candidatura alternativa

Las bases de Ahora Madrid desencantadas con Carmena preparan un proyecto propio

El núcleo duro está conformado por unas 250 personas que poco a poco se han ido alejando del Gobierno municipal por la supuesta falta de democracia interna

Foto: Mitin del cierre de campaña de Ahora Madrid en 2015. (EFE)
Mitin del cierre de campaña de Ahora Madrid en 2015. (EFE)

Una parte de las bases de Ahora Madrid y de la plataforma Ganemos, que activó este proyecto municipalista hace ahora cuatro años, llevan varias semanas celebrando asambleas y manteniendo contactos con el tejido asociativo de la capital con una idea de fondo: formar una candidatura alternativa a la que liderará la alcaldesa Manuela Carmena en las próximas elecciones del mes de mayo. El núcleo duro está conformado por unas 250 personas que poco a poco se han ido alejando del Gobierno municipal por la supuesta falta de democracia interna, al dejar sin ninguna capacidad de incidencia en las políticas del ayuntamiento a la denomina Mesa de Coordinación de Ahora Madrid, por los incumplimientos programáticos, como la supuesta falta de respuesta al drama de los desahucios, o la consumación de lo que denominan "pelotazos urbanísticos", como la contestada Operación Chamartín.

Las conclusiones de esta primera fase del debate, que se están manteniendo a nivel de barrios con asociaciones de vecinos, así como con agentes sociales y sindicales, son la existencia de un considerable desencanto entre una parte de las bases con el Gobierno de Carmena, que viene de atrás, y el consenso sobre la necesidad de abrir nuevos procesos municipalistas que a futuro se podrían concretar en una candidatura. Hay optimismo de cara a concretar una lista alternativa, según coinciden en trasladar sus impulsores, pero todo está todavía en una fase embrionaria.

El lanzamiento de forma unilateral de la nueva plataforma electoral de Carmena, Más Madrid, ha acabado por romper las costuras que unían Ahora Madrid No solo con la parte más activista, sino que incluso ha generado fricciones entre el equipo de Carmena y las direcciones de Podemos e Izquierda Unida. La alcaldesa aceleró los tiempos para el lanzamiento de su plataforma antes de que Podemos cerrase sus primarias, dejando así a la formación al margen. El propio manifiesto especificaba que no se aceptarían "cuotas de partido", aunque se animaba a los partidos a sumarse bajo las condiciones preestablecidas.

La propia alcaldesa ya anticipó que no estaba dispuesta a contar con los ediles que se referencian en la plataforma Ganemos

La propia alcaldesa anticipó, antes de anunciar que se presentaría a la reelección, que no estaba dispuesta a contar con los ediles que se referenciaban en Ganemos, quienes rompieron la disciplina de voto en varios plenos para mostrar su oposición a la aprobación del PEF (Plan Económico Financiero), en este caso junto a los concejales de IU, u otras iniciativas urbanísticas en las Cocheras de Cuatro Caminos, el Taller de Precisión de Artillería para construir pisos de lujo o la mencionada Operación Chamartín

"Urge plantearse un nuevo proyecto municipalista para la ciudad de Madrid que no pase necesariamente por lo electoral en el corto plazo", concluían la edil anticapitalista Rommy Arce y el diputado regional de la misma corriente, Raúl Camargo, en un artículo de opinión crítico con la gestión de la alcaldesa publicado en 'Cuarto Poder'. Por su parte, el concejal del mismo sector, Pablo Carmona, apuesta por mantener viva la vía institucional y argumentaba en otro artículo de opinión publicado en el diario 'Público' la necesidad de "construir un proyecto municipalista que discuta sobre el actual modelo de ciudad y que se ponga a trabajar desde ya en esa dirección".

Desde el entorno de Rommy Arce matizan que respetan la iniciativa y que comparten el análisis realizado "sobre el devenir del Gobierno de Ahora Madrid", pero respecto a la configuración de una candidatura alternativa no se oponen, aunque entienden que todavía hay mucho que decidir y valorar. "Tenemos muy claro que es necesario construir un espacio municipalista democrático y con un programa de transformación social para Madrid", argumentan. En cambio, algunos de los líderes de este sector a nivel estatal son más tajantes, mostrándose abiertamente contrarios a presentar una candidatura alternativa, al menos en 2019.

Anticapitalistas: "Tenemos muy claro que es necesario construir un espacio municipalista democrático y con un programa de transformación"


El sector anticapitalista de Podemos, integrado en Ganemos, ya marcó claras distancias con Más Madrid tras su lanzamiento. "Manuela Carmena liquida Ahora Madrid y apuesta por una candidatura personalista y sin controles, gestionaria y sin política de transformación. Un camino sin retorno para cerrar el ciclo municipalista en Madrid", expresaban desde la redes sociales. Con todo, y al menos en el corto plazo, evitarán confrontar en las urnas para evitar disgregar el voto progresista.

Un divorcio anunciado

El divorcio entre Carmena y Ahora Madrid se puso de manifiesto el pasado verano. El 'Informe y valoración sobre el grupo municipal Ahora Madrid' del que fuera coordinador del grupo municipal, Toño Hernández, con el objetivo de rendir cuentas y realizar un ejercicio de autoevaluación, detalla cómo se habría producido el "secuestro del proyecto", pasando de tener un carácter colectivo a meramente personalista. Un proceso que, según se relata en el documento, comenzó a las pocas semanas de llegar al Ayuntamiento de Madrid.

"A las pocas semanas de constituirnos como equipo, cuando estábamos en C/ Mayor 71, la alcaldesa pasó de visita por el edificio, pero solo visitó al grupo municipal del PSOE, no se pasó por nuestra planta a conocernos y saludarnos", se especifica, añadiendo que desde ese momento "ya se visualizaron bloques, desinterés e incomprensiones que íbamos a sufrir por algunas áreas, especialmente Servicios Sociales, DUS y Alcaldía". En esta línea se pone de relieve que el ánimo de la alcaldesa por estrechar relaciones con los socialistas le habría llevado también a paralizar la iniciativa política del equipo coordinado por Hernández, promoviendo iniciativas para llevar a los plenos previamente debatidas en el grupo municipal con el conjunto de los concejales. "Enseguida nos vimos coartados en esta capacidad, ya que en algún lugar se decidió que eso no nos correspondía y que además solo se podían presentar iniciativas que fueran acordadas con el PSOE".

El informe concluye así que de esta manera se habría ido disipando la posibilidad de realizar "planteamientos políticos más acordes con las organizaciones y la base social que nos apoyó en el proceso de creación de la candidatura. Hemos desestimado presentar peticiones que nos hacían colectivos cercanos solo por el miedo a perder la votación cuando a los colectivos proponentes no les preocupaba tanto perderla como visibilizar el debate político y que cada grupo se retratara". Se argumenta, también, que "tras trabajar en los primeros meses con distintos colectivos propuestas variadas, las cuales quedaron bloqueadas por decisiones de áreas o alcaldía, se nos hizo muy complicado por 'inconveniente' seguir reuniéndonos con colectivos sociales cuando no teníamos ninguna garantía de asegurarles nada".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios