Santander no presenta cuentas en EEUU y reconoce un agujero de 1.800 millones
  1. Empresas
por problemas con la cnmv americana

Santander no presenta cuentas en EEUU y reconoce un agujero de 1.800 millones

La entidad no ha cumplido con su obligación financiera al estar bajo investigación por parte de la CNMV americana, que le ha obligado a ajustar a la baja el valor de su filial

placeholder Foto: Ana Patricia Botín. (Efe)
Ana Patricia Botín. (Efe)

Ana Botín tiene mucho trabajo fuera de España. A la preocupación por la posible salida del Reino Unido, donde Banco Santander obtiene una gran parte de sus ingresos de la Unión Europea, se suma los graves problemas de la entidad en Estados Unidos. La filial estadounidense del grupo financiero español no presentó este lunes las cuentas de 2015, un hecho insólito y de consecuencias impredecibles, porque la Securities and Exchange Commission (SEC) tiene su balance bajo investigación.

Santander Consumer USA Holding tuvo que reconocer que no podía cumplir con la obligación de registrar en el organismo homólogo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de España de poner sobre la mesa los resultados del último ejercicio fiscal. Un deber ineludible de cualquier compañía cotizada cuyo incumplimiento suele provocar una incertidumbre de gran tamaño. En España, el último caso fue el de Bankia, con las consecuencias posteriores de intervención por parte del Banco de España.

En este caso, Santander explica que no ha podido publicar las cuentas anuales porque “sus estados financieros no han podido ser completados”. La entidad agrega que “la empresa actualmente tiene abiertas varias solicitudes de información por parte de la división de 'corporate finance' de la SEC”, tanto sobre las cuentas de 2014 como en relación a los resultados hasta el tercer trimestre de 2015. En concreto, en relación a las provisiones sobre créditos fallidos, incluidos los problemas con la deuda reestructuradas y los deterioros del balance.

“El banco continúa las discusiones sobre estos temas con la SEC y sus auditores y presentará los estados contables tan pronto como sea posible”, asegura en un comunicado firmado por Ismail Dawood, el nuevo director financiero, recientemente nombrado tras una nueva reorganización en la cúpula directiva del Santander en Estados Unidos.

Los problemas al otro lado del charco no se quedan ahí. La institución ha tenido que reconocer una pérdida del valor de Santander Consumer USA (Scusa), su subsidiaria de préstamos al consumo, que se ha desplomado en bolsa por los problemas sobre la salud de su cartera que ahora investiga la SEC. En concreto, Santander ha deteriorado en 1.800 millones de dólares (1.645 millones de euros) la tasación de su 70% de esta sociedad, El fondo de comercio de Santander Consumer USA pasa de 5.500 millones de dólares a 700 millones de dólares, un 87% menos.

Desde que esta compañía de financiación de automóviles salió a bolsa a principios de 2014, la cotización ha pasado de 24 dólares hasta los apenas 10 actuales. Su capitalización de mercado se ha encogido desde los 8.300 millones de dólares iniciales hasta los 3.660 millones que marcaba este martes. Santander tiene valorado su 70% en cerca de 6.000 millones de dólares, por lo que el deterioro total asciende a 3.500 millones. El fondo de comercio de Santander Consumer USA pasa de 5.500 millones de dólares a 700 millones de dólares, un 87% menos.

Desde el banco se sostiene que el ajuste del valor no cuestiona las ratios de capital de Santander ni de ninguna de sus divisiones, ni obliga a realizar ninguna provisión ni aportación de capital, debido a las diferentes reglas de contabilidad entre España y Estados Unidos. Las normas europeas no obligan a hacer un mark to market o adaptación de la participación al valor de mercado, mientras que las americanas exigen una actualización permanente para que no existe un agujero entre cómo se tiene contabilizado en libros y su precio real.

Estos nuevos problemas con la SEC suponen un nuevo obstáculo para que Banco Santander pueda superar los test de estrés a los que es sometido en Estados Unidos y que no ha podido aprobar los dos últimos años. Como publicó El Confidencial el pasado 24 de febrero, la entidad española da por hecho que suspenderá por tercera vez consecutiva, lo que supondrá que no podrá pagar dividendos ni repatriar capital desde Estados Unidos.

Resultados empresariales Noticias del Banco Santander Securities and Exchange Commission (SEC) Banco de España Ana Patricia Botín Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda