BANK OF AMERICA APRUEBA CON CONDICIONES

Disgusto para Alemania: Deutsche Bank no pasa las pruebas de la Reserva Federal

La filial americana del banco germano se une al español Santander en la tanda de suspensos de la Fed

Foto: Disgusto para Alemania: Deutsche Bank no pasa las pruebas de la Reserva Federal

Jarro de agua fría para la banca alemana. La filial americana de Deustche Bank no ha aprobado las pruebas cualitativas de la Reserva Federal (Fed) a las entidades financieras que operan en Estados Unidos. El banco germano, al igual que el español Santander, no ha recibido el visto bueno de la autoridad monetaria a su plan de capital.

Ya se venía especulando con este suspenso, que implica que las entidades que lo han recibido no podrán pagar dividendos a sus matrices ni a sus accionistas. No obstante, esta prohibición no tendrá demasiado impacto, puesto que de todas formas los bancos extranjero deben inyectar más capital a sus filiales americanas según una nueva norma de la Fed, para lo que tienen de plazo hasta julio de 2016.

En cualquier caso, la Fed no ha dudado en señalar que la situación de Deutsche Bank Trust presenta “numerosas e importantes deficiencias” que le impedirán retribuir a sus accionistas hasta que no sean solventadas. Esta división de la entidad alemana representa cerca de un 15% de los activos de la sociedad matriz.

Bank of America, aprobado condicionado

La sorpresa de la noche ha venido de la mano de Bank of America, cuyo aprobado está condicionado a que vuelva a presentar su plan de capitalización al banco central norteamericano antes de poder repartir dividendos. Por su parte, la entidad ha anunciado ya un programa de recompra de acciones por 4.000 millones de dólares y mantiene la intención de pagar un dividendo de cinco centavos por acción.

Según la Fed, el banco tiene deficiencias en su proceso de capitalización, incluyendo su método de cálculo de ganancias y pérdidas y sus controles internos. De hecho, el regulador bancario ya le había pedido previamente que cambiara algunos de estos métodos.

De este modo, la entidad tiene hasta el 30 de septiembre para preparar un plan acorde con lo requerido por el banco central.

Citi respira aliviado

Si alguien ha salido vencedor de estas pruebas ha sido Citigroup, que ha aprobado sin condiciones los test de estrés. La entidad llevaba tres años seguidos suspendiendo las pruebas cualitativas, lo que le había puesto en jaque.

De hecho, su consejero delegado, Michal Corbat, había decidido abandonar su puesto si se repetía este año el suspenso, ya que ha gastado 180 millones de dólares en mejorar las prácticas de la entidad. Así, Citi podrá pagar un dividendo de 1 centavo por título después de no poder repartirlo el año pasado.

Para los bancos americanos, estas han sido las mejores pruebas desde que se implantaron, ya que los 24 que han pasado estos test de estrés han aprobado. Cabe recordar que la Fed introdujo estos examenes en 2009 para evitar que se produjeran los episodios que llevaron al estallido de la crisis financiera tras la quiebra de Lehman Brothers.

No obstante, Goldman Sachs, JP Morgan y Morgan Stanley tendrán que que introducir también cambios en sus planes de capitalización, según les ha pedido la institución monetaria. Tienen como fecha límite el 30 de septiembre.

(vía Bloomberg)

 

 

 

 

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios