tras un conflicto con el socio local

Tebas pone a la venta la Liga en China con la ayuda del socio de Roures y Pere Guardiola

La LFP ha encargado la venta del 51% de la sociedad que explota el fútbol español en el país asiático tras un conflicto con el socio local que ha acabado en manos de los abogados

Foto: El presidente de La Liga, Javier Tebas. (EFE)
El presidente de La Liga, Javier Tebas. (EFE)

Por primera vez en la historia reciente, el Real Madrid-FC Barcelona, fijado para el próximo 23 de diciembre, se jugará a la una de la tarde. Un horario seleccionado especialmente para que el famoso clásico tenga grandes audiencias en China. La elección responde al interés del presidente de La Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, de que sea visto por millones de ciudadanos asiáticos justo cuando la retransmisión ha estado en serio peligro por un incidente con el socio local y al tiempo que ha puesto a la venta el 51% de la filial que la organización española tiene en Pekín.

Según han confirmado fuentes oficiales de la LFP, Tebas ha contratado los servicios del banco alemán Goetz Partners y de Garrigues para encontrar un inversor que compre la mayoría de esta subsidiaria, llamada La Liga China. En realidad, el proceso se inició meses atrás, pero la operación se detuvo después de recibir varias ofertas vinculantes, entre otras las de China Media Capital Charm. El importe se cifró en cerca de 50 millones de dólares, con la previsión de aumentar los ingresos del fútbol español en el gigante asiático por encima de los 100 millones anuales.

El motivo fue el encontronazo que Tebas tuvo con PPTV, la compañía con la que firmó en 2015 un contrato de cinco años para distribuir los partidos de la Liga española en China a cambio de 250 millones de euros. El acuerdo fue roto de forma unilateral el pasado mes de septiembre por la LFP, pese a que quedaban dos años de vigencia, por lo que la retransmisión de las jornadas quedó suspendida de forma temporal. Según han confirmado distintas fuentes, la pelea ha acabado en manos de los abogados de ambas partes, hasta que surgió Desports.

¿Quién es esta empresa? Se trata de una agencia china de 'marketing' deportivo propiedad de la multinacional asiática Wuhan Double, dueña actual del Granada CF y del Parma italiano. ¿Y quién es Wuhan Double? Un conglomerado que compró el pasado año el 46% de Media Base Sports, una empresa participada por Jaume Roures (Mediapro) y Pere Guardiola. Los chinos pagaron 39,5 millones por este paquete y se comprometieron a abonar otros 18 millones por un 24% adicional del capital a las dos sociedades de Roures y del hermano de Pep Guardiola con sedes en Holanda y Malta.

Pere Guardiola. (EFE)
Pere Guardiola. (EFE)

Según distintas fuentes, Desports ha intermediado para solucionar el problema entre LaLiga y PPTV, propiedad de la también multinacional Suning Comerce Group, conocida en Europa por haber comprado el histórico Inter de Milán por cerca de 250 millones de euros. Tebas ha declinado dar detalles de este acuerdo con la compañía socia de Roures y Pere Guardiola, y tan solo se ha limitado a asegurar que actualmente los partidos se pueden ver a través del gigante PPTV y que el próximo Real Madrid-Barça estará disponible en esta plataforma de pago.

El negocio del otro gran partido

Otras fuentes aseguran que Suning Comerce Group, que ha adquirido también los derechos para ofrecer en China la Premier League inglesa y la Bundesliga alemana, ha iniciado acciones legales contra la LFP española por negociar con Desports, extremo que no ha podido ser confirmado por acuerdos de confidencialidad entre las dos partes.

La búsqueda de un nuevo socio que adquiera el 51% de la filial de La Liga en China coincide en el tiempo con las negociaciones de Roures para dar entrada a un nuevo inversor en Imagina, el 'holding' audiovisual del que Mediapro tiene el 35% del capital. Los accionistas de Imagina, entre los que se encuentra el millonario Juan Abellló —a través de Torreal—, la mexicana Televisa y la multinacional de la publicidad WPP, están en conversaciones con Orient Ontai Securities para traspasarle el 55% del capital por cerca de 1.000 millones de euros. Pero la venta se ha retrasado en numerosas ocasiones por la necesidad de las autorizaciones del Gobierno chino, que no terminan de llegar.

Algunas fuentes indican que las dos operaciones están entrelazadas y que hay intereses cruzados entre Tebas y Roures. Pero el presidente de la LFP lo niega y fuentes de los accionistas de Imagina desmienten también que ambas transacciones estén relacionadas entre sí.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios