BBVA APRUEBA EL EXAMEN CUALITATIVO

Santander suspende los test de estrés de la Reserva Federal en Estados Unidos

Según el informe, la entidad española presenta deficiencias específicas en su gobierno corporativo, controles internos, identificación y gestión de riesgos y sus sistemas de información

Foto: La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín. (Reuters)
La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín. (Reuters)

El relevo a última hora del responsable del Santander en EEUU no ha llegado a tiempo para dar la vuelta a la tortilla y el banco que preside Ana Patricia Botín ha suspendido, por segundo año consecutivo, los exámenes que realiza la Reserva Federal a las principales entidades financieras que operan en el país. El suspenso se produce por cuestiones cualitativas, aunque la Fed se muestra bastante dura con el banco español y con Deutsche Bank, que también suspende: a su juicio, ambos tienen "deficiencias críticas y generalizadas en sus planes de capital"Pese a que el Santander sí ha aprobado el examen cuantitativo (tendría capital suficiente en caso de fuerte deterioro económico), este suspenso implica la prohibición de que la filial norteamericana pague dividendos a la matriz española.

Según el informe publicado por el banco central estadounidense, la entidad española presenta deficiencias específicas en su gobierno corporativo, controles internos, identificación y gestión de riesgos y sus sistemas de información. Estos elementos ya se citaban en el suspenso cosechado el año pasado, además de las citadas deficiencias en las "asunciones y análisis que sostienen su proceso de planeamiento de capital".

"Santander sólo puede hacer pagos de capital que sean expresamente autorizados por la Reserva Federal. Puede volver a enviar sus planes de capital a la Reserva Federal con un progreso sustancial en el remedio de las cuestiones que han llevado a estas objeciones, de forma coherente con los requisitos en la normativa de planes de capital" del banco central norteamericano. La filial estadounidense supone el 10% del beneficio del Santander, unos 800 millones, así como el 9% de sus préstamos y el 7% de sus depósitos.

Santander aprobó con suficiencia el ejercicio cuantitativo al cosechar un ratio de capital Tier 1 (el de mayor calidad) del 9,4% en el escenario más adverso, cuando el mínimo exigido para aprobar era del 5%, como se observa en el cuadro adjunto. En este capítulo sí superó a BBVA, que obtuvo un 6,3% en este ejercicio, cuando la media de los 31 bancos analizados fue del 8,5%. No obstante, el banco que preside Francisco González sí ha aprobado el ejercicio cualitativo.

El suspenso del año pasado del banco cántabro hizo saltar las alarmas por cuanto fue totalmente inesperado. Sin embargo, ni Emilio Botín ni su consejero delegado, Javier Marín, dieron demasiada importancia a este asunto, si bien siempre declaraban que estaban trabajando para solucionar el problema. El relevo en la cúpula del banco en septiembre trajo una mayor preocupación de la nueva presidentaAna Patricia Botín, aunque la situación en EEUU estaba por detrás de la ampliación de capital y la política de dividendos en sus prioridades.

Ana Botín confiaba en aprobar

En la presentación de los resultados anuales, el 3 de febrero, aseguró que estaba convencida de poder llegar a una solución satisfactoria para este problema: "Esperamos estar a la altura de todas las exigencias regulatorias, es un tema del pasado". Pero, a los pocos días, el Wall Street Journal adelantaba que el banco español, junto a Deutsche Bank, iba a volver a suspender el ejercicio. La reacción de Botín fue fulminante, con la sustitución del responsable de la unidad estadounidenseRomán Blanco, por Scott Powell, exjefe de banca de particulares de JP Morgan y con buenas relaciones con las autoridades del país. No obstante, parece que esta medida ha llegado demasiado tarde.

Los dos bancos europeos han sido los únicos suspensos en un ejercicio en el que, por primera vez desde que se instituyeron en 2009, han aprobado todas las entidades estadounidenses, incluido Citigroup; este banco había suspendido los tres últimos años y su consejero delegado había anunciado que dimitiría si volvía a fracasar por cuarta vez. Ahora bien, ha habido una sorpresa negativa, que es Bank of America, quien tendrá que presentar un plan de refuerzo de capital antes del 30 de septiembre para recibir el aprobado definitivo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios