derechos adquiridos durante su etapa en el consejo

Rato, Olivas, Norniella y Verdú aún tienen una pensión de 1,39 millones en Bankia

Es el pasado. Pero su sombra se sigue proyectando, inevitablemente, sobre la actual Bankia. Los antiguos máximos ejecutivos mantienen un polémico vínculo con el banco

Foto: José Luis Olivas y Rodrigo Rato en una imagen de archivo. (EFE)
José Luis Olivas y Rodrigo Rato en una imagen de archivo. (EFE)

El pasado de Bankia se sigue proyectando sobre su presente. El 'Informe anual de gobierno corporativo' de 2015, publicado por la entidad la semana pasada, reveló que el expresidente de Bankia Rodrigo Rato, el exvicepresidente José Luis Olivas, el exconsejero delegado Francisco Verdú y el exconsejero ejecutivo José Manuel Fernández Norniella todavía cuentan con unos derechos acumulados en pensiones por un valor conjunto de 1,39 millones de euros.

Dentro del informe, Bankia incluye un epígrafe denominado 'Importe de los derechos acumulados por los consejeros antiguos en materia de pensiones' en el que se facilita esa cantidad. Más adelante, precisa que esa suma corresponde "a los derechos acumulados a 31 de diciembre de 2015" por parte de Rato, Verdú, Olivas y Fernández Norniella, sin ofrecer más detalle del reparto actual de esa cantidad.

Apartado del 'Informe de gobierno corporativo' sobre las pensiones de los antiguos consejeros.
Apartado del 'Informe de gobierno corporativo' sobre las pensiones de los antiguos consejeros.

La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri ha ofrecido estos datos después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) pidiera que volviera a recogerlos tras haber dejado de solicitarlos anteriormente. La última vez que Bankia había hecho mención a las pensiones de los antiguos consejeros fue en el 'Informe de gobierno corporativo' de 2013. Ese documento precisaba que "a los consejeros que formaron parte o fueron designados miembros del consejo de administración con anterioridad al 25 de mayo de 2012, fecha en que se produjo la renovación del mismo, les corresponden derechos acumulados en materia de pensiones por importe de 2,049 millones de euros". En ese momento, no facilitó la identidad de esos consejeros, una información que sí se ofrece en el último informe. 

Las aportaciones a los planes de pensiones de los consejeros en Bankia quedaron congeladas a partir de esa renovación del consejo. Tras los 1,86 millones aportados a las pensiones de los consejeros en el conjunto del año 2011, en 2012 esa suma se limitó a 53.000 euros, puesto que fue en mayo cuando se produjo la dimisión de Rato, la entrada de Goirigolzarri y el mencionado cambio en la composición del consejo. Desde entonces, se estableció que los consejeros no recibirían aportaciones para pensiones. 

La sombra del pasado

Los nuevos datos ofrecidos ahora muestran que desde 2013 la suma ha descendido en 659.000 euros. En este sentido, fuentes conocedoras de la situación aseguran que los 1,39 millones restantes provienen de los derechos adquiridos por esas personas mientras permanecieron en el consejo de Bankia, que la entidad no tiene nada que hacer al respecto porque esas cantidades ya se pagaron y se blindaron en las pólizas de seguro contratadas para ese fin y que, en estos momentos, el cobro -o la renuncia a hacerlo- depende exclusivamente del titular de esos derechos una vez cumple los 65 años.  

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

En todo caso, los datos revelados en el 'Informe de gobierno corporativo' avivan la polémica porque eran los principales ejecutivos de la entidad cuando Bankia salió a bolsa, una operación que tuvo lugar en julio de 2011, y por la posterior crisis desatada en mayo de 2012, cuando Rató dimitió y se destapó un agujero que fue cubierto con una inyección de 22.424 millones de euros de dinero público. Rato, Olivas, Fernández Norniella y Verdú se encuentran imputados por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu dentro del caso Bankia, en el que se investiga tanto la fusión de siete cajas de ahorros que desembocó en la creación de Bankia como el posterior salto al parqué.

Más de tres años después, "el mal resultado de la salida a bolsa", como lo definió Goirigolzarri en la presentación de las cuentas anuales de 2015, sigue siendo un foco de tensión. Además de las investigaciones del juez Andreu, las demandas de los inversores que se sienten estafados por aquella operación continúan creciendo. En concreto, ya se cuentan más de 76.500 demandas de particulares y 49 institucionales.  

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios