El 28-A desmonta al PP en el Congreso

Sangría de veteranos y expertos en el Grupo Popular en la travesía del desierto de Casado

En el PP reconocen una "descapitalización" sin precedentes, al quedarse sin escaño portavoces en materias como Exteriores, UE, Defensa, Sanidad, Seguridad Social o Empleo

Foto: Pablo Casado, en A Coruña. (EFE)
Pablo Casado, en A Coruña. (EFE)

El balance de bajas y daños colaterales ante el desastre electoral del 28-A para el PP va más allá del número de diputados perdidos para entrar en el terreno de la cualificación de los que se han quedado fuera del Congreso, que resultan ser la mayoría de los más expertos y veteranos. En el propio Grupo Popular hablan de una "descapitalización" sin precedentes. De la última dirección saliente, ya nombrada por el presidente del partido el verano pasado, desaparecen de la Cámara seis de sus 11 miembros; pero lo más grave es que también se quedan sin escaño portavoces especializados en materias y comisiones clave como Asuntos Exteriores, Unión Europea, Defensa, Sanidad, Seguridad Social, Empleo o Constitución.

Pablo Casado tendrá que hacer su particular travesía del desierto en la oposición con la mitad de fuerzas que heredó de la pasada legislatura (66 diputados en vez de 137) y con un equipo parlamentario casi totalmente nuevo en el que no estarán los diputados más curtidos con quienes sí contaba.

El resultado de los comicios fue tan malo como imprevisto a la hora de hacer las listas. Después de desplazar al Senado a parte del último comité de dirección del grupo en el Congreso nombrado por Mariano Rajoy, la dirección del partido dejó al resto de los pesos pesados populares de la Cámara Baja como números dos o tres en sus respectivas circunscripciones, dando por hecho que saldrían elegidos como en las legislaturas anteriores. Pero el bajón de votos general ha costado la inesperada pérdida de escaño por igual a partidarios de Casado de primera hora, a antiguos hombres de aparato afines a María Dolores de Cospedal y hasta algunas sorayistas que parecían haber sobrevivido a la criba de las candidaturas.

Con la portavoz Dolors Montserrat destinada a las elecciones europeas, del comité de dirección saliente del Grupo Popular ha sobrevivido al 28-A su secretario general, José Antonio Bermúdez de Castro. Repitió como cabeza de lista por Salamanca, la única provincia de España en la que el PP sacó más escaños que el PSOE: dos frente a uno. Solo mantienen su escaño cuatro de los nueve portavoces adjuntos: Belén Hoyo, Jaime de Olano (cuota gallega), Guillermo Mariscal e Isabel Borrego.

Con la portavoz Montserrat destinada a las europeas, del comité de dirección saliente del grupo sobrevive al 28-A su secretario general

Tres de los portavoces que se quedan fuera por los malos resultados eran los que acumulaban cuatro o cinco legislaturas y se ocupaban de las áreas más especializadas: José Ignacio Echániz, María Jesús Bonilla y Ricardo Tarno.

Echániz (exconsejero de Sanidad en las comunidades de Madrid y Castilla-La Mancha) iba en el puesto octavo de la lista de Madrid que encabezaba Casado, una plaza fija y de privilegio como hombre de confianza de Pablo Casado. Solo salieron elegidos los siete primeros y al final se quedó fuera, igual que la siguiente en la candidatura, María del Mar Blanco, portavoz para los asuntos de víctimas del terrorismo.

Bonilla, número dos por Cuenca y muy próxima a Cospedal, también se quedó en puertas, ya que solo salió el número uno: el exministro de Justicia Rafael Catalá. Ricardo Tarno, experto como portavoz de Defensa y en Seguridad Nacional, pese a figurar como número tres por Sevilla, corrió la misma suerte.

Fuentes del grupo creen aún más graves que las bajas inesperadas de los portavoces adjuntos las de los responsables especializados en comisiones

Fuentes del Grupo Popular consideran aún más graves que las bajas inesperadas de los portavoces adjuntos las que corresponden a los responsables especializados en comisiones. José Ramón García Hernández, diplomático y portavoz de Asuntos Exteriores, se quedó sin escaño pese a figurar como número dos por Ávila. En la misma área, la portavoz de la comisión sobre la Unión Europea y casadista de primera hora, Concepción Santa Ana, dejó de ser diputada al figurar como número tres por Granada.

Los resultados del 28-A ponen colofón a la descapitalización de base sufrida por el Grupo Popular al retirarse de forma voluntaria o forzosa de las listas el grueso del equipo de Mariano Rajoy para dejar sitio a unos fichajes que Casado quería compaginar con la continuidad de veteranos, que ya no será posible en muchos casos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios