Facebook, Google, Barclays y HSBC dan la cara en la investigación de los 'tax ruling'
  1. Empresas
Nueve multinacionales siguen sin dar explicaciones por 'LuxLeaks'

Facebook, Google, Barclays y HSBC dan la cara en la investigación de los 'tax ruling'

Sólo Facebook, Google, Barclays y HSBC -de 14 empresas invitadas- darán explicaciones en Bruselas de cómo pagaban menos impuestos tras el escándalo de LuxLeaks

placeholder Foto: Vista general de los europarlamentarios mientras votan durante un pleno del Parlamento Europeo. (EFE)
Vista general de los europarlamentarios mientras votan durante un pleno del Parlamento Europeo. (EFE)

Sólo cuatro de las 14 grandes empresas invitadas para explicar su ingeniería contable para pagar menos impuestos han aceptado hablar ante los focos del 'Taxe Committe', el Comité especial del Europarlamento creado tras el escándalo de los LuxLeaks. La vista oral será el 16 de noviembre en la sede de Bruselas y el enfrentamiento entre empresas y el mundo de la política es claro.

Según ha podido saber El Confidencial, la invitación se ha cursado dos veces ante el desplante de las multinacionales y sus principales ejecutivos. Sólo Facebook, Google, Barclays y HSBC han reconsiderado su no inicial. Otras cuatro grandes empresas habían comparecido antes del verano. El presidente del Comité, el popular Alain Lamassoure, espera que “esta vez las multinacionales aprovechen la oportunidad para explicar su visión sobre el desarrollo actual” de los impuestos a las empresas.

Aunque la invitación va dirigida a nombres tan conocidos como Mark Zuckerberg o el tecnológico Eric Schmidt, ni ellos ni los dirigentes de las compañías acusadas de evadir impuestos o beneficiarse de ayudas fiscales ilegales se sentarán en las sillas del Comité. En todo caso, lo harán sus principales ejecutivos para Europa en poco más de dos semanas. Y de momento, sólo cuatro de trece.

Amazon, Fiat o Coca-Cola

El desplante a los legisladores europeos se justifica por las diversas investigaciones que la Comisión tiene en marcha. Una de las primeras que se ha cerrado es la de Fiat y Starbucks por los beneficios obtenidos por sus 'tax rulings' en Luxemburgo y Holanda. El Departamento de Competencia de Bruselas exige que ambas devuelvan ahora entre 20 y 30 millones de euros a las haciendas en conceptos de impuestos no pagados.

Fiat alegó el pasado mes de julio que no acudiría al comité parlamentario porque la investigación estaba en marcha. El Confidencial se puesto en contacto con la automovilística para saber si una vez resuelto el caso habría cambiado de opinión. La documentación obtenida de momento no lo confirma y Fiat no ha respondido a este medio.

Amazon rechazó, igual que Fiat, explicar ante el Europarlamento sus acuerdos con el Gran Ducado centroeuropeo, prácticas impositivas que la Comisión ya ha catalogado en una investigación preliminar como “ayuda de Estado”. Respondió que “no han recibido ningún tratamiento impositivo especial de Luxemburgo y que están sujetas a las mistas leyes que el resto de compañías que operan” en el país.

La sesión del Comité especial del 16 de noviembre constituiría una buena oportunidad para que Amazon negase que desde 2003 ha pagado menos impuestos gracias al movimiento de dinero entre sus filiales, según los trabajos de la Comisión. Coca-Cola o Ikea han seguido los pasos que la compañías de comercio electrónico.

La cervecera Anheuser-Bush Inbev recibe una atención favorita del fisco belga y es otra de las multinacionales llamadas a consultas. La mayor empresa por capitalización del país, inmersa en la compra de SABMiller por 104.000 millones de dólares, sólo pagó un 1% de impuestos por su beneficio de casi 2.000 millones de dólares el pasado 2014. La tasa al beneficio empresarial en Bélgica es del 34% pero no para la joya de Lovaina.

Tecnológicas y bancos tienden una rama de olivo

Google sí ha cambiado su opinión contraria de antes del verano y acudirá a Bruselas. Cómo ha podido confirmar El Confidencial, en la tecnológica “hemos estado en contacto con el Comité en las últimas dos semanas y vamos a acudir”. De momento, no explican quién será su representante pero con bastante probabilidad alguien del equipo europeo.

La presencia del CEO de Google, Eric Schmidt, está descartada en la capital comunitaria, como también la de Mark Zuckerberg, el fundador y máximo dirigente de Facebook. Pero la red social también se someterá a las preguntas de los legisladores sobre sus prácticas fiscales.

Parece que las presiones de Bruselas ante el desafío de las multinacionales empiezan a tener efecto. Barclays, que rechazó su comparecencia en julio pero permanecía “disponible para responder cualquier pregunta por escrito”, ha confirmado también a este medio que finalmente sí acudirá el 16 de noviembre porque “tenemos sorprendentemente una historia muy positiva que contar sobre impuestos”. De momento, no aparece en la lista obtenida sobre las empresas.

La segunda entidad del Reino Unido con cerca de 2,5 billones de euros en activos no ha querido dar más detalles pero “esperan el encuentro con ellos [los eurolegisladores] el próximo mes” y se remiten a sus cifras oficiales de marzo. Según sus cuentas, la entidad fue en 2014 el tercer mayor contribuyente del Reino Unido con una factura fiscal de 4.800 millones de euros.

Su rival por la hegemonía financiera de las islas, el HSBC, también estará en el Comité especial sobre los Tax Ruling. El Confidencial, que destapó en un trabajo conjunto dentro del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) cómo la entidad asesoraba a clientes para evadir impuestos y blanquear dinero, se ha puesto en contacto con ellos conocer por qué habían cambiado de opinión. Prometieron ofrecer una respuesta que todavía no ha llegado.

Posibles sanciones a las multinacionales

Poco margen de presión tiene el Europarlamento ante la escasa facilidad para estudiar los 'tax rulings'. Aunque las multinacionales cooperadoras inicialmente sólo era cuatro [Airbus, BNP Paribas, la energética escocesa SSE y Total comparecieron entre junio y julio] y ahora la lista se amplía a otras cuatro más, todavía faltan nueve de las diecisiete inicialmente invitadas. Menos de la mitad se someten al escrutinio público y lo hacen a regañadientes.

Entre los europarlamentarios el enfado es mayúsculo. El legislador alemán Fabio de Masi ha propuesto retirar a las multinacionales ausentes las autorizaciones para ejercer el lobby en la Cámara comunitaria. “Las corporaciones que rechazan cualquier explicación al Comité Especial se burlan completamente del Europarlamento”, critica el alemán.

Ante la posibilidad de que el desplante fuese aun mayúsculo, las filas parlamentarias de todas las ideologías se han movilizado en las últimas semanas. La delegación socialista europea prohibió a todas las compañías de la lista que no acudiesen la posibilidad de mantener encuentros con sus diputados. Y algunas reconsideraron su postura inicial.

Desde la vuelta del verano los contactos se han estrechado y las formaciones más cercanas al mundo de los negocios habrían presionado para no recibir un portazo corporativo. Como reconoce el liberal Michael Theurer en todo el proceso “para diseñar una base impositiva común y crear un equilibrio entre impuestos y libertad” para las empresas “la ausencia de tanta compañías ha sido inaceptable”.

Los Estados de la Unión también han torpedeado el trabajo del Comité sobre los 'tax ruling' hasta el punto de que el Ecofin de octubre aguó las recomendaciones para frenar estos acuerdos entre países y multinacionales. El intercambio de esta información no será retroactivo y se aplicará a los pactos fiscales a partir del 31 de diciembre de 2016, aunque con algunas excepciones.

“Una oportunidad perdida”, para el eurodiputado popular Markus Ferber, una de las voces económicas más respetadas en la Cámara, quien denuncia que “los presupuestos nacionales seguirán sufriendo”. Y mientras, el déficit de países como Bélgica, que favorece a Anheuser-Bush Inbev, aumentó en más de 1.000 millones de euros entre 2013 y 2014, según datos de Eurostat. Y el de Holanda, país salpicado por los LuxLeaks, se mantiene estable en 15.600 millones con una deuda sobre PIB que roza el 70% y no para de crecer en esta década.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
LuxLeaks Google Starbucks Mark Zuckerberg Luxemburgo HSBC Barclays Coca Cola Eric Schmidt Ikea Fiat Amazon Impuestos Multinacionales
El redactor recomienda