"O PODEMOS O CIUDADANOS"

Iglesias aumenta la presión: exige a Sánchez que elija socio y mantiene el referéndum

El líder de Podemos ha hecho malabarismos verbales para negar que su emplazamiento a Sánchez fuese un ultimátum, mientras ve escaparse "la oportunidad histórica" de un "Gobierno de cambio"

Foto: Pablo Iglesias, a su llegada una reunión del grupo parlamentario de Podemos celebrada ayer en el Congreso. (EFE)
Pablo Iglesias, a su llegada una reunión del grupo parlamentario de Podemos celebrada ayer en el Congreso. (EFE)

La impaciencia comienza a cundir en Podemos. Pablo Iglesias hizo malabarismos verbales, tras su reunión con el Rey, para negar que sus exigencias a Pedro Sánchez, a quien conminó a elegir entre Podemos o Ciudadanos, fuesen un utimátum o buscasen incrementar la presión sobre el líder socialista. Con un inusual tono cordial y conciliador e incluso “apesadumbrado”, como si anticipase que “la oportunidad de un Gobierno de progreso” se le escapaba de las manos, el líder de Podemos animó a Sánchez en más de media docena de ocasiones a “definirse con la gran coalición o con el cambio”. Sin embargo, evitó poner plazos y se atrevió a ofrecer ayuda a Sánchez “para superar las presiones internas y externas” que habría recibido para evitar un pacto con Podemos.

Si por un lado Iglesias se mostró comprensivo, por otro exigió “valentía”. Si por un lado ofreció ayuda a Sánchez para lidiar con bloqueos internos, por otro se alineó sin fisuras con el derecho a decidir, principal escollo de los barones para llegar a acuerdos. Si por un lado mostró esperanza ante la decisión de Sánchez de consultar a las bases sobre los pactos, por otro no ocultó su desconfianza porque la indecisión del líder socialista podría deberse a una hoja de ruta oculta: la gran coalición. Todo para volver a subrayar que “la mano sigue tendida” y recalcar que la pelota está en el tejado de los socialistas.

Podemos ya ha blanqueado su hoja de ruta, y tanto si se conforma un Gobierno conservador -gran coalición- como si se repiten elecciones, la formación emergente se desprende de cualquier responsabilidad. Mientras tanto, los apelativos épicos comienzan a definir un escenario que parece alejarse más “cada día que pasa”: compromiso histórico, oportunidad única...

Como si anticipase que "la oportunidad histórica" se le escapaba de las manos, Iglesias animó a Sánchez en más de media docena de ocasiones a "definirse"

Como bonus, Iglesias ha conseguido relegar a Ciudadanos hacia la bancada del “inmovilismo” o, lo que es peor aún, de los recortes. Es por ello que la opción de un Gobierno socialista junto a Ciudadanos y Podemos ha sido rechazada frontalmente por Iglesias: “Somos incompatibles”, en referencia al programa económico de las dos formaciones emergentes.

Que cada cual se retrate

La única opción alternativa a la de PSOE-Podemos-IU que, "por aritmética parlamentaria", ve viable Pablo Iglesias es la surgida de “un acuerdo entre PP, PSOE y Ciudadanos". Una mala noticia para España, pero legítima, según se ha referido el líder de Podemos a esta segunda opción "inmovilista" que, añade, se consumaría bajo dos fórmulas posibles: "O la abstención del PP o la del PSOE". Una vez más, Iglesias alerta: "Hay que definirse o con la gran coalición o con el Gobierno de cambio y de progreso".

Hoy se cumplen 11 días desde el último contacto -telefónico- entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. La falta de comunicación está agotando la paciencia de la dirección de Podemos que, además, lamenta que se hayan producido gestos en la dirección contraria a la de impulsar un acuerdo. “Cada día que pasa vemos más decisiones orientadas a una alianza con Ciudadanos, que ellos mismos denominaban de derechas, y el PP”, explicaban incluso antes de la celebración del comité federal fuentes del partido.

La distancia se va acrecentando, pero Iglesias sigue repitiendo: "Si Pedro Sánchez quiere, podríamos tener Gobierno mañana". Eso sí, si quiere ser presidente, debe "aprender a ser dialogante y hábil", espetaba el líder de Podemos sin titubear. Además, antes debe pasar también por el aro del derecho a decidir.

Para el líder de Podemos, el reférendum en Cataluña "es la mejor situación posible al actual bloqueo institucional". El secretario general de la formación emergente se ha alineado con las exigencias de Domènech, para quien la plurinacionalidad es el marco en el que se deben encuadrar las soluciones para el "modelo territorial”. Más concretamente, el portavoz de la coalición impulsada por Ada Colau ha defendido que “el referéndum es la única opción real de desbloquear la situación”. Tampoco cree Iglesias que la negativa de los partidos independentistas catalanes a votar a favor de un Gobierno de izquierdas sea definitiva.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios