nuevas revelaciones de 'luxleaks'

Disney, Skype y otras 33 empresas usaron Luxemburgo para pagar menos impuestos

Una nueva filtración de documentos secretos amplía el listado de multinacionales que firmaron acuerdos con las autoridades tributarias del Gran Ducado.

Foto: Celebraciones del 20º aniversario de Disneyland Resort en Marne-la-Vallée, en las afueras de París el 31 de marzo de 2012. REUTERS / Benoit Tessier
Celebraciones del 20º aniversario de Disneyland Resort en Marne-la-Vallée, en las afueras de París el 31 de marzo de 2012. REUTERS / Benoit Tessier

Una nueva filtración de documentos secretos amplía el listado de las compañías multinacionales que firmaron acuerdos con las autoridades tributarias de Luxemburgo para recortar sus facturas fiscales a nivel global. The Walt Disney Co. (los padres corporativos de Mickey Mouse), Telecom Italia, Koch Industries (parte del imperio de los hermanos Koch, influyente familia de la política norteamericana) o Skype, el servicio gratuito de llamadas por internet, son algunas de las 35 compañías cuyos documentos han sido obtenidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) en colaboración con medios de 26 países, El Confidencial en España.

Estas empresas crearon complejos esquemas, con subsidiarias en Luxemburgo, que habrían utilizado para reducir los impuestos que deberían haber pagado en Estados Unidos y en Europa, según los documentos a los que han tenido acceso los medios del Consorcio y de acuerdo con los expertos a los que han consultado.

Se estima que el uso de maniobras fiscales de este tipo cuesta millones de euros a las arcas públicas de los países de origen de las compañías, así como a las Haciendas de los Estados donde operan. Por su parte, las multinacionales pueden aumentar ganancias y beneficiar a los accionistas aprovechándose de los marcos legales de estos países.

Guía rápida para no perderse en los papeles de LuxLeaks

Con esta nueva filtración, el número de empresas cuyos secretos fiscales han salido a la luz supera las 370. Incluye gigantes como Warburg Pincus, Black & Decker, Bombardier, Telecom Italia, Skype o Disney.

El ICIJ ha obtenido estos nuevos tax rulings (como se conocen estos acuerdos fiscales) como parte de una información recibida el mes pasado, tras la publicación de un primer bloque de documentos. En aquella ocasión se hicieron públicos los acuerdos negociados con el Gran Ducado por multinacionales como Pepsi, Ikea, Burberry o FedEx, entre otras 343 empresas. Con esta nueva filtración, el número de empresas cuyos secretos fiscales han salido a la luz supera las 370. El fondo de inversión norteamericano Warburg Pincus, el líder mundial de herramientas para la construcción Black & Decker, Bombardier (una de las mayores empresas del mundo en producción de material de aviación y ferrocarril) y otras empresas sobre las que este diario informará en los próximos días también forman parte de la nueva filtración.

Los primeros documentos, publicados a comienzos de noviembre, pertenecían todos al gigante de la auditoría PricewaterhouseCooper. Sólo uno de ellos hacía referencia a otra empresa de auditoría, KPMG. Lo que en esa ocasión se dejaba intuir se confirma con esta nueva revelación: PwC no ha sido la única que ha diseñado estos esquemas de fiscalidad agresiva, sino que se trata de una práctica común también entre las otras tres de las 'Big Four’: Ernst & Young, Deloitte y la citada KPMG.

Todas ellas han declinado ofrecer respuestas detalladas sobre los acuerdos fiscales, pero sí han remitido a sus códigos de conducta, que requieren a sus empleados trabajar con respeto a la ley y a la ética. Las prácticas que ha destapado esta investigación son legales en Luxemburgo. "Los profesionales de EY ofrecen asesoría fiscal independiente a sus clientes, de acuerdo con las legislaciones nacionales e internacionales", ha explicado un portavoz de Ernst & Young al Consorcio. "Eso incluye respetar las regulaciones fiscales de los territorios en los que las empresas operan".

Un exinspector fiscal del Reino Unido, Richard Brooks, ha analizado este tipo de sistemas en The Great Tax Robbery: "Cuando el dinero llega a Luxemburgo, amparándose en un acuerdo entre países que deja entender que allí será gravado, entra en una de estas estructuras fiscales... y acaba sin tener que pagar apenas impuestos", explica.

Telefonía gratis (y sin impuestos)

Skype se ocupa de un negocio bien diferente. Nacida en 2003, la empresa permite realizar llamadas de teléfono entre ordenadores de forma gratuita. Un informe de TeleGeography indica que el sistema se utiliza ya en cuatro de cada diez llamadas internacionales a nivel mundial. Este dato llega después de años de expansión que llevaron a la compañía a ser comprada por eBay en 2005 por 2.600 millones de dólares. Cuatro años más tarde, un grupo de inversores encabezado por Silver Lake compró el 65% de sus acciones por 1.900 millones, una operación que se benefició de las facilidades fiscales de Luxemburgo, según los documentos incluidos en esta filtración.  

Las oficinas centrales de la empresa se encuentran hoy en un moderno edificio en Rives de Clausen 23, en el corazón de Luxemburgo. Se trata de la sede de Microsoft, que la compró en 2011. Un enorme logo con el nombre de la compañía ilumina la entrada. En esa oficina sólo trabaja un pequeño departamento financiero, como ha podido comprobar en la misma oficina un reportero del Consorcio.

Oficina de Skype en Luxemburgo. Foto: Kristoff Clerix
Oficina de Skype en Luxemburgo. Foto: Kristoff Clerix

Esto basta para que Skype pueda obtener en el Gran Ducado un trato fiscal favorable. Así lo atestiguan los documentos firmados en junio y en noviembre de 2010 por la autoridad tributaria Luxemburguesa y Ernst & Young, y con los cuales se pudo pactar la fiscalidad a la que sería sometida la empresa tras su adquisición por Silver Lake Partners.

En junio de 2010, la auditora presentaba su propuesta para reorganizar la empresa. Según consta en el documento, se trata de una reestructuración en doce pasos con la que eBay vende una participación de la empresa a inversores privados, algo que se refleja también en las cuentas públicas del grupo.

En esa ocasión se creaba una empresa, Springboard Investments Sárl, que, en noviembre de 2010, se utilizaría para trasladar un préstamo de 10 millones de dólares a Atomico LP, instrumento de inversión con sede en las Islas Caimán. Los movimientos de acciones y dinero se habrían considerado como "distribución oculta" de dividendos, para conseguir así mantener exentos de impuestos los beneficios de las subsidiarias.

Skype Technologies recibía, de acuerdo con la autoridad tributaria del Gran Ducado, una exención fiscal del 95% sobre las 'royalties' que estas pagaban a la matriz en Luxemburgo.

Otro documento filtrado, con fecha 2005, permite entender cómo la empresa movía los beneficios obtenidos por el uso que sus filiales europeas hacían de sus patentes. Skype Technologies recibía, de acuerdo con la autoridad tributaria del Gran Ducado, una exención fiscal del 95% sobre las royalties que estas pagaban a la matriz en Luxemburgo. 

Microsoft, actual dueño de Skype, asegura que tras su adquisición, finalizada en octubre de 2011, se ha "revisado y modificado el modelo de negocio de Skype como parte de su integración. La empresa cumple con las leyes y las regulaciones de cada país en el que opera", ha explicado un portavoz.

Disney y el país de nunca jamás

El esquema creado por Disney, en cambio, se compone de 34 pasos, detallados en un tax agreement propuesto en octubre de 2009 por Ernst & Young. Los documentos demuestran que los padres corporativos de Mickey Mouse movieron dinero alrededor del mundo transformando la liquidez en deuda y la deuda en acciones, y viceversa. La copia del tax ruling a la que ha tenido acceso el Consorcio no lleva el sello oficial de aprobación de la autoridad de Luxemburgo, pero estos movimientos se ven reflejados en la cuenta de resultados de la empresa.

La estructura luxemburguesa que utiliza Disney está pensada para que el gigante del entretenimiento pueda poner sus beneficios a cubierto de países con altos impuestos de sociedades como Francia o Alemania. De esta forma, a través de la transferencia de acciones, ha mantenido el control sobre al menos 24 de sus subsidiarias en Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Australia, las Islas Caimán y los Países Bajos. Todo bajo el paraguas de dos compañías creadas en Luxemburgo.

Luxleaks. Así funciona Luxemburgo como paraíso fiscal

Video: Aprenda a pagar menos impuestos gracias a Luxemburgo

La empresa utilizada como brazo financiero en Luxemburgo obtuvo beneficios, entre 2009 y septiembre de 2013, de más de 2.000 millones de euros. Pagó 2,8 millones de euros en impuestos sobre la renta en el Gran Ducado, según las cuentas públicas de las empresas a las que ha tenido acceso el Consorcio. Eso significa que se le aplicó una tasa impositiva de menos de un 1%.

“A nivel global, hemos pagado en media un 34% en impuestos durante los últimos cinco años y un 35% en fechas más recientes”, ha explicado Zenia Mucha, portavoz de Disney en Estados Unidos. “Administramos con responsabilidad nuestros asuntos fiscales para cumplir con todas las normas fiscales que se nos puedan aplicar. Vuestras afirmaciones están basadas en una escasa comprensión de nuestra posición global a nivel tributario”, ha añadido.

Imperio industrial y político

Los hermanos Koch, poco conocidos en Europa, son una pieza clave del tablero político estadounidense. De acuerdo con el Center for Responsive Politics, entre David y Charles Koch han aportado 4,5 millones de dólares en donaciones a las campañas electorales de diferentes grupos políticos sólo durante el ciclo electoral de este año.

Koch Industries, potencia mundial en el sector químico y energético, se apoyó en la asesoría de Ernst & Young para mover cientos de millones de dólares entre las filiales de una de sus empresas.

Según consta en los documentos a los que ha tenido acceso el Consorcio, Koch Industries, potencia mundial en el sector químico y energético, se apoyó en la asesoría de Ernst & Young para mover cientos de millones de dólares entre las filiales de una de sus empresas, una redistribución que le sirvió para mantener exentos de impuestos los beneficios de las subsidiarias. Portavoces de la empresa defienden que esta "lleva a cabo sus negocios con lealtad y paga impuestos de acuerdo con las legislaciones aplicables en cada país".

Terremoto para Juncker

Tras la publicación de la primera tanda de documentos, el caso se ha conocido en la opinión pública como 'LuxLeaks'. La investigación ha levantado una ola de polémica y peticiones de reformas por la situación de Luxemburgo, Estado miembro y fundador de la Unión Europea. Se trata de prácticas que son perfectamente legales según la legislación del Gran Ducado, pero, en los últimos dos años, han sido puestas en entredicho por la Comisión Europea. Las investigaciones de su Comisaría de Competencia, ocupada hasta el pasado mes de octubre por el español Joaquín Almunia, se han centrado en los casos de Amazon y de Fiat para entender si estos esquemas pueden considerarse ayudas de Estado. Esta práctica es ilegal en los países de la Unión.

Las revelaciones de 'LuxLeaks' han arrojado dudas también sobre el actual jefe político de la Unión, Jean Claude Juncker. Elegido presidente de la Comisión en el mes de noviembre, fue Ministro de Finanzas y primer ministro de Luxemburgo entre 1995 y 2013. Es decir, bajo su legislación se formó el marco legislativo que ha permitido las empresas del 'caso LuxLeaks' ahorrarse millones en impuestos.

 

Simon Bowers, Kristof Clerix, Emilia Díaz-Struck, Rigoberto Carvajal, Mar Cabra, Minna Knus-Galán, Bastian Obermayer, Lars Bové y Jan Kleinnijenhuis han colaborado en la elaboración de esta investigación.

Traducción, adaptación e investigación sobre Skype a cargo de Daniele Grasso.

 
Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios