RUMBO A LA REPETICIÓN DE LAS ELECCIONES GENERALES

Podemos e IU cierran su alianza para el 26-J y Garzón será su número cinco por Madrid

Ambas formaciones consultarán a sus militantes y simpatizantes durante los días 10 y 11 de mayo el preacuerdo alcanzado, que si es ratificado se registrará el viernes ante la Junta Electoral

Foto: Alberto Garzón y Pablo Iglesias en la Puerta del Sol de Madrid, este 9 de mayo, tras anunciar el preacuerdo de Podemos e IU para las elecciones del 26-J. (José Camó)
Alberto Garzón y Pablo Iglesias en la Puerta del Sol de Madrid, este 9 de mayo, tras anunciar el preacuerdo de Podemos e IU para las elecciones del 26-J. (José Camó)

Podemos e Izquierda Unida cerraron este lunes un preacuerdo electoral, en el marco de las próximas generales del 26-J. Ambas formaciones consultarán a sus militantes y simpatizantes durante los días 10 y 11 de mayo el texto definitivo. En caso de resultado positivo, la coalición se registrará el viernes, último día legal. Alberto Garzón podría ser el número cinco por Madrid, según adelantaron fuentes de los dos partidos a este periódico, aunque oficialmente no hay confirmación.

Ambas organizaciones lanzaron un comunicado al filo de las 20 horas en el que anunciaban el cierre del preacuerdo "con el objetivo de recuperar el país en favor de las clases populares". "Tras el consenso alcanzado entre ambas formaciones en las líneas generales del acuerdo, el secretario de Organización de Izquierda Unida, Adolfo Barrena, ultimará en las próximas horas con su homólogo de Podemos, Pablo Echenique, el documento definitivo para su publicación y ratificación posterior", señala la nota. El dirigente de la formación morada se había trasladado este lunes a Madrid para cerrar los flecos del acuerdo. Minutos antes del lanzamiento del comunicado, Pablo Iglesias y Alberto Garzón grabaron un vídeo que colgaron un Facebook en el que anunciaban su entente, y lo hacían en la Puerta del Sol, donde nació el movimiento 15-M. El 'hashtag' patrocinado por los nuevos socios fue #sumamosparaganar, convertido al poco en 'trending topic'. Luego los dos dirigentes se encaminaron juntos hacia la sala Mirador de la capital, en el barrio de Lavapiés, para celebrar un "encuentro ciudadano" y para responder a las preguntas de los medios. 

[Consulta aquí en PDF el preacuerdo Podemos-IU]

El preacuerdo enviado a la prensa señala que la coalición quedará registrada con la fórmula Podemos-IU-(resto de partidos que la integren) y una marca común aún por decidir. Ninguno de los dos líderes quisieron avanzar el nombre, pero desmintieron que la denominación definitiva sea Unidos Sí Se Puede. En principio, la previsión es que ante la Junta Electoral Central se lleve la rúbrica Podemos-IU-Equo, puesto que el partido verde, que ya concurrió el 20-D con los de Iglesias, también se integrará en la entente para las generales del mes que viene. 

Al final IU impone su criterio y logra asegurarse al menos nueve diputados en el Congreso, encabezar 4 provincias para el Senado y su logo en la papeleta

En cuanto a las candidaturas, IU impone su criterio finalmente, ya que se quedará con un sexto de los escaños. El texto señala que "el acuerdo toma como referencia los resultados del 20-D y estima el posible resultado de la coalición aplicando la suma de los votos obtenidos por cada una de las organizaciones en el pasado proceso". Y sobre esa posibilidad, la de los 58 escaños para el Congreso -los 42 obtenidos sólo por la formación morada, más los dos de IU-Unidad Popular más los 14 que habrían conseguido juntas las dos organizaciones-, "se confeccionarán las listas de cada circunscripción de tal manera que quede garantizada la proporción de 1 a 6 en el previsible resultado final de escaños". O sea, que a IU le corresponderán en torno a 9-10 actas, aunque de nuevo no hay una cuantificación exacta. En cuanto al Senado, las dos fuerzas pactan que la federación "encabezará al menos cuatro circunscripciones". Nada se dice en el documento de la posición de Garzón, pero fuentes de los dos partidos coinciden en que será el quinto por Madrid. Todo apunta a que será en los próximos días cuando se despeje la incógnita.

Garzón e Iglesias sellan su alianza en Sol, el símbolo del 15-M, del que ahora se cumplen cinco años

El preacuerdo contiene que "se garantiza la visualización de las imágenes y logos de cada organización en los materiales de comunicación, campaña y papeletas de comunicación". Eso significa que las siglas y símbolos de Podemos e IU aparecerán en las papeletas, una de las cuestiones más sensibles. El texto también señala que se acordarán "unas bases programáticas comunes que serán las únicas que obligarán a defensa colectiva" pero que permite la soberanía a cada una de las dos fuerzas, y que aunque pueda haber actos conjuntos, la campaña "será diferenciada". Hasta el punto, incluso, de que cada partido financiará su campaña, si bien el presupuesto respectivo será "conocido por el órgano de gobierno" de la coalición, en el que por cada representante de IU habrá cuatro de la formación de Iglesias. 

Podemos e IU cierran su alianza para el 26-J y Garzón será su número cinco por Madrid

Durante el acto en la sala Mirador, en el que comparecieron juntos en medio de una enorme expectación, los dos dirigentes no dieron más detalles del acuerdo, y alegaron que sus negociadores cerrarían los flecos en las próximas horas. No querían entrar en cuestiones "menores", pese a que en los últimos días los focos de discrepancia se hallaban precisamente en las listas. Ambos querían vender el mensaje político de la entente. "Hoy el PP está preocupado porque surge un espacio político que le puede ganar las elecciones", señaló Iglesias. La unión de las dos fuerzas expresa el "deseo" de la gente, completó Garzón, que es "acabar con las políticas del PP y construir una sociedad más justa". "Hoy es un día histórico para España", celebró el diputado de IU. 

Pablo Iglesias y Alberto Garzón, en la sala Mirador de Madrid, este lunes tras anunciar su acuerdo. (EFE)
Pablo Iglesias y Alberto Garzón, en la sala Mirador de Madrid, este lunes tras anunciar su acuerdo. (EFE)

El secretario general de Podemos tuvo palabras conciliadoras con el PSOE, al que la coalición "sigue tendiendo la mano", y al que no ve como "adversario", sino como "aliado" para conseguir un "Gobierno progresista" tras el 26-J. Los alrededor de cien asistentes coreaban tras cada respuesta "¡Sí se puede!" y "Vamos a ganar al Partido Popular". 

La pregunta de IU a sus más de 70.000 militantes y simpatizantes

IU consultará a sus 72.041 militantes y simpatizantes entre mañana y pasado. La pregunta que planteará es esta:

"¿Estás de acuerdo con que Izquierda Unida concurra a esta segunda vuelta de las elecciones que se celebrará el 26-J en alianza electoral con Podemos, Equo, los partidos de Unidad Popular, las confluencias En Comú Podem en Cataluña, En Marea en Galicia y Compromís-Podemos-És El Moment en Valencia y otras fuerzas que apuestan por un cambio real en este momento histórico y que lo haga en las condiciones que se adjuntan?".

Respuesta: SÍ / NO / ABSTENCIÓN

Pistas ya por la mañana

El indicativo de que el acuerdo estaba ya muy cerca, aparte del cruce de declaraciones de este fin de semana, lo proporcionó este lunes Alberto Garzón en declaraciones a los periodistas en el Congreso: el pacto estaba listo a falta de "ajustar dos o tres escaños" y las dos fuerzas tenían su "voluntad política" de cerrarlo en el día de hoy. Podemos tiene convocada la consulta a sus bases, que comienza mañana y se cierra el miércoles. E IU ya tenía aprobado que haría un segundo referéndum, que lo hará coincidir con el de su aliado. Además, el plazo legal apretaba, pues es el viernes 13 de mayo cuando han de registrarse las coaliciones electorales.

 

Las diferencias más complicadas de limar han sido las relativas al reparto de los puestos de salida en las listas. Lo que la lógica dictaba. El consejo político federal de IU concretó el sábado sus exigencias: dado que aporta un tercio de los votos a la coalición -atendiendo a los resultados de diciembre-, considera que debe tener un sexto de los escaños en el futuro grupo del Congreso. O sea, entre ocho y doce diputados. El preacuerdo le garantiza al menos nueve. 

"Hoy el PP está preocupado porque surge un espacio que le puede ganar las elecciones", dice Iglesias. "Es un día histórico para España", añade Garzón

Podemos ofreció "multiplicar por siete" la representación de la formación aún liderada nominalmente por Cayo Lara: nueve miembros en la Cámara Baja y otros cinco en el Senado. Aparentemente, no había contradicción entre las demadas de IU y la propuesta de Podemos. Pero sí existían, porque cada organización entendía de forma distinta el concepto de puesto de salida. El domingo, el negociador del partido de Pablo Iglesias, Pablo Echenique, explicó que lo que su formación planteaba era cinco diputados seguros y cuatro posibles. O sea, una oferta bastante más modesta. El texto que se someterá a las bases no concreta  

"Muy razonable"

Garzón recordaba esta mañana que la propuesta de IU era "muy razonable", ya que estaba "lejos de la proporción de escaños" que le correspondería. La federación quiere hacerse valer, porque sabe que las encuestas vuelven a sonreírle, que su candidato tiene buena imagen -es, de hecho, el líder mejor valorado por los españoles y el que recibe mejor nota entre sus propios votantes, según el CIS-, al tiempo que las perspectivas de Podemos han caído tras este 'impasse' de cuatro meses. El diputado ya dijo a los suyos, y lo repitió este lunes, que si hubiera querido "cualquier acuerdo", ya lo habría firmado y llevado al consejo de IU, y no fue así, precisamente para intentar conseguir mejor botín. 

Dentro de la tensa disputa por los escaños se enmarcaba la propia posición de Garzón. Pablo Iglesias se negaba a ceder la tercera plaza, ocupada el 20-D por su secretario político, Íñigo Errejón, pero IU seguía presionando para dar una mayor visibilidad a su candidato. El portavoz había insistido además en que su lugar estaba en las planchas por Madrid, y no en ninguna otra circunscripción. 

Dentro de la federación, el coportavoz de Izquierda Abierta Gaspar Llamazares mostró su oposición al acuerdo, pero el candidato del partido al liderazgo de IU, Tasio Oliver, tenía una opinión bastante más matizada. En el caso de Podemos, Errejón saludó el pacto. 

Los cinco puntos del preacuerdo Podemos-IU

1. Coalición electoral. La fórmula jurídica de la alianza es una coalición electoral que firmarán todos los partidos que la integren, con sus correspondientes siglas, y que quedará registrada con la fórmula Podemos-IU-(resto de fuerzas): nombre de la coalición (por decidir). Según las fuentes consultadas por este periódico, lo que constará en el registro es el nombre Podemos-IU-Equo, a falta de que se elija la marca paraguas. 

Los órganos de gobierno de la coalición contarán con un representante de IU por 4 de Podemos y todas las decisiones sobre la representación ante las juntas electorales y la administración de los recursos electorales se adoptarán siempre "de manera mancomunada". El órgano rector estará operativo desde el próximo viernes, cuando quede registrada la alianza ante la Junta Electoral Central. 

Las organizaciones firmantes de la coalición "reconocen las identidades de cada una y su programa, así como los diferentes liderazgos". 

2. Visualización de las organizaciones. Se garantiza la visualización de las imágenes y logos de cada fuerza en los materiales de comunicación, de campaña y papeletas de votación. También se adaptarán a cada territorio las especificidades que pudiera requerir "la incorporación de otra fuerza política" a la entente. 

3. Programa. Habrá unas "bases programáticas comunes" que defenderán todos los socios. Lo que no esté en ese marco compartido podrá reivindicarlo de forma soberana cada firmante. 

4. Recursos. Se parte de la idea de una campaña "austera". Aunque pueda haber actos conjuntos, la campaña será "diferenciada" y cada organización "aportará los recursos necesarios para su propia campaña". El presupuesto electoral de cada una será no obstante conocido por el órgano rector de la coalición. 

La subvención que recupera la alianza, en lo referente a gastos electorales, y contra factura pagada, se corresponderá con lo pagado por cada organización. La ayuda que reciba la coalición por los resultados en votos estará en el marco de la proporcionalidad acordada (1 a 4), y la que le llegue por escaño conseguido tendrá una relación directa con las actas que obtenga cada organización. Los ingresos que lleguen por la Ley de Financiación de Partidos se repartirán con la proporción pactada, con una prima del 5% para IU

5. Candidaturas. El acuerdo toma como referencia los resultados del 20-D y estima el posible resultado de la coalición aplicando la suma de votos obtenidos por las dos organizaciones. Sobre esa posibilidad se confeccionan las listas para cada provincia de manera que quede resguardada la proporción 1 a 6 en el previsible resultado final de escaños. Para el Senado, IU encabezará las candidaturas de al menos cuatro circunscripciones. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios