Tras las jubilaciones y bajas de marianistas

El Grupo Popular pide a Casado expertos en economía para defenderse tras el 10-N

Ex altos cargos del equipo económico anterior y diputados jubilados o relegados son consultados para que den nombres y "tiren de agenda" para ayudar a los nuevos portavoces

Foto: El presidente del partido popular, pablo casado, visita melilla
El presidente del partido popular, pablo casado, visita melilla

La repetición de las elecciones generales ha pillado al Partido Popular sin equipo económico y cuando Pablo Casado planeaba dedicar el otoño precisamente a reconstruir la oferta del partido en ese área. Las salidas voluntarias o forzosas, más las jubilaciones de la mayor parte de los dirigentes y portavoces económicos de la etapa de Mariano Rajoy con los comicios del 28-A crearon un vacío en el aparato de la organización replicado después en el grupo parlamentario del Congreso. Los populares reclaman ahora desde la Cámara que el partido aproveche para fichar, repescar o contratar expertos y asesores para la próxima legislatura.

Cristóbal Montoro, Luis de Guindos, Miguel Arias Cañete, Fátima Báñez, Alberto y Álvaro Nadal encabezaron el equipo económico de Rajoy, primero en la oposición y luego en el Gobierno, pero ninguno de ellos sigue en activo dentro del PP. No ha habido margen para ningún relevo una vez que Casado cerró sus equipos el pasado mes de julio. El propio Montoro y la exministra de Empleo ejercieron su tutela y atendieron las peticiones de consejo del Grupo Popular desde su salida del Gobierno en junio de 2018 hasta la disolución de las Cortes en febrero pasado.

Los comicios del 28-A dejaron como un erial el antiguo equipo parlamentario, en especial en el área económica, según reconocen los veteranos. El economista Daniel Lacalle, el principal fichaje de Casado para dar un giro liberal a la doctrina económica del partido, renunció al escaño logrado en las urnas dentro de la lista por Madrid y no llegó a aterrizar en el Congreso. Casi la mitad de los asesores especializados, fundamentales en las tareas de oposición, no pudieron renovar los contratos por el desastre electoral del PP: de 137 escaños a 66.

A la hora del reparto de responsabilidades, la nueva dirección del Grupo Popular en el Congreso recurrió a portavoces de comisión que se estrenaban en la función, e incluso en la Cámara. También ocurrió en todo el frente económico, desde Hacienda o Fomento a Industria, Empleo o Seguridad Social. Del anterior equipo en los puestos fundamentales solo quedaba Jaime de Olano, ahora ascendido a coordinador, además de Carolina España, experta en pensiones, exportavoz en el Pacto de Toledo y formada por Báñez, pero ahora relegada.

El líder del PP, Pablo Casado. (EFE)
El líder del PP, Pablo Casado. (EFE)

Mientas Lacalle se quedaba en la dirección del partido como secretario de economía, Mario Garcés fue el encargado de ponerse al frente del equipo económico del principal partido de la oposición en el Congreso. Elegido diputado por Huesca, se trataba del segundo fichaje de Casado para la Cámara, destino en el que también se estrenaba.

Garcés aportaba su formación y largo recorrido previo como auditor, directivo en el ICO, consejero en el gobierno autonómico de Aragón con Luisa Fernanda Rudi, subsecretario en Fomento con Ana Pastor y secretario de Estado de Servicios Sociales en el último gabinete de Mariano Rajoy. Como la legislatura no acabó de arrancar el nuevo portavoz de Hacienda del Grupo Popular apenas pudo foguearse. Una interpelación urgente sobre la evolución de las cuentas públicas en el único pleno ordinario celebrado en la Cámara y otra intervención en una Diputación Permanente le confirmaron como buen orador y experto en la materia mientras el resto de los portavoces noveles ni siquiera pudieron estrenarse. Garcés hizo durante unas semanas de parlamentario-orquesta al dar doctrina u opinión sobre cuestiones de energía, liberalización ferroviaria o gestión de empresas públicas.

Búsqueda de expertos

El Grupo Popular empezó la búsqueda de expertos y asesores en los más diversos ámbitos del área económica empezó en julio y se relanzó en agosto, cuando ya al PP le había llegado el mensaje de que Pedro Sánchez apostaba por la repetición de los comicios. Ex altos cargos del equipo económico saliente, diputados veteranos jubilados o relegados por la nueva dirección del PP fueron consultados para que dieran nombres y "tiraran de agenda" para dar más peso a las propuestas e intervenciones de los nuevos portavoces, además de facilitarles las relaciones con los sectores y agentes de cada sector social o productivo.

La convocatoria de los comicios ha incrementado la presión del grupo parlamentario sobre sus jefes en la sede de Génova para que aprovechen la oportunidad de incorporar expertos y recuperar a los que se quedaron fuera de las listas por la criba aplicada por los casadistas o por el posterior desastre en las urnas. Los fichajes posteriores de especialistas estarán pendientes de la posible mejora de resultados en las urnas del 10-N.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, en la Convención Económica que el PP celebró en Córdoba. (EFE)
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, en la Convención Económica que el PP celebró en Córdoba. (EFE)

En la convención económica celebrada este sábado en Córdoba, Casado logró que acudieran varios exministros de Rajoy, pero no Montoro ni Báñez. Sí lo hicieron Isabel García Tejerina, extitular de Agricultura y miembro de la actual dirección del partido; Miguel Arias Cañete, a punto de jubilarse como comisario europeo y Alberto Nadal, exsecretario de Estado de Presupuestos y de vuelta a su carrera de alto funcionario. Con la exministra de Medio Ambiente Elvira Rodríguez y Ana Pastor (titular en su día de Sanidad y Fomento) eran exponentes del antiguo económico de Rajoy.

Del nuevo equipo económico, el de Casado, para la brega diaria de la oposición solo se pudo ver a Mario Garcés, encargado en el acto de moderar una mesa con los representantes de la CEOE, ATA, Comisiones Obreras y UGT. El PP presume en precampaña electoral de experiencia en la gestión de crisis económicas pero, salvo reconciliaciones de última hora, tiene pendiente presentar a su nueva alineación de dirigentes y cuadros dispuestos a trabajar en régimen de dedicación plena.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios