La CNMV obliga a rendir cuentas a Telefónica por la liquidación de Alierta
  1. Empresas
contaba con hasta tres planes de pensiones

La CNMV obliga a rendir cuentas a Telefónica por la liquidación de Alierta

El organismo regulador ha requerido a la operadora que detalle todos los beneficios sociales que había concedido al ya expresidente por un total de 53 millones de euros

placeholder Foto: El expresidente de Telefónica César Alierta. (EFE)
El expresidente de Telefónica César Alierta. (EFE)

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se ha puesto firme con la transparencia de las retribuciones que cobran los directivos del Ibex 35. Recientemente, ha exigido a Telefónica que detalle todas las compensaciones económicas que corresponden a César Alierta como presidente de la operadora. Una petición que ha dado como resultado que la firma aflore unos derechos de hasta 53 millones por pensiones, frente a los 35,5 que se habían contabilizado hasta la fecha.

Aunque Elvira Rodríguez está en la fase final de su mandato como presidenta de la CNMV, cargo que dejará el próximo 6 de octubre, lo cierto es que sigue con total diligencia como si no estuviera en la rampa de salida. El pasado mes de junio, requirió a Telefónica que publicase todos los beneficios sociales que la compañía había concedido a Alierta durante sus casi 16 años como presidente de la multinacional. Una solicitud que justificaba porque, para el organismo regulador, la empresa no había precisado toda la remuneración que su ya exprimer ejecutivo podrá percibir cuando deje todas sus funciones.

Telefónica disiente sustancialmente de esta consideración, y así se lo hace saber en el escrito de respuesta enviado el pasado 29 de junio a la CNMV, a través del secretario general del consejo de administración, Ramón Sánchez de Lerín. La compañía sostiene que su criterio, a la hora de especificar en el 'Informe anual sobre remuneraciones' (IAR) los beneficios de los sistemas de ahorro a largo plazo de sus directivos, ha sido siempre publicar las dotaciones a las cuentas de los directivos de los derechos ya consolidados, es decir, de las aportaciones ya definidas.

Pero la CNMV le ha exigido que, además de hacer públicas estas cantidades, pormenorice y sume también los beneficios futuros o latentes, requerimiento que ha obligado a Telefónica a modificar el informe de retribuciones para “una mejor información estadística”. Así, la operadora ha tenido que añadir que Alierta, que a mediados de 2014 renunció a sus cuatro años de blindaje a cambio de una sola aportación de 35,6 millones a su plan de pensiones, cuenta además con otras prestaciones asistenciales por 17,35 millones más. En concreto, por las aportaciones de la empresa al Plan de Pensiones de Empleados, que gestiona Fonditel, al Plan de Previsión Social de Directivos y al Seguro Colectivo Unit Linked.

Cuando suspendió el blindaje por la aportación a su plan de pensiones, Alierta ya contaba supuestamente por este concepto con 13,3 millones, por lo que en total sumaba 48,8 millones. Pero ese dinero extra no se especificaba en el apartado de sistema de ahorro de largo plazo del informe de remuneraciones. Según la revisión pedida por la CNMV, el empresario aragonés tiene derecho a recibir cuando abandone totalmente el Grupo Telefónica -aún sigue en el consejo, al tiempo que se ha convertido en el presidente de la Fundación- un total de 52,95 millones de euros.

Por su parte, el actual presidente, José María Álvarez-Pallete, ha pasado de declarar 673.000 euros como beneficios de Sistemas de Ahorro a Largo Plazo, a 6,36 millones una vez sumadas todas sus prestaciones. La compañía también ha tenido que puntualizar que Santiago Fernández-Valbuena, el número tres de la multinacional hasta hace unos meses, tiene derechos latentes por todo tipo de emolumentos una vez se jubile de 6,69 millones, mientras que Eva Castillo, otra alta directiva que ya abandonó la operadora hace dos años, percibirá un millón de euros frente a los cero euros indicados anteriormente.

Telefónica defiende que es perfectamente compatible que su ya expresidente tenga derecho a percibir tres tipos de planes de ahorro a largo plazo

Desde la compañía, se explica que Alierta siempre ha sido beneficiario de tres sistemas de ahorro a largo plazo de Telefónica, los cuales habían sido comunicados con anterioridad. Se refiere al Plan de Pensiones para Empleados, administrado por Fonditel y complementado con un seguro tipo Unit-Linked; al Plan de Previsión Social de Directivos (PPSD) acumulado hasta julio de 2014, momento en el se paralizaron las aportaciones, y al Plan de Previsión Social individual del ya expresidente (sustitutivo del blindaje), gestionado por Banco Sabadell.

El secretario del consejo asegura en la respuesta a la CNMV que la percepción de los tres planes es “perfectamente compatible”. Derecho que, según Sánchez de Lerín, se recogía en la póliza del plan de previsión social para directivos, ya que se especificaba que, “en caso de cese de la relación laboral, no se producirá la baja en el referido Plan”.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Noticias de Telefónica César Alierta CNMV Pensiones Elvira Rodríguez José María Álvarez Pallete Fonditel
El redactor recomienda