cubrirán una parte de la salida a bolsa

Bankia anuncia un dividendo de 200 millones tras lograr que el Estado asuma la OPV

La reunión de urgencia que celebró anoche el FROB ha alcanzado un acuerdo que permite a Goirigolzarri endosar al Estado el 60% del coste de la OPV de Bankia, con un tope de 780 millones

Foto: Sede de Bankia en Madrid (Reuters)
Sede de Bankia en Madrid (Reuters)

El consejo de administración de Bankia propondrá a la junta general de accionistas el pago de un dividendo en efectivo de 1,75 céntimos de euro por acción con cargo a los beneficios del ejercicio 2014, en lo que sería el primero de la historia de la entidad. De aprobarse esta propuesta, Bankia pagará a sus accionistas un total de 202 millones de euros. El Estado, a través de BFA, es el primer accionista de Bankia, con una participación del 62,67%. Así pues, el Estado percibiría más de 126 millones de euros con su participación actual.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha valorado que el pago del dividendo es "un paso más, quizá pequeño pero significativo", para avanzar en la devolución de las ayudas públicas recibidas por la entidad.

El anuncio llega horas después de que la entidad haya conseguido librarse de asumir todo el coste de las posibles demandas por la salida a bolsa de 2011, sino que podrá repartirse entre la entidad y el Estado, a traves de BFA (la matriz de Bankia). Así lo admite un comunicado del FROB publicado esta mañana tras la reunión de urgencia celebrada anoche de la que daba cuenta esta mañana El Confidencial. Ahora bien, este reparto no será discrecional, es decir, no podrá imputar todo el coste a BFA como pretendía el banquero vasco, pero sí el 60% del mismo, según fuentes conocedoras del acuerdo, y con un tope de 780 millones, que viene a coincidir con la fianza impuesta por el juez Fernando Andreu.

Este porcentaje corresponde aproximadamente con el 62/38 que propuso Guindos hace un mes. A cambio, Cristóbal Montoro ha impuesto que no haya que poner dinero público adicional en BFA-Bankia y que este coste no impacte en el déficit público, que es lo que pretende evitar a toda costa. Asimismo, el fondo de rescate bancario deja claro que este acuerdo "no supone la asunción de responsabilidad alguna por parte de estas entidades ni altera en ningún punto la estrategia procesal que el FROB ha seguido hasta el momento, y que mantendrá en el futuro en relación con los distintos procesos judiciales que se siguen".

Los acontecimientos se suceden vertiginosamente en el culebrón de los resultados de Bankia, aplazados sine die desde el 30 de enero porque la entidad que preside Goirigolzarri pedía saber qué parte del posible coste de las demandas por la salida a bolsa le correspondería a Bankia y qué parte a BFA (propiedad 100% del FROB y también presidido por Goirigolzarri). Como ha venido informando El ConfidencialHacienda –respaldada por Moncloa– se negó a que el FROB le diera tal respuesta porque Cristóbal Montoro sostiene que el Estado no va a poner un euro hasta que un juez no le condene, y que Bankia debe provisionar lo que estime oportuno.

En estas condiciones, la entidad se puso a negociar con el auditor, Ernst & Young, cuál es la cantidad que debía provisionar. Y parecía resignado a apuntarse el grueso del coste (basándose en la fianza de 800 millones impuesta por el juez Andreu) por un criterio de máxima prudencia y para despejar incertidumbres. De hecho, ayer por la mañana anunció que presentará sus cuentas el sábado, el último día del plazo para las sociedades cotizadas. Sin embargo, el banquero vasco y sus consejeros presionaron lo indecible, según fuentes conocedoras de la situación, para tratar de evitar esta situación.

Salida a bolsa de Bankia (Efe)
Salida a bolsa de Bankia (Efe)

Reunión de emergencia hasta la madrugada

Y esa presión dio su fruto:  Economía, que en esta cuestión está alineada con las tesis de Goirigolzarri, forzó la convocatoria de urgencia de la comisión rectora del FROB a las 8 de la tarde, en un último intento de alcanzar un acuerdo. En dicha comisión se sientan representantes de Economía, del Banco de España y de la propia Hacienda a través de la Intervención General del Estado. Este encuentro ha dado como fruto de madrugada este acuerdo que admite el reparto, aunque con limitaciones.

Luis de Guindos coincide con el banquero que él mismo nombró como sustituto de Rodrigo Rato en que lo importante es poner en valor la entidad para poder venderla lo antes posible y devolver así las ayudas públicas recibidas. De hecho, el propio ministro fue el que cuantificó el coste máximo de las eventuales demandas en 600 millones, después de hacerse un lío en una entrevista con Reuters (cantidad en la que se basó Andreu para fijar su fianza), y el que adelantó que dicho coste se repartiría en un 62,5% para BFA (el porcentaje que posee en Bankia) y en un 37,5% para Bankia.

¿Por qué presiona Bankia si le sobra el dinero?

Sin embargo, su eterno rival en el Consejo de Ministros, Montoro, sigue sin pasar por el aro. La prioridad del titular de Hacienda no es vender Bankia, sino cumplir los objetivos de déficit más perentorios. Y entiende que, si BFA tiene que asumir este coste, el FROB reducirá el valor de esta participación, lo que implica una pérdida que computa como déficit. Si lo hace Bankia, dicha pérdida para el fondo público será mucho menor. Además, está el aspecto político, probablemente más importante: en un año electoral clave, el Gobierno quiere evitar a toda costa titulares que digan que el Estado vuelve a rescatar a Bankia, de ahí que Rajoy haya dado su apoyo a Montoro en esta batalla.

Esta enorme distancia es la que provocó que la reunión del FROB se eternizara anoche, con el Banco de España y los representantes del fondo como mediadores entre los dos ministerios. 

Estas presiones, reuniones de urgencia y discusiones se contradicen, al menos en apariencia, con las reiteradas declaraciones de Goirigolzarri de que Bankia tiene recursos más que suficientes para asumir este coste y que esto no supone un problema para la recuperación de la entidad protagonista de la mayor crisis bancaria de la historia de España. Como es sabido, la posible devolución del dinero captado en la OPV de 2011 deriva de los famosos informes de los peritos del Banco de España, que aseguran que las cuentas de la salida a bolsa no reflejaban la realidad de la entidad. Unos informes contra los que hacen causa común el FROB, Bankia, el Banco de España y la CNMV, cada uno para salvar su responsabilidad en la operación.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios