desvela que investiga un tax ruling de 2003

La Comisión Europea considera ilegal el acuerdo fiscal entre Amazon y Luxemburgo

La Comisión Europea de Competencia cree que los acuerdos fiscales entre Amazon y el Gran Ducado de Luxemburgo constituyen una violación de las normas del mercado comunitario.

Foto: Sede de amazon en luxemburgo, donde esta y otras empresas utilizan el país para pagar menos impuestos. (foto: reuters)
Sede de amazon en luxemburgo, donde esta y otras empresas utilizan el país para pagar menos impuestos. (foto: reuters)

La Comisión Europea de Competencia cree que los acuerdos fiscales entre Amazon y el Gran Ducado de Luxemburgo constituyen una violación de las normas del mercado comunitario. Así lo comunicó al pequeño estado centroeuropeo el pasado mes de octubre, según se desprende de una carta hecha pública este viernes y que aporta nuevos detalles a la investigación que este organismo está promoviendo.

Hasta hoy solo se conocía la intención de la Dirección de Competencia de investigar esta práctica. Ahora, sin embargo, podemos saber que en el ojo del huracán está el tax ruling que el gigante de la venta online firmó con el Gran Ducado en noviembre de 2003. En esa fecha Jean Claude Juncker, actual presidente de la Comisión, ejercía de primer ministro de Luxemburgo. "En este momento, la Comisión considera que que el tax ruling en cuestión ha significado una reducción de los impuestos que habrían debido generarse por el negocio de la compañía", explica la Comisión en la carta, fechada 7 de octubre de 2014. El documento controvertido es el acuerdo que las autoridades tributarias del país en cuestión pueden firmar con una compañía específica para acordar cuántos impuestos tendrá que pagar en su jurisdicción. 

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (Efe)
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (Efe)

Se trata del primer acuerdo de este tipo que la Comisión tacha abiertamente de ilegal. Y es un gesto importante, ya que podría abrir la veda a que se trataran de la misma forma los que cientos de multinacionales alcanzaron con el Gran Ducado. Sus contenidos, a pesar de firmarse desde hace años en el país miembro y fundador de la UE, han sido publicados por primera vez por una investigación de medios de 26 país, El Confidencial en España, coordinada por el ICIJ y conocida como 'LuxLeaks'. Este trabajó permitió destapar cómo al menos 370 multinacionales han utilizado los tax rulings para evitar millones de euros en impuestos por su actividad en los Estados miembros. En el caso de Amazon, se hicieron públicos documentos relativos a 2009 y 2011.

Guía rápida para no perderse en los papeles de 'Luxleaks'

El documento de 23 páginas hecho público este viernes es la carta que, un mes antes de que la investigación periodística se publicara, la comisión entonces presidida por Joaquín Almunia envió a las autoridades del Gran Ducado. Tras recibir los primeros documentos, este organismo analiza el enjambre societario de Amazon en Europa, para concluir que su acuerdo con Luxemburgo constituyó una práctica ilegal por parte de un Estado miembro. Menos en casos excepcionales (las catástrofes naturales, por ejemplo) este tipo de ayuda estatal no es compatible con las normas internas de la UE.

Estructura de Amazon investigada por la CE. Fuente: CE-DG Competition
Estructura de Amazon investigada por la CE. Fuente: CE-DG Competition

La Comisión hace especial hincapié en el pago de los derechos de propriedad intelectual (IP). Se trata de un sistema de evasión fiscal común entre las empresas que trabajan con material intangible (desde The Wall Street Institute hasta Skype) como patentes, derechos o marcas. En vez de la matriz en el país de origen, la propietaria de las patentes es la sociedad luxemburguesa, que cobra a sus filiales un canon por su utilización. Este pago está exento en 80% de tributación y se considera también gasto deducible en España al 30%.

El documento que la comisión publica hoy sigue meses de terremoto para sus altos cargos y sobre todo para Jean Claude Juncker, presidente de la misma desde noviembre y primer ministro de Luxemburgo cuando se firmó el acuerdo que Competencia está investigando. Tanto Luxemburgo como Amazon rechazan que se trate de ayuda de Estado.

La investigación, sin embargo, sigue su curso. Fuentes del organismo comunitario aseguran que, para saber qué repercusiones tendrá habrá que esperar hasta el segundo cuatrimestre de este año. Por el momento, una investigación sobre acuerdos de este tipo está a punto de arrancar también en el Parlamento Europeo. A pesar de no contar con el apoyo de PPy PSOE, el grupo de los Verdes consiguió este miércoles el número de firmas necesario para que la Cámara Baja empezar a poner en entredicho prácticas de este tipo. 

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios