REPETICIÓN ELECTORAL

Podemos fía su campaña a los debates y se lanza a devolver los golpes de Sánchez

Existe el temor en las filas moradas de que el presidente en funciones intente evitar los debates. A pesar de que todos los grandes grupos de comunicación ya han comenzado a cursar las invitaciones

Foto: Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, durante uno de los debates en la pasada campaña electoral. (EFE)
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, durante uno de los debates en la pasada campaña electoral. (EFE)
Adelantado en

La apuesta electoral de Unidas Podemos se centrará en los debates electorales, donde se buscará el cara a cara con Pedro Sánchez, con la expectativa de que estas citas serán los grandes eventos de una campaña acortada a tan solo una semana —del 1 al 8 de noviembre—, tras la última modificación de la ley electoral para casos de repetición de elecciones. En la formación, valoran como uno de sus principales capitales la capacidad de Pablo Iglesias para desenvolverse en los debates. Se basan tanto en su buena oratoria y desempeño como en la experiencia de la anterior campaña. Según explican fuentes de la formación, comenzaron la campaña del pasado abril dos puntos porcentuales por debajo de los finalmente obtenidos, llegaron a bajar hasta tres en su arranque y se recuperaron en la última semana hasta superar el 14%. Una recuperación que asocian únicamente a los debates.

El candidato morado será implacable con Pedro Sánchez, avisan desde su entorno, y en la primera entrevista que concedió tras constatarse la repetición electoral quedó patente este ánimo de confrontación. Iglesias se centró en devolver los golpes que la noche anterior le lanzó el candidato socialista, con afirmaciones como que "no dormiría por la noche, como el 95%" de la gente, con Podemos en el Gobierno. El secretario general de Podemos respondió que la pretensión de Sánchez de querer "tener todo el poder para dormir bien" es una falta de respeto a los ciudadanos que "tienen dificultades para llegar a fin de mes y que eso [sí] les quita el sueño". Asimismo, cargó todas las tintas contra quien todavía sería su potencial aliado tras el 10-N acusándolo de mentir. "No me dijo la verdad. Me dijo que habría coalición. Si un error cometí, fue creer en la palabra de Pedro”.

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)
El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)

Existe el temor en las filas moradas de que el presidente en funciones y candidato socialista intente evitar los debates. Todos los grandes grupos de comunicación se preparan para celebrar debates a cinco, desde la televisión pública hasta Atresmedia y Mediaset, que ya han comenzado a cursar las invitaciones. "No va a querer debatir, lo tenemos claro", especulaba una dirigente de Podemos este miércoles tras la sesión de control al Gobierno en el Congreso, añadiendo que su impresión era que intentaría acudir solamente a una de estas citas. Al día siguiente, el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, confirmaba las sospechas, avanzando que Pedro Sánchez solo participaría en un debate a cinco.

El hastío imperante y la desmovilización ante una nueva cita electoral no solo se dejan notar entre el electorado, sino también entre la militancia de Unidas Podemos. Se trata de otro de los motivos por los que se fía la campaña a los debates. En la anterior campaña fueron determinantes, convirtiéndose en el hito que marcó todo este proceso. Además, se concentran en la recta final, el periodo en el que la mayoría de indecisos decide su voto, según los análisis demoscópicos.

Sánchez "no va a querer debatir, lo tenemos claro", especulaba una dirigente de Podemos el miércoles tras la sesión de control al Gobierno en el Congreso

Iglesias no escondía este viernes su afán por que sean los debates los que vayan a vehicular la campaña y lanzaba un ataque preventivo contra Sánchez para que "no se esconda". Durante su entrevista en Antena 3 con la periodista Susanna Griso, afirmaba, respecto al candidato socialista: "Creo que esta vez no se debe esconder y debe ir a todos [los debates]. Cuanto más salga el presidente del Gobierno en televisión, mucho mejor. Lo que espero es que no lo escondan como hicieron en la última campaña. Si se convocan debates, uno no puede decir, como dijo la otra vez, 'yo me escondo porque sé que cuando tengo que explicarme, a lo mejor no soy el mejor del mundo explicándome'. Alguien que aspira a ser presidente tiene que saber explicarse y responder a los argumentos que se le planteen".

El giro al centro de Pedro Sánchez para recuperar votos en el caladero de Ciudadanos se ve como una oportunidad en Podemos para asentarse en el espacio de la izquierda. "Sánchez nunca quiso gobernar con nosotros, por eso no dejó de mirar a la derecha. A su 'estimado Albert' le escribió mientras se negaba a reunirse con nosotros", arremetía Irene Montero en su primera entrevista tras su permiso de maternidad, ofreciendo las coordenadas de su campaña. El conato de pacto 'in extremis' entre Sánchez y Rivera difumina la línea divisoria de los bloques y fomenta el temor en Podemos a que ambos prioricen un acuerdo entre ellos tras el 10-N. "Se ha visto algo, y es que el PSOE prefiere a Ciudadanos como socio que a nosotros", añadía también Iglesias tras acudir a Zarzuela en la fracasada ronda de consultas.

Las expectativas no son malas en Unidas Podemos según las encuestas que se manejan y señalan que, pese a la desmovilización, no afrontarían este nuevo proceso electoral en peores condiciones que en las que llegaron a los comicios de abril. Entonces, según enumeran, lo hicieron tras una baja de paternidad de Pablo Iglesias, con una reciente escisión del partido liderada por Íñigo Errejón, con la renuncia de su candidato a las elecciones europeas, Pablo Bustinduy, y con el PSOE en el Gobierno capitalizando el voto útil y en posiciones de caballo ganador.

No descartan que haya sorpresas a lo largo de la campaña que hagan variar la "foto fija de las encuestas". Se desconoce asimismo hasta qué punto influirán hitos como los tambores de recesión económica o el Brexit, pero sí descartan que la sentencia del 'procés' sea determinante. Con todo, creen que tratarán de capitalizarla tanto independentistas como conservadores. Se afronta una de las campañas más inciertas de la democracia y el vértigo no puede esconderse.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios