MITIN EN ALICANTE

Sánchez pide un último empujón el 26-M: "Un solo voto puede hacer decantar todo"

El presidente en funciones vuelve a advertir de que no se puede dejar la "faena a medias", porque hay que "culminar" la victoria del PSOE frente a unas derechas centradas en su "supervivencia"

Foto: Pedro Sánchez, con Ximo Puig, Inmaculada Rodríguez-Piñero y Paco Sanguino, este 18 de mayo en Alicante. (EFE)
Pedro Sánchez, con Ximo Puig, Inmaculada Rodríguez-Piñero y Paco Sanguino, este 18 de mayo en Alicante. (EFE)

Llegó el ecuador de la segunda campaña electoral de este apretado 2019. Pedro Sánchez no quiere ni arriesgar, ni innovar. Su estrategia le funcionó para las generales y ahora, a una semana de las municipales, autonómicas y europeas del 26-M, advierte de que hay que rematar la "faena" del 28 de abril. Culminar la victoria socialista de hace menos de un mes. Su mayor enemigo es el cansancio de los votantes, una baja movilización que, combinada con un sistema electoral que funciona de manera más proporcional en ayuntamientos y comunidades que en Congreso y Senado, puede hacer que las derechas sumen y gobiernen más fácilmente.

Ahí estaba el corazón del mensaje del presidente en funciones este sábado en Alicante. Como en los días pasados. Su empeño es llamar a la máxima movilización, porque "un solo voto puede hacer decantar todo". El líder socialista continuaba así su completa gira por España que intensificará en la recta final. En esta ocasión, acompañado del 'president' valenciano y vencedor de las autonómicas del 28-A, Ximo Puig, y del alcaldable socialista, Paco Sanguino, y la número cinco a las europeas, Inmaculada Rodríguez-Piñero, en un mitin que congregó a unas 800 personas, según la organización.

"No se puede pedir para España avance y para tu municipio retroceso", clamó Sánchez, pidiendo un "ejercicio de coherencia" a los votantes, porque si se vota "futuro", se debe votar "avance y futuro" en pueblos y ciudades, para el Parlamento Europeo (y para las comunidades que tienen elecciones, en 12 de las 17). El presidente combatió la "sensación de que está todo hecho", y "no es cierto". No se puede dejar la "faena a medias", subrayó, hay que "culminarla". "Las urnas están hoy vacías —recordó— y tenemos que llenarlas de voto socialista".

Si las derechas suman, advierte el presidente, "se entenderán y si gobiernan, restarán derechos, libertades y oportunidades allí donde estén"


Justicia social, convivencia y "limpieza" democrática, dijo Sánchez, son los tres elementos que sintetizaban la "propuesta de avance y progreso" del 28-A, y contaron con el refrendo mayoritario del país. Pues bien, el presidente reiteró que esa tripleta "sigue vigente", y no será "tan rotunda" si no hay ayuntamientos, diputaciones y comunidades "aliadas". "Es bien sencillo", aseguró.

"No del futuro de la derecha y sus tres siglas"

Y todo ello, además, porque las derechas, a su juicio, están en otra cosa. "Es como si no hubieran votado los españoles" en las generales, concluyó, porque siguen diciendo, aun después del 28-A, que "si suman, se entenderán y si gobiernan, restarán derechos, libertades y oportunidades". "Lo único que escucho son proyectos personales", afeó. Así, las únicas propuestas de "la derecha de tres siglas" son proyectos de "supervivencia personal". Aquí lanzó la carga de profundidad tirando de ironía: "Parece que están más de concursantes del programa 'Supervivientes' que en otra cosa". En síntesis, los socialistas sostienen que PP, Ciudadanos y Vox están sumergidos en una lucha a dentelladas por el voto, y solo están centrados en ver quién gana dentro de ese bloque.

"No nos confiemos. La amenaza de lo que pudiera haber ocurrido es mucho más cierta y real" porque el sistema es más proporcional en CCAA y ciudades

Ayer viernes en Alcalá de Henares (Madrid) y este sábado en Alicante, Sánchez comparó esa disputa a muerte con una "partida de parchís", en la que azules (PP), naranjas (Cs) y verdes (Vox) luchan por comerse. "No hablamos de eso. No hablamos del futuro de la derecha y sus tres siglas, sino del futuro de la sanidad pública, de la gente, de la buena gente, ¡esa es la cuestión!", exclamó, antes de que le gritaran "¡guapo!" desde el público. "Los únicos que hablamos de propuestas somos los socialistas", presumió.

Sánchez pide un último empujón el 26-M: "Un solo voto puede hacer decantar todo"

"El proyecto de [Albert] Rivera es Rivera, el de [Pablo] Casado es Casado y el de [Santiago] Abascal es Abascal", denunció Sánchez. Pero igual que los españoles votaron "progreso" el 28-A, ahora "votarán futuro, avance y progreso". El presidente no cesa de dibujar un hilo que conecte las generales con las autonómicas, municipales y europeas. Los socialistas insisten en que no son una segunda vuelta, ni una segunda oportunidad, como en su opinión quieren las derechas, pero en el fondo sí es una reválida de su triunfo, y la oportunidad única para el partido para hacerse con más parte del pastel.

Ir a la playa y a votar

"No nos confiemos. La amenaza de lo que pudiera haber ocurrido es mucho más cierta y real si hablamos de ayuntamientos, porque el sistema proporcional lo puede facilitar", alertó. Incluso pidió a los ciudadanos que no se despisten de su obligación con las urnas el próximo domingo, que es comprensible que quieran tomar algo, o ir a la playa, pero "antes" de disfrutar del día, que pasen por su colegio electoral y eviten que suceda lo que no ocurrió el 28-A.

Puig llama a conseguir "el último voto", luchar contra la "desmovilización" el 26-M para lograr "cerrar el círculo" que se abrió hace casi un mes

Porque "un solo voto puede hacer decantar todo, que haya una suma de progreso o una de involución", remachó. "Eso tenemos que evitar o garantizar. Os animo a eso, a no dejar la faena a medias, a terminarla el 26 de mayo, votando al único partido que garantiza justicia social, convivencia y limpieza. Es decir, progreso. Ánimo y a por ello", concluyó.

Sánchez pide un último empujón el 26-M: "Un solo voto puede hacer decantar todo"

Su mensaje estaba lógicamente coordinado con el de Puig, que devolvió al PSOE a la condición de primera fuerza desde 1991. El 'president' en funciones también llamó a combatir la apatía y a "cerrar el círculo" el 26-M. Las administraciones central, autonómica y local, señaló, deben ser "aliados y cómplices". "La única frontera es la desmovilización, la zona de confort, que [el próximo domingo] nos vayamos a la playa", pero "esto no está hecho", pese a que las encuestas den bien. El jefe del Consell urgió a pelear hasta el final, a "conseguir el último voto" frente a una derecha que "no tiene vergüenza" porque no tiene empacho en sumar a Vox si le hace falta para sumar.

Sánchez pide un último empujón el 26-M: "Un solo voto puede hacer decantar todo"

Sánchez se desplazó hasta Alicante, y no Valencia, porque el PSOE la recuperó en 2015 pero la perdió en 2018, después de que el alcalde, Gabriel Echávarri, tuviera que dimitir por dos escándalos: el despido de la cuñada del entonces líder de la oposición y actual regidor, Luis Barcala, del PP, y por un presunto delito continuado de prevaricación. Los socialistas presentan al que era hasta el mes pasado director del teatro Principal de la ciudad, Paco Sanguino.

Sánchez pide un último empujón el 26-M: "Un solo voto puede hacer decantar todo"

Ferraz y el PSPV quieren apretar, por tanto, en Alicante. Durante el mitin, Sánchez confirmó que organizará allí un próximo Consejo de Ministros, como ya tenía previsto antes de la convocatoria de las generales. Por la tarde, el presidente en funciones se marchó a la vecina Murcia, donde los socialistas pueden ganar los comicios pero donde el Gobierno pueden tenerlo más al alcance las derechas. El fin de semana lo cerrará en Mérida, mañana domingo por la mañana, en la plaza de toros de la capital extremeña, y en Albacete.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios