provisiones totales de 1.840 millones de euros

Bankia cifra en 500 millones los gastos legales por las demandas de su salida a bolsa

"El mal resultado" de la salida a bolsa, tal como la ha definido el actual presidente de la entidad, José Ignacio Goirrigolzarri, ha generado ya 76.546 demandas particulares y 49 institucionales

Foto: El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante la presentación de los resultados anuales de la entidad. / EFE
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante la presentación de los resultados anuales de la entidad. / EFE

Las demandas de inversores por la salida a bolsa de Bankia en 2011 siguen acumulándose en los juzgados. Según ha detallado el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, en la presentación de los resultados anuales de la entidad, las demandas de los particulares ascienden a 76.546, un dato al que se suman ya otras 49 procedentes de los inversores institucionales. 

Para cubrir los gastos que pueden derivarse de estos casos, Bankia y su matriz, BFA, provisionaron 1.060 millones de euros en 2015. Sumados a los 780 millones de 2014, la entidad se ha provisto de un colchón de 1.840 millones de euros para atender el caudal de desembolsos que puede verse obligada a realizar. Por ahora, ya ha atendido al pago de 65 millones de euros de los 81,7 millones que se derivan de las 13.478 sentencias firmes dictadas por los tribunales. 

En esos 1.840 millones, la entidad incluye los algo más de 500 millones de euros a los que pronostica que ascenderán los costes legales y de abogados de las demandas por la salida a bolsa. El consejero delegado del banco, José Sevilla, ha precisado que el importe medio de las demandas es de 10.000 euros y que las costas judiciales se mueven entre el 30 y el 35%. Sevilla ha reconocido que estos costes son "excesivos" y Goirigolzarri ha justificado que la entidad recurre las demandas, e incurre en esoos gastos, "en defensa de los accionistas", que ahora de manera mayoritaria son los contribuyentes. 

Todo provisionado

Goirigolzarrí, que no ha dudado en reconocer "el mal resultado a corto plazo para los inversores" de la salida a bolsa de Bankia, ha mostrado su confianza en que "con las provisiones actuales será suficiente". "Si creyéramos que harían falta más, lo hubiéramos provisionado ahora", ha precisado. 

De los 3.092 millones que Bankia consiguió en su salida a bolsa, 1.855 millones de euros -60%- correspondieron a inversores particulares y 1.237 millones a inversores institucionales -40%-.  La entidad calcula que el 50% de los institucionales vendió sus acciones en un periodo próximo a un mes después de la operación, que tuvo lugar en julio de 2011. Al mismo tiempo, detalla que otros 255 millones de euros del tramo particular también se vendieron sin pérdidas, con lo que una proporción de inversores equivalen a 873 millones de euros no presentará demandas.

El banco, por tanto, queda expuesto a demandas de los 2.218 millones restantes, pero siente que se encuentra en una situación "confortable" con esos 1.840 millones. Por un motivo, porque los inversores presentan demandas por el dinero que han perdido, no por la totalidad de la inversión realizada; y por otro, porque consideran que no todos los institucionales que perdieron dinero presentarán demandas. 

Entre los resultados y los recursos propios

Tal como ya adelantó la entidad en diciembre, la provisión de 2015 ha seguido respondiendo a una proporción de 60-40 entre BFA y Bankia. La matriz ha soportado el 60%, con 636 millones, y Bankia, el 40%, con 424 millones. En los 1.840 millones totales el repartido es el mismo: 1.104 millones de BFA y 736 de Bankia.

La novedad de 2015 en este terreno procede del reparto de las provisiones entre el balace y la cuenta de resultados. Siguiendo los criterios de los auditores y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la entidad ha provisionado contra sus reservas los costes derivados de la anulabilidad de las acciones. Es decir, ha cargado contra los recursos propios los costes derivados de las sentencias que afectan a las compras de acciones que constituyeron esos recursos propios. Así, contra el patrimonio se han cargado 600 millones de euros -360 millones de BFA y 240 millones de Bankia-. Los 460 millones restantes han salido de la cuenta de resultados. En el caso de Bankia, han restado al beneficio 184 millones de euros.  

En 2014, toda la provisión se hizo contra resultados. Desde la entidad, justifican el reparto entre la cuenta y el patrimonio de 2015 en la evolución de las demandas y las sentencias en los juzgados. 

 

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios