GALÁN SE MUESTRA DESCONTENTO CON LA GESTIÓN

Iberdrola reprocha a Siemens su alejamiento de la 'españolidad' acordada para Gamesa

El presidente de la eléctrica vasca sostiene que llegaron a una entente para que la firma alemana tomara el control de la compañía "con un esquema con bastante españolización"

Foto: El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez-Galán.
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez-Galán.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez-Galán, acabó este jueves de un plumazo con toda la rumorología, siempre 'sotto voce', que se venía filtrando en los últimos meses respecto del malestar de la eléctrica vasca con su participación en Siemens Gamesa.

"No podemos estar contentos con una compañía que ha perdido más del 50% de su valor en seis meses. Cuando ves cosas como lo que estas viendo, que hacen un 'profit warning' y casi te enteras por el periódico de que lo van a hacer, que cambian personas de alto nivel... Pues piensas que estamos enloqueciendo y algo está fallando", lamentó Galán en su intervención en el foro 'La Europa sin fronteras', organizado por El Confidencial y Pimco.

El máximo ejecutivo de la 'utility' explicó que Iberdrola llegó a un acuerdo con Siemens para que tomara el control de la compañía "con un esquema con bastante españolización" y que la eléctrica que preside se quedó "para asegurar que las cosas se hacían bien". Por eso, Iberdrola no vendió su participación en Gamesa (que ahora considera "casi afectiva", por estar desde la fundación de la empresa) sino que la fusionó, "porque queríamos seguir ahí para supervisar y vigilar que las cosas se hacían razonablemente bien", pero entonces pasó de ser un socio industrial a ser un socio financiero.

Estas palabras viene a refrendar algunos comentarios recogidos por la agencia Reuters a finales de octubre. “La relación con Iberdrola ha sido difícil desde el primer día”, afirmó una de las fuentes. “Siemens Gamesa se ha convertido en un elefante alemán”, sostuvo otra fuente. “Cada decisión de importancia debe ser primero aprobada por los alemanes. Ha perdido la agilidad que tenía Gamesa”.

Galán desaprobó este jueves ciertos nombramientos, después de "enterarse casi por la prensa de los cambios en la dirección o que pongan de secretario general (que se supone que debe saberse la legislación española) a un abogado que es alemán y que no habla español". Fuentes de la compañía advierten de la preocupación que todo esto les causa como inversor minoritario con un 8% de la compañía, dado el desempeño que un secretario general debe hacer con diferentes agentes de la Administración, como pueden ser la CNMV, Energía o Industria.

En octubre pasado, el consejo de administración de Siemens Gamesa nombró a Jürgen Bartl director de Asesoría Jurídica y secretario general, lo que supuso la salida de José Antonio Cortajarena, procedente de Gamesa, que fue durante 10 años secretario general y secretario del consejo de administración.

La compañía está viviendo un auténtico terremoto de entradas y salidas en su cúpula directiva desde que se fuera el antiguo consejero delegado, Ignacio Martín, sustituido por Markus Tacke, procedente de Siemens Wind Power. Y a esto se añade el malestar de los trabajadores por el recorte de plantilla que se está implementando. Esto también ha motivado la sustitución de su director de Recursos Humanos esta misma semana. Se nota la tendencia de que la gente más cercana a Siemens se va haciendo con las posiciones directivas de relevancia. Siemens Gamesa ha declinado hacer comentarios.

El fabricante de aerogeneradores ha informado este mismo jueves de que el nuevo consejero delegado solo ha logrado cumplir uno de los tres los objetivos ligados a su retribución variable. No ha logrado ni el de ebit, fijado en 474 millones, ni el de entrada de pedidos, que debía estar en 6.314 millones de euros. Lo que sí ha conseguido es el establecimiento de sinergias, que tenía que alcanzar los 432 millones de euros. No obstante, su antecesor tampoco los consiguió, tal y como explica a la CNMV. Ni el de ebit ni el de pedidos. Solo ha conseguido alcanzar parte del aumento de puntuación en el índice Robeco Sam de sostenibilidad empresarial.

Pese a todo, Iberdrola descarta la venta de su participación en Siemens Gamesa. Aún es el segundo máximo accionista. Sin embargo, la preocupación ahora se fija en el plan estratégico que retrasó la compañía hasta el próximo 15 de febrero. Iberdrola debe esperar hasta entonces para saber si tendrá que provisionar su participación, dada la fuerte caída bursátil del valor. La eléctrica tiene un ejemplo muy cercano: la CNMV ha pedido explicaciones a Acciona por no reconocer las minusvalías que arrastra por su participación en Nordex, empresa de la competencia de Siemens Gamesa cuya acción también se está descalabrando.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios