PENÚLTIMO DESPACHO DEL MONARCA EN SU SEGUNDA RONDA DE CONTACTOS

Pedro Sánchez: "Estoy dispuesto a intentar formar Gobierno si Rajoy renuncia"

El secretario general del PSOE manifiesta al Monarca que está preparado para dar "un paso al frente" y construir un acuerdo, hablando con todas las fuerzas, tras el ejercicio de "escapismo" del presidente

Foto: Pedro Sánchez, al comienzo de su rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, este 2 de febrero tras su entrevista con el Rey en la Zarzuela. (EFE)
Pedro Sánchez, al comienzo de su rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, este 2 de febrero tras su entrevista con el Rey en la Zarzuela. (EFE)

Pedro Sánchez hizo público lo que ya venía advirtiendo su partido en los últimos días: que asumiría el reto de intentar formar Gobierno en caso de recibir el encargo del Rey. Aún no se ha producido ese momento, pero el secretario general del PSOE sí adelantó al jefe del Estado que está "dispuesto" a "dar un paso al frente" para construir un acuerdo y dialogar con "todas las fuerzas políticas" y armar un Ejecutivo "transversal, progresista y reformista". Siempre que esta tarde Mariano Rajoy formalice su renuncia por segunda vez, después de su "inédito" ejercicio de "escapismo político". Su propósito es "sacar a la democracia española" y a sus instituciones de la situación de "bloqueo" en que se encuentra. 

Ese fue el principal anunció que dejó el secretario general de los socialistas en rueda de prensa en el Congreso tras su segunda entrevista con Felipe VI, la penúltima con la que se cerrará esta ronda de contactos. Disposición plena, con lo que es presumible que reciba la encomienda del Rey. Aunque este ya adelantó a Pablo Iglesias que entendía que el candidato a la investidura debía tener un proyecto algo más "avanzado", y Sánchez aún no ha comenzado las negociaciones con ninguna fuerza. No tiene apoyos amarrados en su contador. Ninguno. 

En caso de que se oficialice el encargo real, Sánchez comenzará la ronda de contactos "mañana mismo", porque "no se puede esperar ni un minuto más". Pero si el Monarca abre un periodo de reflexión y no postula a ningún aspirante, dio a entender que iniciaría las negociaciones de igual modo, a fin de deshacer el empantanamiento institucional. No adelantó qué tiempos maneja para intentar trenzar un acuerdo, ni la metodología, ni con quién se verá las caras antes o con quién después, ni cuál es su combinación favorita. Sí que hablará con todas las fuerzas, incluido el PP -"por supuesto"-, porque fue votado por siete millones de españoles y le merecen "todo el respeto", aunque no buscará su apoyo. Evadió todas las cuestiones de los periodistas que le pedían mayor concreción con un "paso a paso" o un "estamos a escasas horas" de conocer si el jefe del Estado le propondrá para la investidura. 

Pedro Sánchez: "Estoy dispuesto a intentar formar Gobierno si Rajoy renuncia"

La dificultad de la aritmética

Las circunstancias respecto a la primera entrevista con Felipe VI en la Zarzuela son sustancialmente distintas. El pasado 22 de enero, Sánchez se metió en el despacho del Monarca mientras Pablo Iglesias revelaba el contenido de su oferta al PSOE: un Gobierno tripartito de coalición que integrase a IU y con él como vicepresidente. En esta segunda ronda, los dos secretarios generales acudieron en días distintos. Iglesias, ayer, y lo que hizo fue ratificar su propuesta, así que no hubo sorpresas. En aquella ocasión, aún no se conocía el rechazo de Rajoy, presidente en funciones, a la oferta del jefe del Estado. Ahora, esta misma tarde, el líder socialista puede recibir el encargo de intentar formar Gobierno. 

El líder socialista también dialogará, "por supuesto", con el PP, porque los siete millones de votantes le merecen "todo el respeto"

Los números son 'a priori' complicados, por los vetos cruzados de todos los partidos. El PP votará en contra de cualquier candidato que no sea el suyo, Rajoy. Ciudadanos no quiere ningún acuerdo de gobierno en el que esté Podemos, y Podemos ya ha anticipado que Sánchez no puede integrar en un mismo proyecto a los dos emergentes, así que no respaldará la suma con PSOE y Ciudadanos.

Felipe VI, con Pedro Sánchez, este martes en la Zarzuela. (EFE)
Felipe VI, con Pedro Sánchez, este martes en la Zarzuela. (EFE)

 

Ambos, Albert Rivera y Pablo Iglesias, le instaron a decidirse entre uno u otro. Sin embargo, el secretario general siempre ha reiterado que perseverará en la búsqueda del consenso, y que mirará "a izquierda y derecha". También lo reiteró hoy. 

"Para poder, hay que querer"

El líder socialista pidió a las dos formaciones emergentes que dejen de hablar de "vetos" y se centren en discutir qué pueden hacer "unidos" para intentar un pacto de gobierno. "Lo importante es que estemos todos a la altura de nuestra responsabilidad y sus desafíos [...]. Creo honestamente que los españoles no entenderían que las fuerzas del cambio no nos uniéramos para propiciar ese cambio", apeló.

Reclama a Podemos y C's que se dejen de "vetos". "Los españoles no entenderían que las fuerzas del cambio no nos uniéramos para propiciar ese cambio"

Respecto a Podemos, fue sumamente cauteloso. Como dijo el pasado sábado ante el comité federal, reconoció que ha sido objeto en las últimas semanas "no solamente de desplantes, sino de la arrogancia" de Iglesias, así que le pidió "respeto", el mismo que él dispensa a la formación morada. "En algunas ocasiones, para poder, hay que querer, y por tanto se abrirá el momento, cuando llegue, de saber si Podemos realmente quiere", avisó. Y a la propuesta de Gobierno lanzada por Podemos en Aragón, Sánchez respondió con el sarcasmo: Iglesias debe de haber leído "el último capítulo del manual de negociación", porque lo que importa ahora es el "para qué", y no quiénes se sentarán en el futuro Ejecutivo. 

Pedro Sánchez: "Estoy dispuesto a intentar formar Gobierno si Rajoy renuncia"

Sánchez se encuentra cercado internamente. El pasado sábado, su dirección cedió en la fecha del congreso federal, aunque el líder se sacó un as de la manga: la consulta a la militancia. Así, las bases tendrán que refrendar el acuerdo que sea capaz de trenzar -si lo consigue- en las próximas semanas, y pasará por una ratificación posterior en el comité federal. Pero la división dentro del PSOE es total. Las federaciones críticas, encabezadas por Andalucía, recelan de un entendimiento con Podemos y rechazan de plano que la potencial investidura de su jefe dependa de la abstención o la ausencia de fuerzas separatistas, como ERC o Democràcia i Llibertat (DiL, la antigua Convergència), las cuales no obstante ya han advertido de que no facilitarán un Ejecutivo que no reconozca el derecho a decidir y la "plena soberanía" de los catalanes.  

Se ve "fuerte"

De nuevo, no hubo mayor concreción. Sánchez repitió que no va a "buscar el apoyo" de los soberanistas. Pero eso no quiere decir que rechace su abstención. Y lanzó la advertencia de que no son sus compañeros quienes le atan de manos, sino que son sus propias creencias: "A mí el comité federal no me impide. Me impiden mis convicciones, y ya he dicho en reiteradas ocasiones que no voy a ser presidente a cualquier precio", aseguró, para mostrarse dispuesto a "tender la mano a aquellas formaciones que tengan voluntad de respetar la integridad territorial de España". 

"Yo no oculto nada. Soy secretario general y ejerzo mi responsabilidad", responde Sánchez a las preguntas de por qué no previno a los barones de la consulta

Tampoco se explayó cuando se le preguntó por la dialéctica interna o por qué no había adelantado a los barones su intención de someter el pacto al escrutinio de las bases, pese a que se había reunido con ellos a lo largo de toda la semana pasada y al menos a uno, el aragonés Javier Lambán, se lo negó. Tampoco aclaró cuándo tomó la decisión. "Yo no oculto nada. Soy secretario general del PSOE y ejerzo mi responsabilidad", replicó tras la insistencia de la prensa, dando a entender que fue una decisión suya y solo suya y la hace por su cargo. También despachó lacónicamente la pregunta de si pretendía buscar la pugna entre los líderes autonómicos y sus bases, como denunció esta mañana Lambán en un desayuno en Madrid ["Está fuera de toda duda que existe un empeño generalizado de desacreditar a los secretarios regionales del PSOE y de enfrentarlos a los militantes de sus comunidades", había dicho Lambán]. "En absoluto", se limitó a contestar Sánchez. 

Pedro Sánchez: "Estoy dispuesto a intentar formar Gobierno si Rajoy renuncia"

Sí explicó que cuando fue elegido cabeza del partido, en el verano de 2014, "siempre" defendió que debía abrirse a las consultas a los afiliados, y no se le "ocurre mejor asunto" que este, un "eventual acuerdo de gobierno con distintas formaciones políticas". Tiene la "legitimidad" de haber sido el primer líder del PSOE elegido por sufragio directo. Algo que los barones rebaten, recordándole que fueron sus aparatos los que se emplearon a fondo para movilizar a sus militantes y ganar al vasco Eduardo Madina. El referendo será convocado por la ejecutiva en su momento y lo que se someterá al escrutinio de los afiliados es "un texto con un acuerdo". No precisó, como se le interrogó, si contendrá los apoyos y las abstenciones suficientes para sacar adelante su investidura, como por ejemplo reclamaron los presidentes de Andalucía y Asturias, Susana Díaz y Javier Fernández. 

A Sánchez se le veía profundamente incómodo con todas las preguntas que intentaban arrojar algo de luz sobre la división interna del PSOE. Eso sí, dijo sentirse "fuerte". "Si no me sintiera así, no hubiera dado el paso que he dado al plantearle al Rey la predisposición del PSOE a desbloquear la situación". Eso se sabrá, teóricamente, en horas. 

[¿Qué partidos deberían pactar para formar Gobierno?]

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
50 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios