Es noticia
Menú
Arnaiz utilizó a su chófer y a su cocinera como testaferros de sus sociedades pantalla
  1. Empresas
el arquitecto está ligado a 49 empresas

Arnaiz utilizó a su chófer y a su cocinera como testaferros de sus sociedades pantalla

Leopoldo Arnaiz es un hombre negocios. Una consulta en el registro mercantil revela que el arquitecto ha sido o es administrador único, presidente, consejero, gerente o apoderado

Leopoldo Arnaiz es un hombre negocios. Una consulta en el registro mercantil revela que el arquitecto ha sido o es administrador único, presidente, consejero, gerente o apoderado de 49 empresas. Otra treintena están controladas por su hermano y mano derecha, el abogado Juan Arnaiz. Además, gracias a dos denuncias judiciales en curso, ha trascendido que es dueño de otras ocho compañías gestionadas por testaferros (Bederline de Negocios, Perisfer, Gamayalde, Valle Gadol, Beltraex Nexo, Gloser Servicios y Gestión, Dosmileraria y Bartilán de Negocios), de las que a su vez cuelgan otras 30 sociedades donde tiene distintos porcentajes.

Con tal volumen de sociedades, Leopoldo Arnaiz ha recurrido a todo tipo de contactos durante los últimos años para cubrir el importante cupo de testaferros necesarios para administrar las empresas que controla en la sombra. El caso más revelador tiene como protagonista a Nancy Correa Aguilar, una antigua empleada de su servicio doméstico a la que reclutó para que figurase en Hispamercados Norte, empresa que gestionó algunas de las tiendas que dan servicio a los trabajadores del Banco Santander dentro de la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte, localidad donde redactó el plan urbanístico que reclasificó los terrenos para la sede del banco.

En febrero de 2012, Santander Global Facilities, una filial del banco, rescindió el contrato de explotación de las tiendas que tenía con Hispamercados Norte, cortando así todos los lazos que le unían con el arquitecto. No en vano, en esa época, Leopoldo Arnaiz ya llevaba casi dos años imputado en el Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid, donde un alto cargo del banco declaró como testigo para explicar unas facturas millonarias pagadas por Cezosa, entidad que compró los terrenos de la Ciudad Financiera, a Beltraex Nexo, la sociedad controlada por Leopoldo Arnaiz donde figura como administrador el abogado Constantino Díaz, primo de su exsocia.

placeholder

Este caso es sólo uno más. Durante años, Arnaiz ha tejido también una red de consultoras, administradas por testaferros, que le permiten seguir trabajando en localidades donde el arquitecto fue contratado para desarrollar sus planes urbanísticos, municipios donde además otras empresas pantalla tienen propiedades, regateando así la Ley 53/84 de Incompatibilidades y la Ley 30/1992 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común. De esta manera, el urbanista logra que estas consultoras sean contratadas por administraciones o juntas de compensación de propietarios privados sin que relacionen su nombre.

Cinco de estas consultoras pantalla han sido administradas por personas de confianza del arquitecto. Por ejemplo, Creatgeo Agrupados Estudios Técnicos está dirigida por Margarita Álvarez Laorga, ex arquitecta en Arnaiz Consultores; Gestécnica Agrupados, por María Angustias Gail Jiménez esposa de Alberto Cubillo, el administrador de Gamayalde; Gabinete Técnico Creapaj, por Francisco Javier Feltrer Fernández de Pierola, su hermano fue administrador de Terralia, la constructora de Arnaiz; Alware Siglo XXI, por José María Gómez Díaz, que trabajó como auxiliar administrativo en Arnaiz Consultores; y Servigés, por Alberto Nadador, el antiguo chófer de Arnaiz.

Todas estas consultoras dependen societariamente de Invercantil, firma administrada por el abogado Carlos Serrano, imputado por estafa junto a Arnaiz en el juzgado de Instrucción número 8 de Madrid, aunque suelen presentarse a los mismos concursos de manera independiente. Por ejemplo, el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno vasco adjudicó en mayo de 2011 un contrato valorado en 67.000 euros a Arnaiz Consultores por unos trabajos de asesoría urbanística. Ese departamento había invitado a tres empresas para optar a esa adjudicación: Arnaiz Consultores (que ganó), Allware Siglo XXI y Creatgeo (controladas por testaferros de Arnaiz).

El entramado creado es tan complejo que impide seguir su rastro, como por ejemplo ocurre en Soto del Real. En este municipio madrileño, donde Arnaiz desarrolló su plan urbanístico, Fersa Gestión, la empresa controlada por Félix Ruiz (imputado en el juzgado 35), compró 187.000 metros cuadrados. Allí mismo, también tiene otra finca a través de Espacios Urbanos Siglo XXI, que a su vez depende de otra firma llamada Dosmilenaria, administrada por Héctor Centenaria García. En agosto de 2011, Espacios Urbanos Siglo XXI fue absorbida por Centros Comerciales Raíces 3.000 (Cecora), que a su vez depende de Edicobos, que también cuelga de Dosmilenaria.

En relación con las operaciones que vinculan a Leopoldo Arnaiz con la Ciudad Financiera del Banco Santander, el administrador de Beltraex Nexo era Constantino Díaz, primo de la exsocia del arquitecto. A su vez, relacionada con esta sociedad figura la citada Fersa Gestión, administrada por el testaferro Félix Ruiz Salinas, un empleado como gestor aparcamientos en Alcalá de Henares. En un tercer grado de relación, el 94% de las acciones de Fersa Gestión dependen de otra empresa llamada Gloser, cuyo administrador único es Francisco Javier Resino Pozas, un comercial muy amigo de la familia Arnaiz. El dueño real de Gloser y de Fersa Gestión es Leopoldo Arnaiz.

Otra de las empresas pantalla es Gamavila, administrada también por el abogado Carlos Serrano Altimiras. Esta sociedad está controlada a su vez por Gamayalde Sociedad Consultora, de la que Arnaiz llegó a tener 5.409 participaciones sociales (90% del capital). El administrador de Gamayalde fue Alberto Cubillo Rubiato, abogado y marido de María Angustias Gail, una extrabajadora de Arnaiz que declaró como testigo en el caso de la Ciudad Financiera, donde el arquitecto estuvo imputado acusado de participar con el Banco Santander en la compra de suelo a los terratenientes de Boadilla del Monte que luego fueron reclasificados, aunque finalmente quedó absuelto de todas las acusaciones. Ahora, sin embargo, las diligencias de los casos donde está imputado ponen en relación todo el pasado.

Leopoldo Arnaiz es un hombre negocios. Una consulta en el registro mercantil revela que el arquitecto ha sido o es administrador único, presidente, consejero, gerente o apoderado de 49 empresas. Otra treintena están controladas por su hermano y mano derecha, el abogado Juan Arnaiz. Además, gracias a dos denuncias judiciales en curso, ha trascendido que es dueño de otras ocho compañías gestionadas por testaferros (Bederline de Negocios, Perisfer, Gamayalde, Valle Gadol, Beltraex Nexo, Gloser Servicios y Gestión, Dosmileraria y Bartilán de Negocios), de las que a su vez cuelgan otras 30 sociedades donde tiene distintos porcentajes.

Leopoldo Arnaiz
El redactor recomienda