recta final de las listas naranjas

Girauta, Rivera de la Cruz o Gutiérrez: los 'escaños con riesgo' en Cs tras los fichajes

La sensación general en el partido tras los fichajes estrella es buena. Pero listas como la de Madrid sufren para cuadrar los nombres. Otros pesos pesados tienen por delante un gran reto

Foto: Albert Rivera junto a Inés Arrimadas, Marta Rivera de la Cruz y Patricia Reyes el pasado 26-J. (EFE)
Albert Rivera junto a Inés Arrimadas, Marta Rivera de la Cruz y Patricia Reyes el pasado 26-J. (EFE)

Ciudadanos ha puesto patas arriba sus listas al Congreso de cara al 28 de abril. La mayor parte de las provincias cambian de número uno. En algunos casos, por los fichajes anunciados y, en otros, por cambios internos en el propio partido. Si hace casi un año Albert Rivera anunciaba la necesidad de "incorporar talento" al proyecto y "abrir las puertas" a la sociedad civil para la gran contienda electoral del 2019 —ese mismo día el ex primer ministro francés, Manuel Valls, confirmaba estar pensando en presentarse a la alcaldía de Barcelona bajo las siglas naranjas—, aquellas palabras se han convertido hoy en la mayor de las realidades.

Este fin de semana se confirmaron los fichajes más potentes para el escaparate que es la lista por Madrid. El ejecutivo y vicepresidente de Coca Cola, Marcos de Quinto, que irá como número dos; y el abogado del Estado destituido el pasado noviembre por el Gobierno de Pedro Sánchez por discrepar ante el planteamiento del juicio del 'procés', el progresista Edmundo Bal (será el 4 en la misma lista). Tres días antes, Rivera confirmaba la incorporación de Sara Giménez, abogada de etnia gitana y representante de España en el Consejo de Europa (como su número tres). Los cuatro primeros puestos de la lista, con Rivera a la cabeza, están copados.

Girauta, Rivera de la Cruz o Gutiérrez: los 'escaños con riesgo' en Cs tras los fichajes

Lo que se confirmará en las próximas horas es cómo continúa la lista madrileña que, con seguridad, será la circunscripción en la que Ciudadanos obtendrá más escaños. En 2015 el partido consiguió siete, aunque meses después, en 2016, se quedó en seis. Fuentes de la formación insisten en el que su objetivo pasa "como mínimo" por superar la primera cifra y consideran que podrían lograr 8. La cuestión es que faltan tres personas por incluir en esa lista y ninguna forma parte de los considerados prescindibles. La sensación general en el partido tras los fichajes es buena y la incorporación de Bal ha sido especialmente aplaudida en todos los rincones de la formación. "Cuanta más gente entre, menos espacio queda. Pero frente a fichajes así solo podemos estar orgullosos y alegrarnos", explican otros diputados de esta legislatura recién terminada.

Aunque nadie niega que las incorporaciones suman, Madrid ha sido un verdadero quebradero de cabeza. El número cinco ya tiene con seguridad nombre y apellido. Será Patricia Reyes, diputada y secretaria cuarta de la Mesa del Congreso. Cuenta con la confianza de Rivera y representa el ala más social del partido, especialmente en feminismo y movimiento LGTB, cuestión clave para el mensaje naranja. Reyes está directamente relacionada con la incorporación de Sara Giménez y, cabe recordar que, entre los cinco primeros puestos al menos debía haber dos mujeres.

El inspector de Hacienda, Paco de la Torre, referencia en el grupo de todo lo que atañe a fiscalidad y que en 2015 fue presentado como uno de los grandes fichajes de la formación siendo el número 2 de Rivera, ocupará el número 6. Al séptimo puesto cae el secretario general del grupo parlamentario, Miguel Gutiérrez, considerado uno de los hombres de confianza de Rivera que, sin embargo, estará en una posición que conlleva cierto riesgo. En el partido aseguran que ese escaño saldrá y consideran que deben aspirar a contar con, al menos, 8 diputados por Madrid. Pero, con la irrupción de Vox —que tanto en esta circunscripción como en Barcelona es previsible que sea potente— los cálculos previos pueden quedar en nada. En cuanto a Fernando Maura, que fue el 6 en la pasada legislatura, no repetirá.

Albert Rivera junto a Juan Carlos Girauta. Detrás, Marcos de Quinto. (EFE)
Albert Rivera junto a Juan Carlos Girauta. Detrás, Marcos de Quinto. (EFE)

En Barcelona las dudas parecen estar resueltas, aunque en estos momentos lo único fijo es que encabezará esa lista Inés Arrimadas. Repetirá también Toni Roldán (probablemente como número dos) y se incorporarán Fernando de Páramo, antes diputado autonómico catalán y secretario de Comunicación del partido, y José María Espejo (también diputado en la Cámara catalana y vicepresidente del Parlament). No repite la empresaria Elena Faba, quien ha mantenido un perfil bajísimo durante toda la legislatura al no tener buenas relaciones con el grupo, y salen de esta lista a otro destino Juan Carlos Girauta y José Manuel Villegas.

Los escaños más difíciles

Más allá de estas listas, Ciudadanos asume otros grandes riesgos en estas elecciones. El dirigente naranja está convencido del crecimiento que el partido experimentará y confía en una campaña que de la vuelta a las actuales encuestas y los sitúe por encima de los resultados de 2015. De ahí que haya enviado a 'pesos pesados' a provincias en las que llegaron a obtener un diputado, que perdieron un año después y que ahora deben recuperar. Es el caso del portavoz parlamentario, Juan Carlos Girauta, que encabeza en esta ocasión la lista por Toledo. Los naranjas no lograron representación por ninguna circunscripción en Castilla La-Mancha el 26-J.

Algo similar pasa con Marta Rivera de la Cruz, escritora y diputada que se ha erigido como persona de total confianza del líder centrista. Abandona la lista por Madrid (dejando hueco para los fichajes) y será la número uno por A Coruña, en el que puede ser el mayor reto para el partido. Galicia es uno de los territorios que el PP ha mantenido como feudo. Para el partido naranja es clave romper esa hegemonía y, de ahí, que apueste por una de sus diputadas clave para intentar hacerse con el escaño gallego. En el entorno de Rivera de la Cruz reconocen que el desafío "existe y no es menor", pero también consideran que "si alguien puede hacerlo es Marta" y que, por eso, "el jefe" se lo pidió a ella.

Otros 'primeros espadas' que han cambiado de destino son el número dos de Rivera, José Manuel Villegas, que encabeza la lista por Almería (abandona Barcelona); y el secretario de Organización, Fran Hervías (como número 1 por Granada). El último no logró escaño en junio de 2016 cuando concurrió como 5 por la ciudad condal. Sí lo había conseguido en 2015. Aunque no son los asientos más seguros, la formación está convencida de que los volverá a sacar. Sustituyen a Diego Clemente y Luis Salvador respectivamente, aunque Salvador abandona el panorama nacional para ser el candidato a la alcaldía granadina en el mes de mayo.

Con respecto al resto de provincias andaluzas, Sevilla también cambia cabeza de cartel al retirarse de las primarias la que era diputada hasta ahora por esa circunscripción, Virgina Millán. El candidato naranja será Pablo Cambronero, diputado autonómico del equipo de Juan Marín. En Málaga el cambio será mínimo: Guillermo Díaz, que fue el número 2 en 2016 y ahora pasa a ser el uno.

El cambio en la provincia de Valladolid, la única de Castilla y León en la que Ciudadanos consiguió un sillón para el Congreso, es de sobra conocido. Paco Igea será el candidato a la Junta y su marcha coincide con el fichaje de Soraya Mayo, presidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) de Castilla y León, que encabezará esa lista. El partido naranja aspira a mejorar sus resultados en esta comunidad y, como mínimo, recuperar los escaños de León y Salamanca perdidos en 2016. Para la primera provincia presenta a Justo Fernández, actual portavoz y concejal del Ayuntamiento leonés; mientras que para la segunda siguen sin designar cabeza de lista.

Albert Rivera en la presentación de los cabezas de lista al Congreso el pasado viernes. (EFE)
Albert Rivera en la presentación de los cabezas de lista al Congreso el pasado viernes. (EFE)

Los otros cambios

En cuanto a los cabezas de lista por Valencia, Baleares y Cantabria, entre otros, el partido también cuenta con rostros nuevos. La economista María Muñoz sustituye al valenciano Toni Cantó, candidato a la presidencia de la Generalitat. El exsocialista Joan Mesquida irá por la lista balear, desplazando al hasta ahora diputado Fernando Navarro. En el caso cántabro, Félix Álvarez (Felisuco) también se pasa al panorama regional como candidato para presidir la comunidad y será Rubén Gómez quien pelee por el escaño.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios