COMIENZA EL DEBATE DEL DEBATE

RTVE ofrece a los partidos un debate a cinco de los líderes el 4-N y tres cara a cara

La corporación se adelanta a las privadas y plantea ya fechas concretas. La principal novedad es una oferta de tres duelos Sánchez-Casado, Casado-Rivera y Sánchez-Iglesias

Foto: Pablo Casado, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias, el pasado 22 de abril en RTVE. (Reuters)
Pablo Casado, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias, el pasado 22 de abril en RTVE. (Reuters)

RTVE lleva ya tiempo preparándose para la campaña electoral del 10 de noviembre, incluso antes de que se oficializara que España camina a las urnas, con el argumento de que una tele pública debe actuar con "previsión". Ahora, con las nuevas generales en marcha, a falta de la disolución de las Cámaras —que llegará el martes 24 de septiembre—, la corporación se adelanta y lanza su propuesta de días y espacios para los partidos, con el objetivo de llevarse el programa estrella de una competición que, por primera vez, será más corta (una semana), al tratarse de una repetición de los comicios. RTVE pone sobre la mesa un debate a cinco de los principales líderes para el lunes 4 de noviembre, otro a siete con los portavoces de los grupos y tres cara a cara.

La tele pública lanzó este miércoles un comunicado en el que manifiesta que su intención es programar "un innegable interés periodístico", un enfrentamiento entre los cinco principales líderes: Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Casado (PP), Albert Rivera (Ciudadanos), Pablo Iglesias (Unidas Podemos) y Santiago Abascal (Vox). La fecha ofrecida es el 4-N y se emitiría, precisa la nota, por La 1, el Canal 24 Horas, TVE Internacional, RNE y RTVE.es. En la campaña de las generales del 28 de abril, la corporación no pudo ofrecer ese mismo formato porque el partido de ultraderecha no tenía representación parlamentaria ni había obtenido un porcentaje significativo de voto en convocatorias anteriores de ámbito nacional. La Junta Electoral Central le dio la razón. No solo eso. El organismo arbitral prohibió a Atresmedia emitir ese encuentro a cinco porque no respetaba la proporcionalidad de las urnas.

Ahora el panorama ha cambiado por la fuerza de Abascal sí se hizo hueco en el Congreso, con 24 escaños, por lo que ahora la pública sí puede ofrecer ese espacio, que era el deseado por Sánchez para el 28-A, ya que le interesaba visualizar la unión de las tres derechas. Ahora en el PSOE reconocen que agitar esa bandera no será tan potente como entonces. Está por ver ahora cuál es el formato que más atrae a los socialistas (y al resto de formaciones), y qué operadores emiten finalmente el programa. En los próximos días se irán conociendo las estrategias de los sanedrines de campaña. Sánchez, por ejemplo, reúne a su ejecutiva este jueves y se prevé que se constituya entonces su comité electoral.

La pública también plantea un encuentro entre los siete portavoces de los grupos con representación en el Congreso: PSOE, PP, Cs, UP, Vox, ERC y PNV


Radio Televisión Española también plantea celebrar un debate entre los portavoces de los siete partidos con grupo propio en el Congreso: PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos, Vox, ERC y PNV. En principio, dice la corporación, la cita sería el viernes 1 de noviembre, día de arranque de la campaña, "sujeta también a modificación por acuerdo entre las formaciones participantes".

"Carta de cortesía"

Y aquí la novedad: la empresa, dirigida por Rosa María Mateo, administradora provisional única, planifica tres cara a cara, un formato que ya se ofreció en las andaluzas, recuerda. En esta ocasión, RTVE querría organizar un duelo entre Sánchez y Casado, otro entre Casado y Rivera y otro entre Sánchez e Iglesias. O sea, enfrentamiento entre el presidente y el jefe del principal partido de la oposición, entre las izquierdas y entre las derechas. "A falta de cerrar las fechas con los interesados, la propuesta de RTVE es reservar la semana del 28 de octubre al 1 de noviembre".

Mateo se ha convertido en diana de la oposición: ha sido acusada de remar a favor del Gobierno. Emplazó al debate a los partidos en la ronda del Rey

La corporación no se libra de la polémica. Hace semana y media se conoció que había licitado el decorado y la luminotecnia de los programas especiales y los debates de cara al 10-N, una decisión que justificó por "previsión", y recordaba la compañía que el propio pliego del contrato advertía de que solo sería válido a partir del 24 de septiembre, cuando se sepa con certidumbre total que las Cortes se disuelven y España camina a las urnas por segunda vez en este año.

Este lunes, con la ronda del Rey en marcha, Mateo envió a los partidos una "carta de cortesía" para comunicarles que "en el hipotético caso" de que haya elecciones, RTVE está dispuesta a celebrar los debates electorales. La cadena se aferra, como hace en el comunicado de este miércoles, al artículo 9 de la ley de financiación de RTVE, que insta a la corporación a "programar debates electorales de conformidad con lo establecido" en la Ley Electoral. Y es "obligación" de la casa, "como servicio público, ofrecer la máxima pluralidad posible".

Cs protesta: no hay un Sánchez-Rivera

Ciudadanos cargó contra RTVE por no programar un cara a cara Sánchez-Rivera. Mateo, "la enchufada de Sánchez", lo quiere "impedir", dijo en Twitter el secretario general de la formación naranja, José Manuel Villegas. Y quiere frenar ese pulso porque el líder de Cs "arrasó" al presidente en abril. En cambio, Unidas Podemos sí aceptó el debate a cinco y el duelo Sánchez-Iglesias, informa EFE.

Atresmedia tiene preparadas las cartas para enviar a los partidos para cuando se convoquen las urnas. Mediaset y la Academia también se han ofrecido

También la oposición sí ha salido en tromba en distintas ocasiones a criticar la gestión de Mateo. Tanto PP, como Cs y Unidas Podemos la han venido acusando de trabajar a favor del Gobierno, que la nombró administradora única, designación que no obstante fue validada por mayoría absoluta por el Congreso en 2018. En la anterior campaña, a la máxima responsable de RTVE se le reprochó muy duramente desde distintos frentes (también el de sus trabajadores) que cambiara la fecha programada para el debate en su casa (lunes 22 de abril), pasándolo al día 23, para así echar a mano a Sánchez. El presidente, prohibido el careo a cinco en Atresmedia, optó por ir a la pública el martes 23. Al final, ante el plante de los partidos, el líder socialista rectificó y aceptó dos debates a cuatro: uno el lunes 22 de abril en RTVE, presentado por Xabier Fortes, y el martes 23 en Atresmedia, moderado por Ana Pastor y Vicente Vallés.

El operador controlado por Planeta y que tiene a Antena 3 y La Sexta como buques insignia no ha hecho pública aún su oferta a los partidos. Ayer martes, ante la nueva polémica con la cadena pública, Atresmedia advertía de que invitará a los líderes a un gran debate televisivo "una vez se convoquen elecciones generales para respetar así los tiempos de la democracia". No antes del 23 de septiembre, por tanto. Pero las cartas a las sedes de las formaciones, decían fuentes de la compañía, ya están preparadas. Mediaset (Telecinco-Cuatro) ha planteado un formato a cinco, sin fecha, informa Europa Press. También se ha ofrecido para acoger un debate la Academia de la Televisión, que preside María Casado —presentadora de 'La mañana' de La 1—, que en este caso podría tener más opciones, porque, dado que la campaña solo durará esta vez una semana (del 1 al 8 de noviembre), previsiblemente solo habrá un enfrentamiento en TV entre líderes, y puede que los partidos opten por no premiar a un operador. O quizá se inclinen por la pública. El debate del debate está aún en mantillas.

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios