Santander calma a 200 inversores sobre el futuro político y económico de España
  1. Empresas
UN 40% DE ELLOS, EXTRANJEROS

Santander calma a 200 inversores sobre el futuro político y económico de España

Los responsables del banco celebran unas jornadas de dos días con cerca de 70 gestores de carteras internacionales para enviar un mensaje de calma ante la inquietud generada tras el 20-D

placeholder Foto: Ana Botín, durante una reunión de mujeres empresarias en Londres. (Reuters)
Ana Botín, durante una reunión de mujeres empresarias en Londres. (Reuters)

La semana pasada, Banco Santander se plantó ante dos centenares de inversores, un 40% de ellos extranjeros, para dar su punto de vista de la situación de España, tanto desde el plano político como macroeconómico. Los responsables de la entidad financiera, a diferencia de otros 'lobbies' que han suspendido varios encuentros con gestores internacionales, se pusieron delante de numerosas instituciones americanas, inglesas, francesas y alemanas para enviar un mensaje de optimismo acerca de la coyuntura nacional, justo ahora, cuando la incertidumbre sobre el Gobierno del país ha empezado a generar muchas dudas.

Mientras BNP Paribas ha aplazado tres meses la VI edición del Spain Investor Day -unas jornadas organizadas en colaboración con Estudio de Comunicación y cuyo presidente de honor es Felipe VI, ante la dificultad de enfrentarse a cerca de 200 inversores para dar explicaciones de la situación de España- y el Consejo Empresarial de la Competitividad (CEC), formado por las grandes multinacionales del Ibex 35, ha decidido guardar silencio después del 20-D tras protagonizar sonadas injerencias políticas, el primer banco del país decidió a principios de año seguir adelante y no cancelar sus jornadas Santander Iberian Conference.

Expectativas sobre la economía nacional

La entidad reservó tres plantas del Hotel Hesperia de Madrid, en el Paseo de la Castellana, para reunirse con numerosos inversores institucionales, de los que 70 eran extranjeros, para exponer lo que, pese a la dudas actuales, es su positiva expectativa sobre la economía nacional. Tras una breve presentación de Mariano Comenar, 'head of European Equity and Credit Research', el banco invitó a Charles Powell, director del Real Instituto Elcano, y a Jorge Galindo, consultor experto en Eurasia, para que dieran a conocer su visión de España. Ambos coincidieron en que finalmente habrá algún tipo de acuerdo entre los dos grandes partidos y que la continuidad de las políticas de austeridad en el gasto y crecimiento está garantizada porque, en cualquier caso, el futuro Gobierno estará tutelado por la Comisión Europea.

Tras una hora de debate político, Antonio Espasa, economista jefe de Santander Global Corporate Banking, expuso que España seguirá creciendo al menos al 3% en 2016, previsión que supera incluso la del Fondo Monetario Internacional, que vaticina una mejora del PIB del 2,7%. Pese a su habitual discreción, Espasa es uno de los expertos más reputados del sector, porque en 2008 fue capaz de adelantar la crisis que se avecinaba, mientras que en 2012 aconsejó aumentar las posiciones en bolsa al anticipar una recuperación de los mercados.

La dificultad vino después, ya que tras las intervenciones del consejero delegado de Bolsas y Mercados Españoles, Javier Hernani, del número uno de Euskaltel, Fernando Ojeda, y de los directores generales de ACS, Ángel Garcia Altozano, y de DIA, Amando Sánchez, el equipo de 'equities' de Santander organizó hasta un millar de reuniones bilaterales -'one & one', como se conocen en el sector-, entre inversores y los principales directivos de hasta 64 compañías, varias de ellas del Ibex 35, como Repsol, Endesa, Gas Natural, Iberdrola, BBVA, Popular, Caixabank y el propio banco cántabro.

Si el temor a un Gobierno radical ponderase en las decisiones de inversión, Aena, Enagás o Iberdrola no estarían entre las que están aguantando el chaparrón

No faltaron a los encuentros representantes de Amadeus, OHL, Indra, Aena, FCC, Ferrovial y de empresas inmobiliarias, como Merlin, Hispania y Colonial. La conclusión, según algunos de los asistentes, es que el desplome de la bolsa en las primeras semanas de 2016 no es un problema solo de España, sino de una coyuntura internacional influida por el temor provocado por la debilidad de China y la caída en picado del precio del petróleo. De hecho, sostienen que de las 10 empresas que mejor se comportan en el Ibex 35, la mitad son compañías reguladas que dependen del Boletín Oficial del Estado.

Con esta aseveración, ponen de manifiesto que si el temor a un futuro Gobierno influido por las fuerzas radicales de izquierdas ponderase tanto en la decisión de los gestores de dónde invertir, empresas como Aena, Enagás, Red Eléctrica o Iberdrola no estarían entre las que están aguantando el chaparrón con más dignidad. Ninguna de las 10 más castigadas dependen de ningún ministerio que pudiera alterar su cuenta de resultados a través de un cambio de tarifas.

No obstante, algunos gestores consultados por El Confidencial reconocen que, pese al mensaje de tranquilidad, las indicaciones desde sus sedes operativas de Londres es de no asumir grandes riesgos en sus inversiones en España. La inquietud generada por los ayuntamientos gobernados por los partidos afines a Podemos, que como el de Madrid han optado por salirse del sistema financiero, asusta en los comités de inversiones, algunos de los cuales han decidido congelar sus decisiones a la espera de ver más claro el horizonte.

Noticias del Banco Santander Inversores BNP Paribas Real Instituto Elcano Consejo Empresarial de la Competitividad Repsol Noticias de Iberdrola
El redactor recomienda