PODEMOS, MÁS MADRID, IU o ANTICAPITALISTAS

La escisión de Errejón fragmenta a Podemos y amenaza con hasta cuatro candidaturas

Todos estos espacios "del cambio" se plantean ahora mismo la vía electoral, con diferentes encajes, a la espera de "meditar en frío" tras el 'shock' que ha supuesto el órdago de Errejón

Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias (i), junto al diputado de su grupo Íñigo Errejón (d), y el líder de IU, Alberto Garzón (c), durante un pleno del Congreso. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias (i), junto al diputado de su grupo Íñigo Errejón (d), y el líder de IU, Alberto Garzón (c), durante un pleno del Congreso. (EFE)

Más Madrid, Podemos, Izquierda Unida o Anticapitalistas (Movimiento por Madrid). El espacio electoral a la izquierda del PSOE en Madrid, que como a nivel estatal se aglutinaba bajo el paraguas de Unidos Podemos, se ha roto en diferentes pedazos tras la decisión del que era el candidato autonómico, Íñigo Errejón, de no presentarse con las siglas de la confluencia, sino con las de Más Madrid -la plataforma lanzada el pasado mes de diciembre por la alcaldesa Manuela Carmena para concurrir a las elecciones municipales-. También confeccionará su propia lista, sin descartar recuperar exdirigentes como Carolina Bescansa, en unas "primarias conjuntas" con las del Ayuntamiento de Madrid, y un nuevo programa.

Todo estos espacios "del cambio" se plantean ahora mismo la vía electoral, con diferentes encajes, a la espera de "meditar en frío" tras el 'shock' que ha supuesto el anuncio de Errejón para tomar una decisión. El calendario corre en contra, pues apenas faltan cuatro meses para las elecciones. La ejecutiva de Podemos se reunirá esta tarde para analizar la situación. Las salidas pasan por mantener su candidatura con otro cabeza de lista y en confluencia con IU, resignarse a apoyar la plataforma de Errejón, subsidiariamente y en contra tanto de los estatutos, al tratarse de otro partido e invalidar las primarias que ya se celebraron, así como contradecir el mandato de los inscritos que en una consulta interna votaron mayoritariamente por presentarse bajo las siglas de Unidos Podemos, o hacerlo en solitario.

Desde la dirección del partido trasladan que la máxima sigue siendo concurrir "todos juntos" y hacer todo lo posible para que no haya división. El objetivo, según insisten, es "mantener la alcaldía" y no dar alas "al tripartito de derechas" en la Comunidad. La dirección autonómica niega que estuviese al corriente de la decisión de Errejón, aunque este asegura que realizó anoche una llamada para prevenir de sus intenciones. No se descarta nada en estos momentos, con múltiples voces que entienden que es inasumible, tanto política como estatutariamente, plegarse a la nueva plataforma de Errejón lanzada al margen del partido. Tampoco una consulta a los inscritos para definir la hoja de ruta.

Izquierda Unida, que había dado un plazo de 72 horas -que precisamente acababa este jueves- a la dirección de Podemos y a Errejón para que se pusiesen de acuerdo en la ratificación de su principio de acuerdo, que contemplaba que la activista social y exdiputada de IU, Sol Sánchez, fuese la número dos, también está analizando la situación y tomará una decisión "con la cabeza fría". Reconocen que la decisión de Errejón no les sorprende, y que ya habían preparado planes alternativos ante esta eventualidad. Mañana celebrarán una reunión de la coordinadora para tratar el tema.

IU y Anticapitalistas tienen prácticamente descartado presentarse en coalición con Más Madrid. Podemos medita una decisión

Sí tienen prácticamente descartado presentarse en coalición con Más Madrid, por lo que como mínimo habrá dos candidaturas a la izquierda del PSOE en las próximas elecciones. "No vamos a ser subalternos de nadie ni tomaremos decisiones en función de las decisiones personales", zanjan fuentes del entorno de la que sería su candidata autonómica, Sol Sánchez. Tampoco cierran la puerta a reeditar una suerte de Ahora en Común, la candidatura con la que se presentaron al margen de Podemos y junto a movimientos sociales en las elecciones generales de 2015.

Esta última es la salida por la que se inclinan desde el sector anticapitalista de Podemos en la Comunidad de Madrid, que ya rechazaron presentarse a las primarias del partido por diferencias tanto con la dirección como con el candidato a la presidencia autonómica. "Ahora queda claro que hace falta construir un proyecto a la izquierda de Más Madrid", explican, para representar a todo el espectro de la izquierda, pues consideran que se quedaría huérfano con una opción que tildan de "pasarela" hacia el PSOE. "Errejón ha fundado su propio proyecto político indistinguible del PSOE", arremete un diputado de esta corriente en la Asamblea de Madrid.

Anticapistalistas ya lanzó el espacio Madrid en Movimiento, junto a movimientos sociales, que ahora pretenden revitalizar para presentar una alternativa electoral: "Hay espacio para una candidatura de izquierda, sino hay esta opción electoral, en mayo muchos votantes se irán a la abstención", señalan estas mismas fuentes. En este contexto apuestan por trabajar con otras formaciones como IU y sumar a cuadros y activistas sociales que no se sientan representados por Más Madrid. Esto es, "el enésimo proyecto subalterno del PSOE" con riesgo, dicen, a "integrarse a medio plazo" en esta formación. Su alternativa, por tanto, pasa por "una izquierda transformadora", según definen a esta hipotética candidatura.

En Madrid ciudad, las bases desencantadas con Manuela Carmena ya comenzaron a preparar un proyecto propio el pasado mes de octubre. Liderados principalmente por la plataforma Ganemos, que cuenta con tres concejales en el Gobierno municipal, cuenta con un núcleo duro conformado por unas 250 personas que poco a poco se han ido alejando de la alcaldesa por la supuesta falta de democracia interna, al dejar sin ninguna capacidad de incidencia en las políticas del ayuntamiento a la denomina Mesa de Coordinación de Ahora Madrid, por los incumplimientos programáticos, como la supuesta falta de respuesta al drama de los desahucios, o la consumación de lo que denominan "pelotazos urbanísticos", como la contestada Operación Chamartín.

Las conclusiones de su primera fase del debate, que se mantuvo a nivel de barrios con asociaciones de vecinos, así como con agentes sociales y sindicales, fueron la existencia de un considerable desencanto entre una parte de las bases con el Gobierno de Carmena, que viene de atrás, y el consenso sobre la necesidad de abrir nuevos procesos municipalistas que a futuro se podrían concretar en una candidatura. Hay optimismo de cara a concretar una lista alternativa, según coinciden en trasladar sus impulsores. Tras los últimos acontecimientos, su opción pasa por hacer tándem electoral con la "izquierda transformadora" que se presente al margen de la plataforma de Errejón en la Comunidad.

La fragmentación de la izquierda vuelve a ser una realidad, al menos -y de momento- en Madrid, que tradicionalmente ha sido el epicentro de las batallas entre sectores de Podemos que luego se han extendido a otros territorios y escalado a nivel estatal. Una fragmentación que llega justo en el momento de mayor desmovilización del electorado progresista, como se demostraron los resultados de las elecciones andaluzas, y cuando el pacto de PP, Ciudadanos y Vox en esta comunidad para desalojar al PSOE del Gobierno, que denominan el "bloque reaccionario", se hace una realidad exportable tanto a otras comunidades y municipios como para las próximas elecciones generales.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
44 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios