liquidación de la sociedad o un cambio de control de la misma, como ocurrirá si triunfa la opa de Colonial, echa por tierra este jugoso incentivo, una amenaza contra la que se cubrió al equipo directivo desde la salida a bolsa de la socimi, en la primavera de 2014. Desde entonces, el NAV por acción de la empresa se ha incrementado un 62%.

El plan de incentivos cuenta con la particularidad de que, si se producen estos supuestos, la cúpula de Axiare tendrá derecho a ser remunerada con un bonus de acciones, cuya cuantía final dependerá, por una parte, de una serie de ratios de rendimientos y, por otra, del precio de la opa o del valor neto de activos.

Colonial ha puesto sobre la mesa una oferta de 18,36 euros por acción, importe un 18,9% superior a los 15,3 euros en que se valora cada títulos de la socimi en función de su NAV al cierre del pasado junio, aunque previsiblemente esta cifra será superior cuando se conozcan los datos de cierre de ejercicio.

El 10% máximo que el plan de incentivo reconocía poder llegar a repartir entre los miembros del equipo gestor está valorado actualmente en 140 millones de euros. No obstante, los dos primeros ejercicios de este plan ya se habrán cumplido para cuando se complete la opa de Colonial y el incentivo al que tienen derecho es solo una parte.

A este 'blindaje' se suman la indemnizaciones por despido reconocidas a los primeros espadas del grupo, que en el caso del consejero delegado, Luis López de Herrera-Oria, equivale a un mínimo de dos anualidades de su remuneración fija, mientras que la directora general corporativa, Chony Martín, tiene derecho a 1,5 veces su salario. El resto de miembros del equipo directivo tiene reconocida una antigüedad de cuatro años.

La remuneración fija del consejero delegado son 600.000 euros anuales, cantidad a la que el pasado ejercicio se sumó un variable de 300.000 euros. Todos los miembros del equipo, según reconoció la socimi en su folleto de salida a bolsa, tienen reconocida una retribución conjunta de entre 1,5 y 2 millones de euros al año.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios