EL CAMINO HACIA EL 26-J

Sánchez no se someterá a otra investidura: "Estamos abocados a elecciones"

El secretario general se rinde y comunica al Rey que no cuenta con los apoyos suficientes para lograr la Presidencia del Gobierno. Carga la responsabilidad del bloqueo en Podemos y PP

Foto: El rey Felipe VI recibe en el palacio de La Zarzuela a Pedro Sánchez, este 26 de abril. (EFE)
El rey Felipe VI recibe en el palacio de La Zarzuela a Pedro Sánchez, este 26 de abril. (EFE)

"Le he dicho al Rey que no cuento con más de 131 escaños y en consecuencia es insuficiente para hacer frente al bloque del bloqueo de Mariano Rajoy y de Pablo Iglesias. Ni puedo ni debo someterme a una sesión de investidura", así que "con probabilidad no se tramitará ninguna propuesta de candidato" y el país está "abocado a elecciones". Mensaje nítido de Pedro Sánchez al Rey. E inequívoco, porque confirmaba lo que ya era inevitable: la repetición de las generales el 26 de junio, por culpa básicamente de dos partidos, el PP, que ha "vegetado", porque está "aislado" y no puede "negociar con nadie", y Podemos, que "ha cerrado la puerta al cambio" en cuanto había la mínima posibilidad de acercamiento al PSOE, porque en realidad "nunca quiso pactar". "Algunos hemos trabajado para que ese fracaso no se produjera y otros sí. Uno fue Iglesias y el otro Rajoy". 

[Consulta aquí en PDF la intervención inicial de Pedro Sánchez]

El líder del PSOE compareció este martes en rueda de prensa en el Congreso tras su despacho de algo menos de una hora con Felipe VI en la Zarzuela. Para entonces ya había podido comprobar que la oferta de Compromís no había dado casi nada de sí. Después de que se calentasen las expectativas por la aceptación casi integral del PSOE al texto enviado esta mañana por la coalición valenciana, las posibilidades reales de formar Gobierno se desvanecieron rápidamente. Se sumaron sucesivos noes. Para empezar, de su socio Albert Rivera, que "ni siquiera" entró a comentar el documento. Y Podemos cargó las culpas en los socialistas. Igual que Compromís, cuya líder, Mònica Oltra, consideró un "insulto a los españoles" que Sánchez quisiera gobernar con solo 90 escaños, ya que desechó de nuevo el Gobierno a la valenciana y puso como condición un Ejecutivo de independientes y que le apoyasen dos Presupuestos Generales del Estados para darle "estabilidad". 

Sánchez no se someterá a otra investidura: "Estamos abocados a elecciones"

Pero Sánchez sí hizo distinciones y descargó la responsabilidad de las nuevas elecciones en Podemos y, singularmente, en Pablo Iglesias. De hecho, a Compromís le agradeció sus esfuerzos de última hora por intentar salir del bloqueo. Recordó que su partido dijo "amén" a 27 de las 30 medidas contenidas en el texto enviado esta mañana, pero Podemos "echó el candado", porque "vive mejor con Rajoy" que con un presidente socialista. Eso le sirvió además al líder socialista para hacer pedagogía de todo el empeño puesto por su partido por intentar articular un "Gobierno del cambio", para hacer pedagogía de cara a los ciudadanos en lo que sonó como un primer mitin de campaña. "Hemos trabajado hasta el final, hasta el último minuto". Y esos intentos no serán en balde, a su juicio, porque "el cambio se aplaza dos meses", hasta la celebración del 26-J, pero "llegará", aseguró, convencido de que la liturgia de los pactos volverá a ser ineludible. 

Sánchez no se someterá a otra investidura: "Estamos abocados a elecciones"

Las dos alas de Podemos

Y aunque se trate de un "doble bloqueo", de PP y Podemos, el secretario general señaló claramente a Iglesias como el agente culpable de la "repetición de elecciones", y "no una segunda vuelta", precisó. Tal vez porque el no de Rajoy se daba por descontado y era hasta cierto punto lógico ya que pretendía sacarle de La Moncloa, adujo -"Rajoy espera su bien del mal de volver a convocar unas elecciones"-. Pero la cerrazón del líder emergente resulta, a ojos del PSOE, "inexplicable". La dirección ha concluido que su filosofía era la de "imponer y no acordar", porque en todo momento mostró preocupación por los "sillones" y no por las políticas, pese al constante cruce de documentos.

Sánchez subrayó además que el bloqueo era achacable al jefe de la formación morada. El cambio se produjo a la altura de la Semana Santa, ilustró, cuando se produjo un "debate" en Podemos, entre el "ala moderada" liderada por Íñigo Errejón y el "ala dura" de Iglesias y Juan Carlos Monedero. Esta fue la que "ganó". Y recordó también qué ocurrió tras las últimas autonómicas y municipales, cuando el PSOE puso sobre la mesa una "hoja en blanco" para apoyar la investidura de los alcaldes del cambio, caso de Madrid, Barcelona o A Coruña. "Donde no está Iglesias hemos llegado a acuerdos. La pena es que Errejón no sea una persona de peso", lamentó, metiendo el dedo en la llaga interna. Sánchez cree que los votantes habrán tomado nota de la actitud del secretario general de la fuerza morada. "Vamos a una repetición de elecciones desgraciadamente porque Iglesias no ha tenido la voluntad ni el arrojo" para llegar a un acuerdo, cargó. 

Los españoles saben que votar a Iglesias es votar contra el PSOE y perpetuar a Rajoy. Qué más da que vayan con unos o con otros

Pese al "bloqueo" impuesto por Iglesias, Podemos no será el "adversario" del PSOE durante la campaña, porque seguirá siéndolo el PP. Aunque no dejará de recordar por qué se llega a unos nuevos comicios. Claro que de camino puede cuajar la alianza de la formación morada con IU. Sánchez no dio síntomas de estar preocupado por ese pacto. "Lo importante es lo qué se hace con los escaños [...]. Los españoles hoy saben que votar a Pablo Iglesias es votar contra el PSOE y perpetuar a Mariano Rajoy como presidente. Qué más da que vayan con unos o con otros, si al final Iglesias lo que va a hacer es votar en contra del PSOE", sentenció. No quiso entrar en "encuestas", "suposiciones" ni "pronósticos" publicados en los últimos días respecto a la posibilidad de un 'sorpasso' por la izquierda. Su única esperanza es que Iglesias "rectifique" y "aprenda" de lo sucedido en los últimos meses, más allá de que ahora se presente "con los que hace tres días no criticaba, sino que insultaba". 

Sánchez no se someterá a otra investidura: "Estamos abocados a elecciones"

Y ahí la primera cuña de campaña de los socialistas: "Los que consideren que han llegado la hora del cambio, pueden confiar en el partido que ha trabajado por ello, que es el PSOE". O sea, se anticipa un mensaje en clave binaria: cambio sí (PSOE) o cambio no. Tras la nueva convocatoria, tiene claro "con quién no" va a pactar, ni con las fuerzas independentistas -en las que nunca quiso hacer descansar su Gobierno, porque no quería ser presidente "a cualquier precio"- ni con el PP. Pero tras el 26-J habrá que ver con qué fuerza se quedan los socialistas, y cuál es su propia situación dentro del partido. 

Los errores que asume

Sánchez afirmó que su ánimo, "lejos de ceder, se ha fortalecido" en las últimas semanas, pese al fracaso de su investidura, porque ha dedicado "todos los esfuerzos" a un Gobierno "de cambio", por "deber" con sus votantes y los militantes socialistas. La autocrítica que hace es que tenía que haberse puesto a negociar desde el mismo 21 de diciembre. "Mi error fue respetar los turnos", insistir en que era "el turno de Rajoy" hasta que el Rey le encomendó la tarea de intentar formar un Ejecutivo alternativo. Y esa es la enseñanza que extrae para la nueva convocatoria, que habrá que empezar a negociar "desde el 27 de junio". 

Sánchez abrirá el proceso de primarias este sábado, en las que espera contar con un "amplio respaldo". Su intención es "repetir" las listas y el programa del 20-D

Durante la reunión que mantuvo con el Rey, este le trasladó una "recomendación", según desveló el líder socialista, que los partidos deben mirar "para adelante" y no entrar en una campaña "de reproches", sino plantear propuestas "de futuro", con soluciones que requiere el país. Consejo que Sánchez asume: afrontará la campaña de forma "positiva" y proponiendo, en consecuencia, "un sí rotundo y claro al cambio", y el "único" capaz de llevarlo a cabo es el PSOE. "Cuanto más fuerte esté el PSOE, mayores garantías de cambio habrá". El monarca también pidió al secretario general, como a los otros representantes políticos con los que ha despachado estos dos días, "austeridad" en la campaña. 

Sánchez no se someterá a otra investidura: "Estamos abocados a elecciones"

El siguiente paso que dé Sánchez será interno. Este miércoles reunirá a su ejecutiva para que convoque el comité federal para el sábado 30 de abril. Entonces se abrirá el proceso de primarias. El líder reiteró que se presentará a ellas y que espera contar con un "respaldo bastante amplio de la organización", porque "ha hecho las cosas bien" y el PSOE "ha cumplido con su deber". Las primarias son una de las "fortalezas" y no de las "debilidades" del partido, presumió, consciente de que no tendrá rival, previsiblemente. El planteamiento de Sánchez es "repetir" las listas del 20-D y mantener el programa de las últimas generales. 

¿Y qué pasa ahora con Ciudadanos? Sánchez agradeció los esfuerzos de Albert Rivera por sentarse a la mesa y acordar con una fuerza que está en otra latitud ideológica. Como agradeció su colaboración a Coalición Canaria. Pero no anticipó qué pasará con el pacto suscrito el 24 de febrero. Ni tampoco quiso adelantar si la formación naranja pactará con el PP tras el 26-J si los números dan. Lo que sí concluyó es que los "vetos nominales" -o sea, entre los dos emergentes- y los "sillones" arruinaron una negociación en la que siempre confió pese a los numerosos indicios de que perseguía un imposible. Y así ha sido. La obra, de cualquier modo, acabó. Ya no hace falta mantener viva ninguna esperanza. España tiene otra cita con las urnas el 26 de junio. El Rey puso el punto final. No hay vuelta atrás

Un guiño a los medios... después del encontronazo de Iglesias

Pedro Sánchez llevaba su intervención inicial escrita y se explayó durante 22 minutos en hacer pedagogía del camino recorrido

Y en ella también incluyó un agradecimiento "de corazón" al "extraordinario trabajo" de los medios de comunicación "en estos cuatro meses de legislatura". "Creo que nuestra democracia es hoy más fuerte gracias, precisamente, a la buena labor" de la prensa, "a vuestra rigurosidad en el tratamiento de la información y también a la pluralidad" de los medios. "Así lo reconocen la mayoría de españoles y así lo reconozco yo también como ciudadano y como político", dijo a los periodistas nada más arrancar. 

Esa dedicatoria no podía verse como fruto de la casualidad. El jueves pasado, Pablo Iglesias ridiculizó a un redactor de 'El Mundo', Álvaro Carvajal, durante una conferencia en la Complutense y se llevó las críticas de los colectivos profesionales. Al final, tuvo que pedir disculpas. Sánchez apoyó al periodista del diario y este martes quiso enhebrar ese mensaje de agradecimiento expreso a los medios

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios