EN EL BORRADOR DE ESTRATEGIA PARA EL 26-J

IU plantea su alianza con Podemos como única "alternativa natural y segura" al PP

La federación quiere una campaña "optimista", que combine la idea de "necesidad de un nuevo tiempo político" con la de "seguridad", que la gente sepa que "el país no se va a desmoronar"

Foto: Alberto Garzón y Pablo Iglesias, el pasado 9 de mayo en Madrid tras anunciarse la coalición electoral de Podemos e IU para el 26-J. (EFE)
Alberto Garzón y Pablo Iglesias, el pasado 9 de mayo en Madrid tras anunciarse la coalición electoral de Podemos e IU para el 26-J. (EFE)

Polarización directa con el Partido Popular y proyección de la coalición de Podemos e Izquierda Unida, Unidos Podemos, como la única alternativa "posible", "natural y segura" al Gobierno de Mariano Rajoy, que asegura que "el país no se va a desmoronar". 

Es como uno de los socios de la alianza, IU, plantea la contienda para este 26-J. Y la principal conclusión que se extrae del borrador del 'Plan general de campaña', un documento de 14 páginas, al que ha tenido acceso El Confidencial y que fue aprobado el lunes en la reunión de la ejecutiva federal en la que participaron también los coordinadores regionales. En el texto, impulsado por la coordinadora del equipo electoral y mano derecha de Alberto Garzón, Clara Alonso, se aprecia una estrategia totalmente distinta a la que se planteó para las generales del 20-D, en las que IU competía sola, a pulmón, y estaba obligada a diferenciarse de Podemos e intentar salvar los muebles. Ahora, la federación subraya que en esta campaña, en la que concurre de la mano del partido de Pablo Iglesias, debe estar "claramente a la ofensiva": "El reto es ser una alternativa real de gobierno, confrontando directamente con el PP". El PSOE, tradicional competidor de IU, apenas aparece en el documento, porque lo que pretende la coalición es hablar de tú a tú al PP. Que es, por otro lado, lo que más interesa al partido de Mariano Rajoy: confrontar con Unidos Podemos. 

Esta debe ser una campaña a la ofensiva: el resto es ser una alternativa real de gobierno, confrontando directamente con el PP

Pero sobre todo le interesa reforzar el que concibe como flanco más débil: hacer ver a los ciudadanos que es una alternativa "natural y segura", solvente. Aquí está la clave. En los dos apellidos. La imagen que IU -y lógicamente Podemos, por mucho que los comités de campaña actúen por separado, pero coordinados- quiere trasladar es que los dos socios defienden un proyecto que "realmente rompe con las políticas" aplicadas hasta ahora, "la única que tiene claro qué apoyos va a buscar, la única que puede decir al cien por cien que no se va a poner de acuerdo con el PP". Este hilo argumental choca con la estrategia del PSOE, que pretende convencer a los votantes de que es la única "garantía de cambio" al PP, "sin intermediarios"

IU plantea su alianza con Podemos como única "alternativa natural y segura" al PP

"Nadie más asegura" que no habrá gran coalición

IU defiende que Unidos Podemos es alternativa porque asegura "que no se repite la situación de bloqueo / ingobernabilidad", porque los dos aliados han demostrado que son "capaces de dialogar y unir fuerzas, dejando atrás las diferencias" para ofrecer un proyecto compartido, porque se compromete a "no respaldar al PP", "y nadie más lo puede asegurar" y tiende "la mano a quienes quieren apoyar el cambio" -a los socialistas-, porque es "garantía de cambio frente a la gran coalición", y porque es una entente continuadora de la ola de cambio que conquistó el poder hace justo un año en las grandes ciudades. 

IU piensa en una campaña "optimista", que venza "el discurso del miedo", que traslade a los ciudadanos que si vota la alianza, "está en buenas manos"

El tono de la campaña, en consecuencia, "debe estar cargado de optimismo, de ilusión y de confianza" en lo que Unidos Podemos va a hacer. IU insiste en que es básico que no se proyecte una imagen de caos que pueda frenar al votante, que no triunfe el miedo. "El discurso debe combinar la idea de la necesidad de un nuevo tiempo político para el país y la de seguridad, la gente quiere romper con lo que nos ha traído hasta aquí, pero saber que está en buenas manos, que el país no se va a desmoronar. Por tanto, debe ser un tono confiado, pero no prepotente ni soberbio, y de transformación y evolución, pero no a la contra". 

Logo de la coalición Unidos Podemos.
Logo de la coalición Unidos Podemos.

IU advierte de que la campaña será de "mucha crispación", de que la coalición va a ser "atacada" y de que los medios "van a contribuir al discurso del miedo". "Es necesario contrarrestarlo con un tono afable, con simpatía, alegría revolucionaria y humor. Evitar el victimismo, el identitarismo y las denuncias de las campañas orquestadas", señala el texto. La federación alerta de que puede ser "efectivo" para el PP pintar Unidos Podemos coom "una amenaza para la estabilidad, la seguridad y la unidad de España", de ahí que considere que deba apuntalar su imagen de fuerza solvente.

Una campaña in crescendo

¿Cómo se organizará la campaña? IU quiere que sea in crescendo, de menos a más. Una primera, la propia, la de la federación, que es la de activación, la movilización de las bases y el electorado de IU. Una segunda, que es la común con Podemos, en la que se compartirán "actos, agenda y materiales", que debe "coordinarse en todos los niveles a través de comisiones de campaña mixtas o enlaces de campaña" y en la que se deben repartir Garzón e Iglesias y el resto de candidatos el tiempo en los debates electorales. Este esquema hace pensar que se irá calentando el ánimo de los electores hacia el ecuador y final de campaña con más protagonismo conjunto de los dos líderes.

A estas dos campañas -la propia de IU y la común- se suma la popular: todos los apoyos sociales, políticos, culturales y sindicales que la alianza sea capaz de generar. El equipo de Garzón no está de acuerdo con la posición del jefe de campaña de Podemos, Íñigo Errejón, que busca el menor contacto y define la alianza como un "matrimonio de conveniencia". El diputado apuesta por una campaña que desborde a los dos principales socios y que cree sinergias que multiplique su fuerza. 

Se pretende potenciar una "campaña coral", que potencie la idea del "todos juntos" y en la que participen las candidaturas municipalistas

En los actos propios, puros de IU, la federación apostará por formatos "sencillos, con poco montaje y ambiente popular", sin atriles ni escenarios, siguiendo la lógica de una "campaña muy volcada en la calle, de asambleas y de encuentro con la gente". El espejo es el mitin espontáneo que dio Garzón en diciembre a las puertas del teatro de La Latina de Madrid a todos los simpatizantes que no pudieron entrar en el recinto. En los actos compartidos con Podemos, se pretende "potenciar la campaña coral, poniendo en común las personas de referencia de cada formación", porque el objetivo es "extender la idea del todos juntos", de la fuerza de la suma de partidos. IU quiere que participen los alcaldes del cambio -muchos de los cuales cierran las listas- o figuras relevantes de las confluencias, y que los agentes que formaron parte de las candidaturas de unidad popular municipalistas ayuden a movilizar.  

IU plantea su alianza con Podemos como única "alternativa natural y segura" al PP

En suma, autonomía de las organizaciones, sí, pero también "coordinación", "complementariedad" -IU y Podemos se repartirán en función de la penetración de cada una en cada territorio- y movilización máxima. En consonancia con este planteamiento, también habrá materiales propios y compartidos de campaña, pero se intenta superar la imagen de coalición clásica", para que se aprecie "un salto cualitativo desde el 20-D". 

La defensa del programa común

¿Qué temas dominarán la campaña? La apuesta de IU es "clara": giro "radical" en las políticas económicas y defensa de la "democratización del país", hacer "un elogio al diálogo permanente" -entiende que la coalición es el "mejor ejemplo"- y hablar del programa común, el documento '50 pasos para gobernar juntos'. Sin embargo, ambas fuerzas han pactado poder defender sus programas de máximos con los que se presentaron por separado en diciembre. 

IU llama a "aparcar las diferencias" de los dos socios y sí subrayar en el elemento novedoso de la coalición, capaz de "desbloquear" la situación dejada por el 20-D

El documento aborda el planteamiento estratégico global, nucleado en torno a la idea de que Unidos Podemos es la "alternativa real de gobierno" capaz de confrontar con el PP. Desde esta óptica, concibe la unidad como un "revulsivo" que ha de generar una "ilusión" que vaya más allá de la que cada una de las partes produjo por separado el 20-D y que convenza a los electores de que la candidatura común es "el único elemento que puede alterar el resultado del 20-D, la única novedad, lo único que puede hacer de verdad que el 26-J opere como una segunda vuelta".

IU plantea su alianza con Podemos como única "alternativa natural y segura" al PP

IU entiende que la diversidad de los socios debe ser convertirse en un elemento positivo, y no "un problema", por lo que llama a "perder la mínima energía en conflictos". "El relato común debe aparcar las diferencias de enfoque del pasado reciente. Somos perfectamente capaces de hacer un discurso común desde los acuerdos programáticos y la visión del nuevo país", alerta el texto. O sea, que se deben orillar los choques que IU y Podemos tuvieron en el pasado para primar su entendimiento actual. 

En el texto no se habla de 'sorpasso', aunque subyace esa voluntad. La confluencia es "el motor para cambiar el país". "Salimos a ganar", proclama

La federación detalla cómo debe explicarse la convergencia, cómo trasladar qué aporta. Para empezar, que es el elemento nuevo y distintivo del 26-J que es respuesta al "escenario de excepcionalidad" de una legislatura que murió por la falta de Gobierno, y que es fruto de un gesto de "responsabilidad, unidad, diálogo y generosidad" de IU y Podemos. Dos, que la candidatura unitaria es "la mejor herramienta para desbloquear" el empate del 20-D, así que lo que cambia respecto a diciembre es que "todos los votos de ruptura suman". "Somos la única opción que desbloquea, que evita que se repita el resultado electoral. Somos una solución. Somos útiles". Dicho de otro modo, es Unidos Podemos quien quiere atraerse el voto útil, arrebatando ese discurso al PSOE

En el documento no se habla de 'sorpasso' al partido de Pedro Sánchez, pese a que en el fondo esté apuntando a ese fenómeno, inédito en España hasta ahora. Concuerda con la estrategia de Iglesias y Garzón de no zaherir al PSOE, de tratarlo como aliado para no ofender ni espantar a sus votantes, y apelar como rival al PP. "Salimos a ganar", reza el documento. Una pretensión que por sí misma jamás podía tener IU en el pasado pero que ahora, vistos los datos de las encuestas, es factible. La federación busca crear una ola creciente de apoyo, cimentada en una campaña "coral" y explicativa, que haga ver que los que llevan tiempo "haciendo temblar al bipartidismo se han unido en una confluencia que es el motor para cambiar el país". 

Destripando el discurso y las debilidades de PP, PSOE y Ciudadanos

El documento de IU también analiza las estrategias de campaña de los tres principales oponentes políticos. 

Del PP, da por hecho que pretende "polarizar la campaña en torno a dos ideas: defender los aciertos del Gobierno y situar como principal rival a Podemos-IU". Por eso, anticipa que el PSOE gobernará con Unidos Podemos, agitando el "fantasma del Frente Popular", incluye a Ciudadanos en "el bloque de la izquierda" y "demoniza a Podemos-IU", presentándolo como una "opción radical, extremista, comunista y, sobre todo (y esto puede ser lo más efectivo), como una amenaza para la estabilidad, la seguridad y la unidad de España". IU encuentra tres debilidades del discurso del PP: la corrupción, que es el partido de los recortes y que "nadie quiere pactar" con él. 

El PSOE aborda la campaña del 26-J desde una posición que IU entiende "contradictoria", puesto que subraya que pactará a derecha e izquierda, para mantener al electorado templado, "evitar la fuga" a Unidos Podemos y la abstención. Y para ello prevé que el PSOE hile un discurso de confrontación con el PP, de diferenciación "moderada" con Ciudadanos y de "ataque frontal a Podemos-IU", y "muy centrado en Pablo Iglesias", pintándolo como un político que "no es de fiar". 

IU subraya varias debilidades en esos argumentos del PSOE: que es un partido "en crisis", de suerte que si Pedro Sánchez no gana el 26-J, será "defenestrado" por los suyos; su pacto con C's le hace más vulnerable para sus votantes de izquierdas; "ha mantenido un sistema corrupto y defiende las mismas políticas económicas que el PP"; "tiene nulo perfil laboral" en estas elecciones y "aunque diga que se mide con el PP, en realidad su problema" es Podemos-IU, dice el texto. 

En cuanto a C's, la federación de Alberto Garzón entiende que Albert Rivera hará valer su papel de "bisagra" y de "sostén de la gobernabilidad, buscando la hegemonía en el voto de centro". Para ello, intentará diferenciarse con el PP enfatizando su "responsabilidad" y la crítica a la corrupción, distanciándose del PSOE y menospreciando a Unidos Podemos por haber provocado las nuevas elecciones, situando la coalición en el extremo de lo viejo frente a lo nuevo. 

IU subraya tres debilidades en el discurso de Rivera: su acuerdo con Sánchez, que "puede quitarle apoyos de la derecha", que puede ser el partido damnificado por el voto útil y que ha ejercido de "sostén del bipartidismo", por lo que su apelación a lo nuevo frente a lo viejo "se resiente". 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios